Inicio

GRAFITEROS ANÓNIMOS EN DEFENSA DEL IDIOMA

Deja un comentario

Inspirada en “Acción poética”, irrumpió “Acción ortográfica” en Quito y Madrid.

clip_image002En los últimos años, el graffiti se ha legitimado como una expresión totalmente válida del espacio público, y Tucumán, con movimientos como Acción Poética (que está en todo el mundo), dan sobradas muestras de esa legitimación. Sin embargo, la libertad de expresión no tiene por qué estar reñida con la ortografía. Así lo entendieron, en Quito y en Madrid, los graffiteros de “Acción ortográfica”, según consignó la BBC. Precisamente, según la agencia británica, los graffiteros amantes del buen uso del idioma español se han inspirado en Acción Poética.

“La BBC contactó a los autores de las fotos de los grafitis, a los diarios locales y hasta a un organizador de eventos para grafiteros para saber si alguien conocía a “Acción Ortográfica Quito”. Nada. Como las frases de las distintas paredes están escritas en letras parecidas, los grafiteros sospechan que la misma persona que hace los grafitis realiza, en seguida, las correcciones. Aun así, en las redes sociales los correctores fueron elogiados como “vengadores” y “superhéroes” de la ortografía por personas que piden “un mundo con grafitis bien escritos”, se puede leer en el sitio de la BBC mundo.

Anónimos en Facebook

El movimiento de defensa del buen español ya abrió su sitio en Facebook, para potenciar la corrección de frases mal escritas en lugares públicos de la capital española, añadió el reporte de la agencia británica.

Como es usual en los grupos graffiteros, que suelen hacer culto del anonimato, el grupo madrileño le dijo a BBC Brasil que está formado “por un número indeterminado de personas”, y que para participar “basta con tener un agudo sentido de la ortografía”.

“De hecho, los responsables del grupo somos pocos, pero cualquiera puede acreditarse como miembro de Acción Ortográfica de Madrid para corregir un cartel y firmar como AOM, ACOMA o Acción Ortográfica de Madrid”, escribió el grupo a la BBC.

Se verá si ese movimiento de vengadores anónimos del buen uso del idioma español se expande también a la Argentina, en este año emblemático para los hispanoparlantes: El Quijote, la obra insignia de la lengua castellana, está pronta a festejar los 400 años. Y parece que hasta las paredes se sumarán a ese festejo.

 

 

DESCUBRIENDO LA LENGUA ESPAÑOLA

Deja un comentario

http://elfarodigital.es/ceuta/educacion/159392-descubriendo-la-lengua-espanola.html#

clip_image002Las aulas de inmersión lingüística impartidas por Digmun se incorporan a la oferta educativa del centro de menores La Esperanza. La formación facilita la integración del colectivo y evita que estos jóvenes se vean abocados al fracaso “Eran tiempos difíciles / y uno tenía que buscársela como pudiera, / había veces que uno estaba a la expectativa…”. La traducción de esta rima del cantante de reggaeton Daddy Yankee, que bien podría ser la crónica de sus vidas, se convirtió en uno de los ejercicios de los alumnos de las aulas de inmersión lingüística en el Centro de Realojo Temporal para Colectivos Vulnerables del Área de Menores de la Ciudad Autónoma, conocido de forma popular como el centro de menores ‘La Esperanza’.


Este tema del artista portorriqueño es una de las canciones que más escuchan los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) tutelados por la Ciudad Autónoma y, a pesar de que la reprodujeron en multitud de ocasiones, desconocían su significado. “Tradujimos Somos de calle al dariya –dialecto del norte de Marruecos– y se quedaron sorprendidos porque les gustaba la música pero no la entendían”, explicaron ayer Nayat Mohamed y Fernando Díaz, maestros de Digmun responsables de una de estas clases y coordinados por Paloma Manzano.


