Inicio

LOS PRONOMBRES

Deja un comentario

Los pronombres constituyen una parte variable de la oración. No tienen una función específica, sino varias.


La clasificación de los mismos se divide en tres grandes grupos: personales, demostrativos y posesivos.

 

En el Esbozo de una nueva gramática de la lengua española la RAE dice que los pronombres no tienen contenido semántico, Esto significa que, es posible que tengan un significado propio, pero sí para qué sirve.

 

La función del pronombre

No existe una única función del pronombre. Dicha utilidad radica en el tipo de pronombre que se está utilizando.


Existen pronombres, especialmente dentro de los pronombres personales, que pueden tener varias funciones. Una de ellas es, la de reemplazar al sujeto en la oración. Ejemplo: Tú, él, nosotros. Cada una de estas palabras puede estar reemplazando a un sujeto, que se sobreentiende o ya fue mencionado en la oración.

Los pronombres reflexivos, por ejemplo, también pueden ser enclíticos o proclíticos, dependiendo de la posición que ocupan en relación al verbo.

 

En el cuadro de abajo se expone brevemente el concepto de cada tipo de pronombre, seguido de un ejemplo.

 

PRONOMBRE

CONCEPTO

EJEMPLOS

PRONOMBRES PERSONALES

Son aquellos que designan a las personas gramaticales. Sustituyen al sustantivo cuando este ya ha sido nombrado Se dividen en varios tipos

Yo, tú, me, ellos, nosotros, me, te, se.

Pronombres personales tónicos
(yo, tú, usted, ello, ella, él, mí, ti, ustedes, nosotros, vosotros)

Pueden funcionar como sujeto, atributo o como preposición.

eres un buen muchacho.
Ella no irá a la fiesta.

Pronombres personales átonos
(me, te, lo, la, le, nos, os, los, las, les)

Funcionan como complemento directo o indirecto y también como parte de verbos pronominales


Me duele la herida.
Mañana te llevo tu regalo.

Pronombres reflexivos
(me, te, se, nos, os, se, mí, conmigo, ti, vos, contigo, usted, sí, consigo, nosotros)

Se refiere a que la acción realizada por el sujeto, tiene efecto directo en él. Tal sujeto está representado por el pronombre reflexivo

Yo me lo merezco.
Nos lo llevamos.

Pronombres enclíticos
(me, te, se, nos, os, lo, la, le, los, las, les)

Tipo de pronombre átono que va unido a un verbo precedente, formando una sola palabra

Debo ponerlo en su lugar.
Debe quererla mucho.

Pronombres proclíticos
(me, te, se, nos, os, lo, la, le, los, las, les)

Tipo de pronombre átono que va unido a un verbo antecedente, aunque escrito separadamente

Lo hizo a propósito.
Te vi ayer en el parque.

PRONOMBRES DEMOSTRATIVOS
(esto, eso, aquello)

Indican la distancia que existe entre las personas u objetos que intervienen en la oración

¿Qué es esto?
Aquello se ve enorme.

PRONOMBRES POSESIVOS
(mi, tuyo, tuya, suyo, suya, vuestro, nuestro)

Manifiestan la idea de pertenencia o posesión

Ese libro es mío.
¿Este libro es tuyo?

 

Anuncios

LOS PRONOMBRES

Deja un comentario

EJERCICIOS

 

Cuando _______ veas ________ dices que necesito conversar con ________.

 

Si quieres ____ llamas y ____ dices que ____ esperamos el miércoles a las 18.30 para ir al cine.

 

____ no tiene nada. Todo ___ que dice tener es de su madre quien ___ dio poder para que ____ administre los bienes.

 

Si ____ ves, ____ dices que me llame por teléfono.

 

Si ____ quieres, dile ahora que ____ amas.

 

Si ____ quieres, tú ____ compras, porque yo no tengo dinero.

 

Si ____ necesitas, ¿Por qué no se ____ pides a Mario? ____ es muy buena persona, el mes pasado le prestó ese mismo instrumento a Carlos.

 

____ fueron a buscar al terminal de buses.

 

____ fueron a buscar sus propios padres.

 

¿Busca a Tito? Si ____ busca en la sala ____ encontrará.

 

¿Buscas el libro? Si ____ buscas en la sala ____ encontrarás.

El pueblo esperaba ansioso lo que ____ diría después de dos años de gobierno.

 

Juan siempre sale a comprar a tontas y a locas. ____ dijimos que ____ mirará bien y ___ probara antes de comprarlo.

 

Hoy vi a Mario en el centro… Yo también ____ vi, ____ estaba comprando zapatos.