Estas aulas de adquisición de competencias lingüísticas, impulsadas y desarrolladas por la Asociación Digmun con la financiación de la Consejería de Asuntos Sociales de la Ciudad Autónoma, comenzaron su andadura hace unos días con dos grupos que atienden a 28 alumnos sin escolarizar de hasta 17 años. La inmersión lingüística es un método de enseñanza de una segunda lengua utilizando como lengua vehicular en el aula esa segunda lengua de los alumnos. 
¿Por qué integrar esta clase a la oferta educativa de La Esperanza? “La incorporación de menores de origen inmigrante a la sociedad de acogida plantea diversas dificultades de inserción social, desprendidas en su mayoría de las insuficientes competencias lingüísticas en la lengua de uso, del desconocimiento de la cultura y la realidad social que les acoge. Esto se reproduce en la escuela, obstaculizando su inserción socioeducativa y no sólo a nivel curricular sino también a nivel de la interacción socioafectiva con el grupo de pares”, explicó la asociación por el inicio de las actividades.


Esta formación facilitará a los jóvenes que, una vez escolarizados, tengan el conocimiento de la lengua y un hábito escolar que permitan un rendimiento satisfactorio. “También nos sirve para poder hablar con las chicas”, bromeó Sufian Akroub, acogido en el centro de menores desde hace seis meses y cuyo compañero, en esa estela de complicidad, desveló que reconoce las mayúsculas gracias a las redes sociales.  


Pero, ¿entienden cuál es la finalidad de estas sesiones? “Para estudiar más y tener un trabajo para ganar dinero”, respondieron los más duchos con el español. Sufian Hantiki, marroquí de 17 años que lleva tres años tutelado por la administración autonómica, cursará pronto un módulo de mecánica en la Academia Premier con este objetivo. Otros se decantan más por el deporte de élite, como el argelino de 17 años Bachir Boladida, quien destaca en triatlón; o el marroquí de 16 años Ilías El Khattaby, delantero centro del Goyu-Ryu. “Pero eso no significa que tengáis que descuidar los estudios”, les advirtió Malika Mohamed Abdelkader, otra de las maestras de Digmun. “Hay que cuidar el cuerpo y también la mente”, respondió El Khattaby.


Maribel Lorente, presidenta de Digmun, puntualizó ayer que los inscritos en las aulas de inmersión lingüística constituyen un alumnado distinto a los niños fuera de la escolarización del Ministerio de Educación cuyas necesidades educativas son atendidas en la Estación de Ferrocarril porque no están empadronados. Tanto el mobiliario como el material didáctico y fungible de estas clases fueron aportados por Digmun excepto cuatro ordenadores cedidos por el colegio ‘Mare Nostrum’ y las instalaciones de La Esperanza: los dos espacios más amplios que alberga un módulo que permanecía sin utilizar. No obstante, las aulas de inmersión lingüística suelen estar en centros de educación reglada.
La metodología empleada, continuó la portavoz de la asociación que conduce las clases, es la enseñanza del español para menores extranjeros y la alfabetización. Sin embargo, no todo es leer, asimilar la conjugación de los verbos o la conversación en grupo, apostilló Lorente. “Preparamos otro tipo de actividades lúdicas para premir, animar y estimular su participación”, detalló esta representante de Digmun. La primera está prevista coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer –8 de marzo– y tratará sobre el “amor romántico”.
Julio Rodríguez, director de este Centro de Realojo Temporal para Colectivos Vulnerables,alabó el talante “participativo” de Digmun y apuntó que resulta “necesario temporalizar estas actividades”. Coincidió con Lorente en la apuesta por el “refuerzo positivo” frente al “régimen disciplinario”, es decir, valorar el trabajo de los mejores alumnos abriendo una senda para sus compañeros. 
La continuidad del programa está garantizada hasta que finalice 2015, mencionó Rodríguez, quien resaltó que de forma paralela La Esperanza desarrolla, desde mediados de enero, el programa Ulises. “Son grupos de entre siete y diez chavales a los que, durante diez sesiones en horario de tarde, ayudamos a resolver problemas sin necesidad de recurrir a nada perjudicial para sí mismo”, expuso este portavoz del centro. Por otra parte, expresó su agradecimiento a todas aquellas instituciones que colaboran con La Esperanza organizando distintas actividades.

   
Aunque todavía queda algún tiempo para que charlen con sus conocidos en español, ya han dado el primer paso hacia la integración que persiguen las aulas de inmersión lingüística en las que están implicados tanto Digmun como el Área de Menores de la Ciudad Autónoma.