 

Mamá, ¿nos podemos sentar a ver televisión en el sillón del abuelo? No, ustedes saben que ese está reservado por si ____ viene.

 

A ese hombre ____ condenaron por un delito que ____ no cometió.

 

Cuando arribes al aeropuerto en Madrid, ____ te va a estar esperando.

 

Si Pedro viene _____ dices que necesito hablar con ______

 

María dice que ____ ama, pero no se atreve a decírselo.

LOS PRONOMBRES

Deja un comentario

Yo leo un libro.

lees un libro.

Ella lee un libro.

Nosotros saltamos.

Vosotras saltáis.

Ellos saltan.

 

Las palabras destacadas en la tabla anterior se refieren a personas que realizan una acción cuyos nombres no se mencionan. Son pronombres personales. Pueden ser de tres clases:

 

Persona

Remiten, señalan o se refieren a…

Ejemplos

Primera

La persona que habla o escribe.

yo, nosotros, nosotras

Segunda

La persona con quien se habla (la que escucha) o a la que se escribe.

tú, vosotros, vosotras

Tercera

La persona o cosa de quien se habla o escribe.

él, ella, ellos, ellas

 

Además de los pronombres personales citados en los ejemplos de la tabla anterior, a los que llamamos pronombres personales sujeto, hay otras formas que se refieren a personas u objetos que reciben una acción o participan de ella. Son los pronombres personales de objeto.

 

He comprado un libro. Lo he comprado. (El libro)

He leído una revista. La he leído. (La revista)

Regalé un pastel a mi hermano. Le regalé un pastel. (A mi hermano)

Compré una revista a mis padres. Les compré una revista. (A mis padres)

 

Hay veces en las que utilizamos de forma incorrecta los pronombres la, la, los, las, le, les de forma incorrecta. Estas incorrecciones se llaman leísmo, laísmo y loísmo.

 

Se produce leísmo si utilizamos le o les cuando deberíamos utilizar lo, la, los o las.

 

Coge el libro.

Cógelo.

Cógele.

Correcto

Incorrecto

 

El leísmo está permitido cuando se refiere a personas.

 

Vi a Manolo ayer.

Lo vi ayer.

Le vi ayer.

Correcto

Admisible

 

Se produce laísmo cuando usamos la o las en lugar de le o les. Es muy frecuente en algunas zonas.

 

Dio el libro a Ana.

Le dio el libro

La dio el libro.

Correcto

Incorrecto

 

Se produce loísmo cuando usamos lo y los en lugar de le y les. Casi nadie es loísta.

 

Dio el libro a Luis.

Le dio el libro

Lo dio el libro.

Correcto

Incorrecto

LOS PRONOMBRES

Deja un comentario

Los pronombres son palabras que sustituyen al nombre y pueden ser: personales, posesivos, reflexivos, relativos e interrogativos.

 

Pronombres Personales

Los pronombres personales se usan para sustituir un nombre que se ha mencionado con anterioridad, para hablar de uno mismo o de terceros.

Ejemplos: Beatriz canta una canción. Ella canta una canción para ti.

 

Pronombres Posesivos

Los pronombres y determinantes posesivos reflejan la posesión, la pertenencia.

Ejemplos: Es mi maleta. (determinante posesivo). Es la mía. (pronombre posesivo).

 

Pronombres Reflexivos

Los pronombres reflexivos son: me, te, se, nos, os. Se usan con los verbos reflexivos. Estos pronombres siempre hacen referencia al sujeto.

Ejemplos: Me miro en el espejo.

 

Pronombres Relativos

Los pronombres relativos son aquellos que unen una oración principal a una de relativo.

Ejemplo: La policía busca al hombre que atracó el banco.

 

Pronombres Interrogativos

Los pronombres interrogativos son: qué, quién y cuál. En una oración interrogativa parcial sustituyen al sustantivo sobre el que se está preguntando.

Ejemplos: ¿Quién ha dicho eso? ¿Qué ha dicho?

 

Pronombres Demostrativos

Entre los pronombres demostrativos se encuentran: este, ese, aquel. Se usan para designar algo concreto.

Ejemplos: ¿Qué coche quiere comprar, este o aquel?

 

Pronombres Indefinidos

Algunos de los pronombres/determinantes indefinidos son: algo, alguien, cualquiera, nada, ningún. Se usan para generalizar acerca de algo.

Ejemplos: No tengo ningún libro. (determinante). ¿Puedes prestarme alguno? (pronombre).

 

LOS PRONOMBRES

Deja un comentario

Pronombres personales sujeto

El sujeto es el que hace la acción.