 

“Se preocupan por aprender y se prestan a ayudar”

 

Julio Rodríguez, director de La Esperanza, rechazó ayer al estigma que pesa sobre el colectivo MENA por los incidentes que protagonizan algunos de sus integrantes ya que los alborotadores constituyen un “pequeño grupo” y lo atribuye a “demasiado ocio sin regular”, de ahí su énfasis en la oferta educativa. Prueba de sus palabras está en la “gran acogida” de las aulas de inmersión lingüística entre los residentes. “Se preocupan por aprender y prestan ayuda”, subrayó. 

 

Tres nacionalidades en la primera fila

 

“A todos les falta vocabulario, pero algunos ya conocían el alfabeto latino porque estudiaron francés en Marruecos”, señaló la monitora Mohamed. Aunque la mayoría de los menores son marroquíes, en los pupitres se encuentran personas de distintas nacionalidades que hacen frente a más obstáculos en este aprendizaje, lo cual requiere a Digmun afinar el ingenio para establecer comunicación. “Les pongo ejemplos, recurro a los dibujos y pruebo fórmulas hasta que entienden lo que les quiero decir”, agregó la profesora. Solo en la primera fila de su aula, se sientan jóvenes de tres nacionalidades. Fufana, de 18 años, es natural de Mali y se esfuerza en explicar que llegó a Ceuta con otros dos compañeros procedentes de Marruecos. Cuando echa la vista atrás, acierta a decir fue "duro". A su derecha se acomoda un marroquí y a su izquierda un sirio que mantuvo una estrecha relación con sus últimos compatriotas que partieron a la península.

 

Alfabetización por el convenio MEC-Ciudad

 

Pepe Vega es maestro de alfabetización del convenio MEC-Ciudad y se ocupa de las clases de apoyo escolar a las que asisten grupos reducidos de jóvenes de más corta edad que serán escolarizados con posterioridad. “Muchos de ellos solo piensan en cruzar a la península, pero tienen que entender que la enseñanza les abrirá un abanico de oportunidades”, explicó mientras atendía a Usama y Ayman. 

 

Sanidad aborda las drogodependencias

 

La Consejería de Sanidad ofreció ayer una charla sobre drogodependencias y su prevención dirigida a los residentes de mayor edad en este centro de menores. Este programa se mantiene durante todo el año, señaló el director de La Esperanza, quien adelantó que también abordarán la educación sexual. El director del centro tiene previsto presentar un programa de equinoterapia social en colaboración con el Centro Ecuestre de Ceuta.

 

 

‘BESTIARIO’ POPULAR EN LA LENGUA ESPAÑOLA

Deja un comentario

http://www.cronicadelquindio.com/noticia-noticia_opinion-titulo-bestiario_popular_en_la_lengua_espaola-op-11365.htm

clip_image002¿Cuáles son los animales populares en refranes de América Latina? ¿Hay una cultura oral compartida en los países hispanohablantes de nuestro continente latino? La conversación en los países hispanohablantes está salpicada de dichos. Es un fenómeno único que distingue al idioma español que hablamos del inglés, el francés o el alemán.

A diario se compara, valora y se toma del pelo con bestias y realismo frentero. Hay animales, estrellas de este mundo cotidiano de imaginación burlesca. Gatos, perros, yeguas, caballos, sapos, gallinazos y marranos sirven para la burla, para retratar o calificar una situación. De una persona descuidada dicen en Chile: “Este no es gato que tape su caca”. En Colombia “la cuenta se pasa según el marrano”. En el cono sur se cobra: “Según el sapo la pedrada”.

Decir “metió las cuatro”, es casi lo mismo que meterse en la pata del caballo. La “necesidad de dinero hace bailar distintos animales” en Argentina, Colombia y México. Tal vez por la fama del mono en el mundo de los dichos, en Argentina “baila por la plata”. Mientras que en Colombia y México “el perro baila por la plata”.

El mico es muy citado en los refranes. “Quedó como chaleco de mono”, es decir mal. O “la mona aunque se vista de seda mona se queda”, para indicar que jamás tendrá elegancia. El mono sin elegancia es figura en los refranes desde México a Argentina. Es el mono del idioma español. No tiene suerte en Chile ni elegancia en Cuba, y lo mueve la plata en Argentina. En Colombia y España “aunque se vista de Cocó Chanél nadie le cree lo francés”.
El guajalote en México es un apetitoso pavo gordo. Por eso, “guajalote que se sale del corral termina en mole”. Es decir cubierto de salsa. El mexicano recuerda el dicho colombiano, “no dar papaya”. El nuevo mundo con sus realidades sirve al imaginario popular. Los refranes transmiten la mentalidad latina y aspectos de su cultura.