El pronombre personal, tanto sujeto como complemento, se sitúa siempre inmediato al verbo.

En español, el pronombre sujeto de 1² y 2² persona se emplea solamente en casos en que es precisa la aclaración o en que se pone énfasis sobre él.

Nosotros no podremos venir.

Tú eres el que debe hacerlo.

En la inmensa mayoría de los casos, la forma verbal incluye la indicación que permite la determinación del sujeto.

¿Todavía no has comido?

Todavía no hemos comido

En cuanto al de tercera persona, el pronombre personal sujeto también se suprime siempre que no sea necesario para la claridad.

Suponemos que llegará hoy.

Y si es indispensable, generalmente se enuncia el nombre en vez de sustituirlo por un pronombre.

Suponemos que mi hermano llegará hoy.

 

Persona

Pronombre

Comentarios

singular

Primera

yo

 

Segunda

 

Tercera

él, ella, usted

Aquí el sujeto es usted, fórmula de cortesía individual, cuando nos dirigimos a una única persona, y se conjuga a la tercera persona del singular

Plural

Primera

nosotros, nosotras

Recordar que la primera persona del plural también posee una forma femenina

Segunda

vosotros, vosotras

Recordar que la segunda persona del plural también posee una forma femenina
En español, la segunda persona del plural corresponde solamente a un tú colectivo (tú + tú + …)

Tercera

ellos, ellas, ustedes

Aquí el sujeto es usted, fórmula de cortesía individual, cuando nos dirigimos a una única persona, y se conjuga a la tercera persona del plural

 

Pronombres reflexivos

En español hay algunos verbos en que la acción recae sobre el propio sujeto. Se llaman verbos reflexivos.

El que recibe la acción es el propio sujeto. Ello no impide que pueda haber un complemento directo.

Algunos tienen ambos aspectos reflexivo o no, y, curiosamente, muchos de estos verbos tienen relación con el cuidado personal (ejemplos: llamar – llamarse; lavar – lavarse; peinar – peinarse; duchar – ducharse; bañar – bañarse; rascar – rascarse; vestir – vestirse; desnudar – desnudarse; etc.)

Ejemplos: 

Me llamo Javier.

Llamo por teléfono.

Me lavo todas las mañanas.

Me lavo los dientes tres veces al día.

Lavo el coche cada domingo.

Me desnudo ante el espejo. (a mí mismo)

La madre desnuda al bebé para bañarlo. (Complemento diferente al propio sujeto)

Otros, intransitivos se usan indiferentemente de manera reflexiva o no, sin que ello suponga un aporte especial (ejemplos: caer – caerse; reír – reírse; pasear – pasearse; etc.)

Persona

Pronombre

singular

primera

me

segunda

te

tercera

se

plural

primera

nos

segunda

os

tercera

se

 

 

LAV – AR(SE)

(yo)

me

lav

-o

(tú)

te

lav

-as

(él, ella, usted)

se

lav

-a

(nosotros, nosotras)

nos

lav

-amos

(vosotros, vosotras)

os

lav

-áis

(ellos, ellas, ustedes)

se

lav

-an

 

Pronombres complemento directo (CD)

El complemento directo mantiene con el sujeto una relación que pasa por el verbo. 
El sujeto, responsable de la acción, la ejerce sobre el complemento directo. 
El complemento directo no se puede suprimir en algunos verbos.

El complemento directo persona (o en caso de humanización del sustantivo) en español va precedido de la preposición a.

Ejemplos
Pedro ama a Carmen. Carmen ama a Pedro.

El torero mata el toro. El toro mata al torero.

Y si se quiere permutar con el sujeto, nunca habrá confusión y además deberemos retomar este complemento directo por un pronombre:

Ejemplos: 
le ama.

A Carmen Pedro la ama.

Al toro lo mata el torero.

Al torero lo mata el toro.

Si bien el lugar del CD se encuentra generalmente detrás del verbo (a la derecha del verbo en la frase escrita), pero no es de ningún modo una regla. 

En la mayor parte de las frases, el complemento directo no cambia de posición, incluso si la frase es interrogativa o negativa:

Ejemplos: 
Laurencio mira la tele.

¿Laurencio mira la tele?

Laurencio no mira la tele.

Con los infinitivos, gerundios e imperativo afirmativo, el pronombre de complemento directo se coloca detrás de la forma verbal y unido:

Ejemplos:

Aprende japonés

Lo aprende

¡Apréndelo!

Prueba la tarta

La prueba

¡Pruébala!

 

El nombre que tiene la función de complemento directo puede ser remplazado por los pronombres siguientes:

Persona

masculino

femenino

Comentarios

singular

primera

me

 

 

segunda

te

 

 

tercera

lo (le)

la

lo para el masculino y el neutro

plural

primera

nos

 

 

segunda

os

 

 

tercera

los (les)

las

los para el masculino y el neutro


Ejemplos:

Me mira

 

Me ayuda

 

Te miro

 

Te ayudo

 

Miro el cerdo

Lo miro

Miro a mi amigo

Lo miro – Le miro

Miro a mi amiga

Lo miro – La miro

Miro una vaca

La miro

Percibe un ruido

Lo percibe

Nos mira

 

Os miro

 

Contemplo los pájaros

Los contemplo

Veo las montañas

Las veo

Ayudo a los ancianos

Los ayudo – Les ayudo

Ayudo a las señoras

Las ayudo

Como chocolate

Los ayudo – Como (de él)

 

Pronombres complemento indirecto (CI)

Se puede reconocer el complemento indirecto sin necesariamente recurrir al significado, gracias a los criterios siguientes:

No se puede suprimir;

Se puede difícilmente desplazar (no el complemento directo);

No juega ningún papel en la frase pasiva;

Se construye con preposición

El sustantivo que ejerce la función de complemento indirecto puede ser remplazado por un pronombre personal complemento indirecto:

Persona

Pronombre

Comentarios

singular

primera

me

 

 

segunda

te

 

 

tercera

le (se*)

 

Invariable tanto para el masculino como para el femenino o para el neutro.

plural

primera

nos

 

 

segunda

os

 

 

tercera

les (se*)

 

Invariable tanto para el masculino como para el femenino o para el neutro.

 

Ejemplos:

¿Me das una aspirina?

 

 

Te doy dinero

 

 

Regalo un jarrón a Felipe

Le regalo un jarrón

Se lo regalo

Enseño una fotografía a Julia

Le enseño una fotografía

Se la enseño

El camarero nos sirve una cerveza

 

 

No os permito venir usar mi coche

 

 

Leo un cuento a los niños

Les leo un cuento

Se lo leo

Explico una historia a mis amigas

Les explico una historia

Se la explico

También la preposición para puede regir este tipo de complemento:

Ejemplos: 
Fabián compra perfume para su novia.

Fabián le compra perfume.

Es muy frecuente en español el fenómeno de la reiteración o uso pleonástico del complemento indirecto para dar énfasis, a saber, encontrar un doble complemento indirecto, o mejor aún, el grupo dativo doblado por un pronombre complemento indirecto.

Ejemplos:
Le doy un consejo a mi hijo. (A mi hijo es el complemento indirecto, pero se refuerza con el pronombre personal correspondiente)

¿Por qué no me lo das a mí?

¡A ti ya te he dado un regalo!

Otra particularidad del español es el uso preferente del pronombre personal indirecto en construcciones que corresponden a construcciones con adjetivo posesivo en otros idiomas.

Ejemplos:
Me pongo el sombrero,
en vez de Me pongo mi sombrero sobre mi cabeza
Me duele la espalda,
en vez de
Mi espalda hace daño a mi

Combinación CD – CI

El nombre que tiene la función de Complemento Directo puede ser remplazado por los complementos directos (me te lo (le), la, nos, os, los, (les), las).

El sustantivo que ejerce la función de Complemento Indirecto puede ser remplazado por un pronombre personal complemento indirecto (me, te, le, nos, os, les).

El orden en español es Complemento Indirecto y luego Complemento Directo:

Ejemplos:

Te doy las gracias

*Las te doy

Te las doy

Enviamos una carta a vosotros

*La os enviamos

Os la enviamos

 

Recordar únicamente que en el caso de encuentro de los pronombres de la tercera persona:

le 

+

lo (le) – la

les

los (les) – las

 

Ejemplos:

Doy

una manzana 

a Marta

V

CD

CI

Se

la

doy

CI

CD

V

Y no *Le la doy

¿Tú

prestas

el coche 

a tu hija?

S

V

CD

CI

¿Tú

se

lo

prestas?

S  

CI

CD

V

Y no *¿Tú se lo prestas?

   

Y por una cuestión de cacofonía, el pronombre LE o LES se convierte en SE.

No confundir pues con el SE reflexivo (él SE lava, ellos SE lavan…) ni con la forma impersonal (SE venden libros, SE alquila casa…).

Ejemplos:

María da una pera a Juan

*María le la da

María se la da

Doy un paquete a ustedes

*Les lo doy

Se lo doy

 

Y tampoco se debe olvidar que si debido a las circunstancias, estos pronombres no están en contacto, el SE retoma su forma original (LE o LES, según el caso):

Pruebe este pastel doña Amalia: SE lo aconsejo.