Para hablar del desorden, en Cuba tuvieron la idea de servir arroz. Imaginariamente, claro está. Así que en la isla del Caribe dicen: “Se formó el arroz con mangos”, para hablar de la situación que en Colombia calificamos como un “nueve de abril”. Dice la mamá cuando llega a la casa y ve horrorizada lo que sus adolescentes hicieron en la cocina.

El humor de los argentinos tiene ribetes negros que se adivinan cuando emplean la expresión: “No quiere más lola”. Cuando un paciente dejaba de comer las galletas para enfermos delicados, era porque “ya iba a colgar los guayos”. Gráfico y definitivo. Las galletas de los hospitales se llamaban lolas.

Colombia comparte con el caribe refranes como “indio comido indio ido”. En Puerto Rico se dice “hacer como Blas ya comiste ya te vas”. ¿A qué horas el indio fue Blas?

Los refranes tienen su filosofía. En Chile, un destilado de experiencia popular es: “Más vale un porsiacaso que un quién hubiera sabido”. Preciosa expresión para decir: por si las moscas. Y porsiacas, hasta aquí voy, no sea que “yo que llego y el tren que parte”.

 

AMOR ES GRAMATICALMENTE SINÓNIMO DE ODIO…

Deja un comentario

Por favor, lea y compruébelo…

 

La palabra Amor es sinónimo de apego y esta es lo mismo que estima y, a su vez, esta es sinónimo de aprecio y esta es equivalente a amistad que es sinónimo de lealtad, siendo esta utilizada como sinónimo de observancia, que es lo mismo que sumisión, y esta lo es de obediencia, que en muchos casos se usa como si fuera docilidad, siendo para otros casos resignación, como también acatamiento, aunque también es posible usar veneración, o idolatría, o paganismo, lo que nos lleva en algunos casos a decir herejía, y en peores casos a sectarismo, que, sin duda y claramente es sinónimo de intransigencia, terquedad o porfía, quedando sólo a un paso del ofuscamiento o la pesadez, las que tienen como sinónimo al término aburrimiento y al disgusto, lo cual ocasiona el enfado, el enojo, la ira y la rabia. Y ahora lo peor, todo lo anterior tiene como sinónimos a maldad, perversidad y crueldad, siendo esto consecuencia del odio.

 

Entonces, considerando toda esa seguidilla de sinónimos, cada uno consecuencia del anterior, no cabe duda de que amor es sinónimo de odio.

 

Para lo anterior, hemos consultado el Diccionario de sinónimos del Diario el Mundo de España (http://www.elmundo.es/diccionarios), y el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, (http://lema.rae.es/drae).

 

La sinonimia es la coincidencia de significados entre dos o más vocablos. Una figura en su uso, consiste en usar voces sinónimas o de significado parecido para amplificar o reforzar la expresión de un concepto, como cuando se dice persona humana.

 

Amor: Sentimiento intenso del ser humano que, partiendo de su propia insuficiencia, necesita y busca el encuentro y unión con otro ser.

 

Apego: Afición o inclinación hacia alguien o algo.

 

Estima: Consideración y aprecio que se hace de alguien o algo por su calidad y circunstancias.

 

Aprecio: Estimación afectuosa de alguien.

 

Amistad: Afecto personal, puro y desinteresado, compartido con otra persona, que nace y se fortalece con el trato.

 

Lealtad: Cumplimiento de lo que exigen las leyes de la fidelidad y las del honor y hombría de bien.

Observancia: Cumplimiento exacto y puntual de lo que se manda ejecutar, como una ley, un estatuto o una regla.

 

Sumisión: Sometimiento de alguien a otra u otras personas.

 

Obediencia: Acción de obedecer.

 

Docilidad: Cualidad de dócil.

 

Resignación: Entrega voluntaria que alguien hace de sí poniéndose en las manos y voluntad de otra persona.

 

Acatamiento: Acción y efecto de acatar.

 

Veneración: Acción y efecto de venerar.

 

Idolatría: Amor excesivo y vehemente a alguien o algo.

 

Paganismo: Religión de los gentiles o paganos.