Pero: 
Doña Amalia, LE aconsejo que pruebe este pastel.

Preposición + Pronombre

El sustantivo que ejerce la función de complemento preposicional puede ser substituido por un pronombre personal (mí, ti, él, ella, usted, nosotros, nosotras, vosotros, vosotras, ellos, ellas, ustedes):

Persona

Pronombre

Comentarios

singular

primera

Forma irregular: con + mí -> conmigo
(y no *con mí)

segunda

ti

Forma irregular: con + ti -> contigo
(y no *con ti)

tercera

él, ella, usted (sí)

 

plural

primera

nosotros, nosotras

 

segunda

vosotros, vosotras

 

tercera

ellos, ellas, ustedes

 

Ejemplos:

Esta carta no es para mí

 

El perro corre hacia ti

 

Voy al zoo con mi hijo

Voy al zoo con él

Jugamos con el perro

Jugamos con él

Pedro está sentado al lado de su de su madre

Pedro está sentado al lado de ella

¿Venís con nosotros al cine?

¿No reconocéis a las personas que están ante vosotros?

Fernando habla contra políticos

Fernando habla contra ellos

Purificación mira hacia las montañas

Purificación mira hacia ellas

¿Quién hay detrás de ustedes?

 

 

Pronombres posesivos

POSEEDOR

COSA POSEÍDA

 

singular

plural

masculino

femenino

masculino

femenino

singular

primera

el mío

la mía

los míos

las mías

segunda

el tuyo

la tuya

los tuyos

las tuyas

tercera

el suyo

la suya

los suyos

las suyas

plural

primera

el nuestro

la nuestra

los nuestros

las nuestras

segunda

el vuestro

la vuestra

los vuestros

las vuestras

tercera

el suyo

la suya

los suyos

las suyas

 

Pronombres relativos

Estos pronombres son:

FORMAS

Antecedente

Significado

Comentarios

singular

plural

masculino

femenino

neutro

masculino

femenino

(el) que

(la) que

(lo) que

(los) que

(las) que

persona, animal o cosa

 

Concuerda en género y número con su antecedente

(el) cual

(la) cual

(lo) cual

(los) cuales

(las) cuales

persona, animal o cosa

 

Concuerda en género y número con su antecedente

quien

quien

 

quienes

quienes

persona

 

Funciona siempre como determinante antepuesto al nombre, con el que concuerda en género y número

cuanto

cuanta

cuanto

cuantos

cuantas

 

cantidad

 

donde

donde

donde

donde

donde

 

lugar

 

 

Ejemplo: Quien dice eso, miente. Es la casa donde vivo.

Pronombres interrogativos – exclamativos

FUNCIONES

FORMAS

singular

plural

masculino

femenino

neutro

masculino

femenino

con función sustantiva

¿Quién?
¡Quién!

¿Quién?
¡Quién!

¿Qué?
¡Qué!
¿Cuánto?
¡Cuánto!

¿Quiénes?
¡Quiénes!

¿Quiénes?
¡Quiénes!

con función determinante

¿Qué?
¡Qué!

¿Qué?
¡Qué!

 

¿Qué?
¡Qué!

¿Qué?
¡Qué!

con función sustantiva o sustantiva

¿Cuánto?
¡Cuánto! 
¿Cuál? 
¡Cuál!

¿Cuánta? 
¡Cuánta! 
¿Cuál? 
¡Cuál!

 

¿Cuántos? 
¡Cuántos! 
¿Cuáles? 
¡Cuáles!

¿Cuántas? 
¡Cuántas! 
¿Cuáles? 
¡Cuáles!


Pronombres impersonales

Los más comúnmente usados son:

uno
cada uno
el otro algo
nadie
nada

uno y otro
uno y otro
quienquiera
alguien

 

Ejemplo: 
¿Alguien tiene un bolígrafo?

Nadie me quiere.

Cada uno conoce sus defectos.

POSICIÓN DEL PRONOMBRE

Formas personales del verbo

El pronombre se coloca delante de la forma verbal, justo delante del verbo: Cuando hay más de un pronombre, el orden normal es siempre primero el complemento indirecto o reflexivo, seguido por el complemento directo:

Ejemplos: 

¿Te cuento esta historia? 
Te la cuento. 
Roberto me da un consejo.
Roberto me da uno.

Reflexivo

Ejemplos: 

Me lavo la cara. 
Te paseas con una amiga por el parque. 
Eduardo siempre se ducha con agua fría. 
Nos cansamos con facilidad cuando corremos. 
¿Os encontráis bien? 
Los clientes se ponen nerviosos.

Complemento Directo

Ejemplos:

¿Me amas?

 

Te veo preocupado…

 

Ya he terminado el trabajo

Ya lo he terminado

Compro una revista de moda

La compro

¿Nos estás buscando?

 

No os quiero molestar…

 

Rompo los platos

Los rompo

Quiero a mis padres

Los quiero – Les quiero

Cantáis canciones antiguas

Las cantáis

El asesino mata a las pobres viejas

Las mata

 

Complemento Indirecto

Ejemplos:

¿Me prestas tu coche?

 

Te invito a ir al cine

 

Escribo una carta a un buen amigo

Le escribo una carta

Doy el periódico a mi abuela

Le doy el periódico

¿Nos dejas llamar por teléfono?

 

¡No os permito hablar así!

 

 

Complemento Indirecto – Complemento Directo

Ejemplos:

Nunca me dices la verdad.

Nunca me la dices.

Te explico una historia.

Te la explico.

Juan da la manzana a Susana.

Juan le da la manzana.

Juan la da a Susana.

Juan se la da.

¿Le has dado el dinero a tu primo?

¿Le has dado el dinero?

¿Lo has dado a tu primo?

¿Se lo has dado?


El imperativo

El imperativo afirmativo

En la forma imperativa afirmativa, los pronombres personales se colocan detrás del verbo y unidos a éste, formando una única palabra. Cuando hay más de un pronombre, el orden normal es siempre primero el complemento indirecto o reflexivo, seguido por el complemento directo:

¡Dímelo!

¡Comunícamelo!

¡Ayúdanos!

¡Dénmelos!

¡Ponéosla!

¡Díganoslo!

¡Créanselo!

¡Entréguenselo!

Ejemplos: 

Cuando se añade el pronombre reflexivo "os" a la segunda persona del plural de la forma imperativa (que termina en "-ad", "-ed" e "-id"), la "-d" final desaparece:

Ejemplos:

¡Lavad!

¡Lavaos!

¡Poned!

¡Ponéoslo!

¡Dormid!

¡Dormíos!

 

Recordemos que este fenómeno puede acarrear consecuencias en el plano de la acentuación. 
Una palabra que según las reglas de acentuación no debe acentuarse

Ejemplos:

Un monosílabo

¡Di!

Palabra aguda no terminada en vocal n, o s

¡Decid!

Palabra llana terminada en vocal, n o s:

¡Canta!

 

Al añadir uno a más pronombres y formar una sola palabra, pueden convertirse en formas que sí necesitan una acentuación gráfica

Ejemplos:

 

VERBO

INCORRECTO

CORRECTO

¡Di!

*¡Dime la verdad!

sino: ¡Dímela!

¡Decid!

*¡Decidnos lo que ha pasado!

sino: ¡Decídnoslo!

¡Canta la canción!

*¡Cantala!

sino: ¡Cántala!

¡Lavad!

*¡Laváos!

sino:¡Laváosla!

¡Compren!

*¡Cómprenlos!

sino:¡Cómprennoslos!

¡Explique!

*¡Explíquele!

sino: ¡Explíqueselo!

 

Y al contrario, formas que llevan acento, lo pierden porque las nuevas condiciones no corresponden a las reglas de acentuación:

Ejemplos:

¡Dé!

*¡Deme!

sino: ¡Démela!

 

El imperativo negativo

En este caso, los pronombres que pueden acompañar al imperativo, se colocan delante les verbo, como ya hemos visto en el punto I.

Ejemplos:

¡No me lo digas!

 

¡No se lo comuniques!

 

¡No nos ayudes!

 

¡Dénmelos!

¡No me los den!

¡Ponéosla!

¡No os la pongáis!

¡Créanselo!

¡No se lo crean!

 

Formas impersonales del verbo: infinitivo y gerundio

Como probablemente ya habrá observado, en español los pronombres que acompañan a un verbo en infinitivo o en gerundio se ponen siempre detrás del verbo y unidos a éste.

Cuando hay más de un pronombre, el orden normal es siempre primero el complemento indirecto o reflexivo, seguido por el complemento directo.

Ejemplos:

Equivocarse es humano…

¿Puedes acompañarme?

Creo haberte dicho claramente mi opinión.

Quiero irme.

Lavarse los dientes tres veces al día permite conservar una dentadura sana.

Comportándote así no solucionarás nada…

Estamos bañándonos.

¡Estoy hablándote.

¡Continúas mintiéndonos!

Utilizándolos bien, los paneles de energía solar nos permitirán ahorrar mucha energía.