 

Herejía: Daño o tormento grandes infligidos injustamente a una persona o animal.

 

Sectarismo: Celo propio de sectario.

 

Intransigencia: Condición de quien no transige o no se presta a transigir.

 

Terquedad: Porfía, disputa obstinada.

 

Porfía: Acción de porfiar.

 

Ofuscación: Oscuridad de la razón, que confunde las ideas.

 

Pesadez: Terquedad o impertinencia propia de quien es molesto y enfadoso.

 

Aburrimiento: Cansancio, fastidio, tedio, originados generalmente por disgustos o molestias, o por no contar con algo que distraiga y divierta.

 

Disgusto: Fastidio, tedio o enfado que causa alguien o algo.

 

Enfado: Impresión desagradable y molesta que hacen en el ánimo algunas cosas.

 

Enojo: Movimiento del ánimo que suscita ira contra alguien.

 

Ira: Pasión del alma, que causa indignación y enojo. Apetito o deseo de venganza.

 

Rabia: Encolerizarse, irritarse, airarse contra alguien.

Maldad: Cualidad de malo.

 

Perversidad: Cualidad de perverso.

 

Crueldad: Inhumanidad, fiereza de ánimo, impiedad.

 

Odio: Antipatía y aversión hacia algo o hacia alguien cuyo mal se desea.

 

 

 

 

 

 

AULAS DE ESPANHOL PELO SKYPE

Deja un comentario

imageSuas Vantagens

Ø Estude de sua casa ao vivo com o professor

Ø Basta ter um computador e acesso à  Internet

Ø O aluno tem todos os recursos das aulas presenciais

Ø Dias e horários flexí­veis

Ø Aulas particulares individuais ou em grupos reduzidos

Ø Ecologicamente correto

Ø Ideal para você que viaja muito

Que oferecemos:

Ø Método próprio

Ø Duas aulas por semana

Ø Aprendizado rápido

 

Que falam os alunos de nosso curso:

“Desde 2009 temos o professor Waldo Mancilla realizando aulas de espanhol individuais ou em grupos em nossa empresa.

 

“Sua metodologia permite um aprendizado rápido e consistente. À parte, é uma excelente pessoa, inteligente, confiável e muito responsável.

 

“Por tudo isto, recomendo fortemente o curso aplicado pelo professor Waldo Mancilla”.

 

Marcos Santos

Diretor

Ayty CRM BPO e Serviços de TI

Estou fazendo aulas de espanhol há quase três meses e sinceramente tenho visto grande evolução em meus estudos.

 

Waldo Mancilla é um excelente professor! Seu método de ensino diferenciado e direcionado para ensinar brasileiros é eficaz.

 

Não moramos no mesmo estado, portanto fazemos aulas via Skype.  As aulas são excelentes e funcionam muito bem, como se fossem presenciais.

 

Recomendo o curso APRENDER ESPANHOL É FÁCIL aos brasileiros que desejam aprender este maravilhoso idioma!

 

Simone Cruz

 

Contato:

Waldo Mancilla Bahamonde (48)      91459032 – 32697383

aprenderespanholesfacil@hotmail.com

aprenderespanholesfacil@gmail.com

https://aprenderespanholesfacil.wordpress.com 

MARQUE SUA HORA AGORA!

¿SOBRAN PALABRAS EN LA RAE O SE IMPONE LA INGENIERÍA LINGÜÍSTICA?

Deja un comentario

http://www.forumlibertas.com/frontend/forumlibertas/noticia.php?id_noticia=32668&id_seccion=8

 

Un informe de la Real Academia de la Lengua Española critica las nuevas guías sobre lenguaje no sexista elaboradas en España por universidades, sindicatos o gobiernos regionales, que proponen usar palabras como "la ciudadanía" en lugar de "los ciudadanos" o "el profesorado" en lugar de "los profesores" para hablar de grupos compuestos por hombres y mujeres

clip_image002

ForumLibertas.com

A la Real Academia Española (RAE) le llamó la atención el uso creciente de un latiguillo lingüístico en América latina: un artículo de la Constitución de Venezuela habla de "venezolanos y venezolanas", la presidenta argentina Cristina Kirchner comienza siempre sus discursos dirigiéndose "a todos y a todas". Del mismo modo, el reelecto presidente Tabaré Vázquez y otras figuras políticas suelen iniciar sus alocuciones con un "uruguayas y uruguayos".