 

Hay sin embargo una particularidad.

Ahora bien, muchas veces este infinitivo o gerundio del verbo van asociadas a otra forma verbal que, sin ser necesariamente un verbo auxiliar, sostiene y matiza su significado. En este caso, los pronombres irán o bien detrás de la forma impersonal y unidos a éste tal como hemos visto:

Ejemplos:

Debes dármelo.

Quiero irme.

Pienso decirle toda la verdad.

Espero veros pronto.

Voy a confesártelo todo…

Estamos preparándonos para salir.

A ochenta años, Jorge continúa entrenándose como cuando tenía veinte.

 

O delante del verbo que podríamos considerar auxiliar según hemos visto anteriormente.

Ejemplos:

Me lo debes dar.

Me quiero ir.

Le pienso decir toda la verdad.

Os espero ver pronto.

Te lo voy a confesar todo…

Nos estamos preparando para salir.

A ochenta años, Jorge se continúa entrenando como cuando tenía veinte.

 

Pero:

Los pronombres no van detrás del verbo principal y delante del verbo en forma impersonal:

Ejemplos:
*Voy a te lo confesar todo…
*Debes me lo dar.

Hay que hacer esta operación con todos los pronombres o con ninguno; no es posible hacerlo con uno sí y con otro no:

Ejemplos:

*Te voy a confesárlo todo…

errado

*Me debes darlo.

errado

*Lo voy a confesarte todo…

errado

*Lo debes darme.

errado

 

LOS PRONOMBRES

Deja un comentario

Desde un punto de vista gramatical, los pronombres son palabras que en el uso del idioma cumplen funciones gramaticales en referencia a nombres; a los cuales en ciertos casos sustituyen en su función, e integran en esa calidad grupos sintácticos nominales. En ese sentido, se diferencian de algunos tipos de sustantivos por sus propiedades: algunos pronombres personales comprenden un género neutro; y los pronombres relativos tienen en común con las conjunciones la propiedad de unir distintos períodos de las oraciones.

Desde un punto de vista semántico —referido a su significación idiomática en las oraciones y su contexto— los pronombres contribuyen a esclarecer la interpretación del sentido, al dirigir a la identificación de a qué o a quién se hace referencia en la oración.

Los pronombres constituyen una clase de palabras independiente que, aunque pueden operar en la misma función que los sustantivos, no tienen en sí mismos un significado descriptivo propio, al igual que sucede con algunos adjetivos demostrativos, posesivos e indefinidos, y adverbios de lugar (aquí, allí), de tiempo (hoy, ahora, mañana) o de modo (así).

En realidad, los pronombres no sustituyen sustantivos, sino que operan en forma similar. Si bien los pronombres personales de la primera y segunda personas determinan a quien ejerce la acción del verbo, o a quién se dirige al emplear la segunda persona, no están propiamente sustituyendo sus nombres. Ni tampoco cumplen esa función los pronombres interrogativos o negativos, como nadie.

En algunos casos, los pronombres no toman el lugar, específicamente, de un sustantivo, sino que forman un grupo sintáctico nominal. De tal manera, los pronombres son una clase de palabras que, si bien cumplen una clara función gramatical, solamente se hacen comprensibles en el contexto en que son empleados.

Los pronombres —conjuntamente con los artículos— poseen la propiedad de señalar y ubicar a las personas que intervienen en la oración; lo que designa como su efecto deíctico. Este efecto consiste en que siempre que se emplea la primera persona al utilizar en la oración un verbo conjugado, ello se refiere a quien emite esa oración; de la misma forma que cuando se lo emplea en segunda persona, ello se refiere a aquel al que la oración se dirige. Posiciones que se invierten, si en el aludido responde. Y, de la misma forma, cuando se emplea el pronombre de tercera persona, ello se refiere a alguien diferente de quien habla y de quien le escucha.

Esta propiedad opera en el procedimiento sintáctico denominado anaforesis —mención indirecta por oposición a la cataforesis o mención expresa— cuando en la oración se ha insertado un sustantivo expresamente y ello se relaciona con una ulterior referencia elíptica, que no obstante se identifica mediante el uso de un pronombre.

EXISTEN VARIOS TIPOS DE PRONOMBRES:

Los pronombres personales: individualizan a la persona, en las formas conjugadas de los verbos.

Los pronombres reflexivos: denotan que la acción expresada por el verbo recae sobre la misma persona que la ejecuta.

Los pronombres recíprocos: se aplican en la situación en que la acción expresada por el verbo recae sobre otra persona, pero esa otra persona también ejecuta el verbo, en forma que recae sobre la primera de ellas, con un efecto recíproco.