Sin embargo, los hispanohablantes no están discriminando cuando usan el masculino para designar a hombres y mujeres: no necesitan modificar el uso de su idioma para huir del sexismo y tampoco están obligados a pasar al género femenino el nombre de algunas profesiones.

 

Titulado "Sexismo lingüístico y visibilidad de la mujer", un informe de la RAE critica las nuevas guías sobre lenguaje no sexista elaboradas en España por universidades, sindicatos o gobiernos regionales, que proponen, por ejemplo, usar palabras como "la ciudadanía" en lugar de "los ciudadanos" o "el profesorado" en lugar de "los profesores" para hablar de grupos compuestos por hombres y mujeres.

 

El autor del informe de la RAE, Ignacio Bosque, defiende que "el uso genérico del masculino para designar los dos sexos está muy asentado en el sistema gramatical" español y que no tiene sentido "forzar las estructuras lingüísticas".

 

"No es preciso, desde luego, ser lexicógrafo para intuir que la niñez no equivale a los niños", fustiga Bosque, según informa el periódico argentino La Nación

 

Asimismo, "no parecen admitir estas guías que una profesional de la judicatura puede elegir entre ser juez o jueza", critica el académico, considerando que las pautas propuestas por estas guías están únicamente pensadas para el lenguaje oficial.

 

La corriente "reformista" ya ha tenido varios ejemplos, además de los que brindan la Constitución venezolana y la presidenta Kirchner. El 15 de mayo del año pasado, la Puerta del Sol se vio desbordada por un movimiento de manifestantes que, para subrayar su conformación por mujeres indignadas y hombres indignados, se autodenominó "de l@s indignad@s". Con el signo de arroba, para ser más inclusivos.

 

Pero la RAE decidió ponerle, si no freno, al menos un límite a un modo de expresarse que considera artificial y derivado de la exposición pública. En un detallado informe, cuestiona con contundencia e ironía una serie de nueve guías gramaticales destinadas a "evitar el sexismo en el lenguaje", que fueron publicadas en los últimos 10 años en España.

 

En esas publicaciones, sus autores recomiendan a los lectores, entre otros consejos, que no apelen al uso genérico del masculino cuando se debe referir a los dos sexos al mismo tiempo. Así, por ejemplo, sugieren que se emplee "las personas becarias" en lugar de "todos los becarios" o, también, "las personas sin trabajo" para reemplazar a "parados", en España.

 

Si bien Bosque reconoce la existencia de la "discriminación hacia la mujer" en la sociedad, su análisis concluye que con el uso y tendencias aconsejados en las guías "se extrae una conclusión incorrecta de varias premisas verdaderas", entre las que admite el uso de "comportamientos verbales sexistas" en el idioma español. En las guías cuestionadas se suele llegar a "una conclusión injustificada que muchos hispanohablantes consideramos insostenible", añade.

 

Esa "conclusión injustificada" hace suponer, explica Bosque, "que el léxico, la morfología y la sintaxis de nuestra lengua han de hacer explícita y sistemáticamente la relación entre género y sexo, de forma que serán automáticamente sexistas las manifestaciones verbales que no sigan tal directriz, ya que no garantizarían ‘la visibilidad de la mujer’".

 

Bosque denunció así una suerte de "discriminación" a la inversa, que, del mismo modo que esta tendencia presuntamente promotora de la igualdad en el lenguaje, ve apuntalada por el "despotismo ético" de un sector de la sociedad. En este sentido, el académico alertó sobre una contradicción fundamental. "Si [como establecen las guías] el uso del masculino con valor genérico implica un trato lingüístico discriminatorio, ¿cómo han de reaccionar las mujeres que no perciben en él tal discriminación?", plantea.

 

clip_image004Luego de analizar las expresiones que habría que suprimir por recomendación de esos organismos -que en la mayoría de los casos no consultaron a lingüistas- Bosque teme por el empleo de expresiones "sexistas" como "los reyes", "mis tíos" o "sus suegros", donde no se contempla la "visibilidad" de la mujer.

 

Tras criticar y resaltar la nula practicidad del "desdoblamiento" genérico -como el citado "todos y todas"- para evitar la supuesta caída en el sexismo, así como el uso indebido del símbolo "@