Los pronombres posesivos: indican que el objeto de que se habla pertenece a la persona.

Los pronombres demostrativos: hacen indicación de un sustantivo.

Los pronombres relativos: aluden a un sustantivo calificado por condiciones de tiempo, de lugar, de cantidad o de modo.

Los pronombres indefinidos: aluden a un sustantivo de forma imprecisa.

Los pronombres interrogativos: siendo similares a los relativos, incluyen una expresión interrogativa.

Los pronombres admirativos: siendo similares a los relativos, incluyen una expresión admirativa.

LOS PRONOMBRES

Deja un comentario

Yo leo un libro.

lees un libro.

Ella lee un libro.

Nosotros saltamos.

Vosotras saltáis.

Ellos saltan.

 

Las palabras destacadas en la tabla anterior se refieren a personas que realizan una acción cuyos nombres no se mencionan. Son pronombres personales. Pueden ser de tres clases:

 

Persona

Remiten, señalan o se refieren a…

Ejemplos

Primera

La persona que habla o escribe.

yo, nosotros, nosotras

Segunda

La persona con quien se habla (la que escucha) o a la que se escribe.

tú, vosotros, vosotras

Tercera

La persona o cosa de quien se habla o escribe.

él, ella, ellos, ellas

 

Además de los pronombres personales citados en los ejemplos de la tabla anterior, a los que llamamos pronombres personales sujeto, hay otras formas que se refieren a personas u objetos que reciben una acción o participan de ella. Son los pronombres personales de objeto.

 

He comprado un libro. Lo he comprado. (El libro)

He leído una revista. La he leído. (La revista)

Regalé un pastel a mi hermano. Le regalé un pastel. (A mi hermano)

Compré una revista a mis padres. Les compré una revista. (A mis padres)

 

Hay veces en las que utilizamos de forma incorrecta los pronombres la, la, los, las, le, les de forma incorrecta. Estas incorrecciones se llaman leísmo, laísmo y loísmo.

 

Se produce leísmo si utilizamos le o les cuando deberíamos utilizar lo, la, los o las.

 

Coge el libro.

Cógelo.

Cógele.

Correcto

Incorrecto

 

El leísmo está permitido cuando se refiere a personas.

 

Vi a Manolo ayer.

Lo vi ayer.

Le vi ayer.

Correcto

Admisible

 

Se produce laísmo cuando usamos la o las en lugar de le o les. Es muy frecuente en algunas zonas.

 

Dio el libro a Ana.

Le dio el libro

La dio el libro.

Correcto

Incorrecto

 

Se produce loísmo cuando usamos lo y los en lugar de le y les. Casi nadie es loísta.

 

Dio el libro a Luis.

Le dio el libro

Lo dio el libro.

Correcto

Incorrecto

 

EJERCICIOS

 

Cuando _______ veas ________ dices que necesito conversar con ________.

 

Si quieres ____ llamas y ____ dices que ____ esperamos el miércoles a las 18.30 para ir al cine.

 

____ no tiene nada. Todo ___ que dice tener es de su madre quien ___ dio poder para que ____ administre los bienes.

 

Si ____ ves, ____ dices que me llame por teléfono.

 

Si ____ quieres, dile ahora que ____ amas.

 

Si ____ quieres, tú ____ compras, porque yo no tengo dinero.

 

Si ____ necesitas, ¿Por qué no se ____ pides a Mario? ____ es muy buena persona, el mes pasado le prestó ese mismo instrumento a Carlos.

 

____ fueron a buscar al terminal de buses.

 

____ fueron a buscar sus propios padres.

 

¿Busca a Tito? Si ____ busca en la sala ____ encontrará.

 

¿Buscas el libro? Si ____ buscas en la sala ____ encontrarás.

El pueblo esperaba ansioso lo que ____ diría después de dos años de gobierno.

 

Juan siempre sale a comprar a tontas y a locas. ____ dijimos que ____ mirará bien y ___ probara antes de comprarlo.

 

Hoy vi a Mario en el centro… Yo también ____ vi, ____ estaba comprando zapatos.

 

Mamá, ¿nos podemos sentar a ver televisión en el sillón del abuelo? No, ustedes saben que ese está reservado por si ____ viene.

 

A ese hombre ____ condenaron por un delito que ____ no cometió.

 

Cuando arribes al aeropuerto en Madrid, ____ te va a estar esperando.

 

Si Pedro viene _____ dices que necesito hablar con ______

 

María dice que ____ ama, pero no se atreve a decírselo.

 

 

Older Entries

A %d blogueros les gusta esto: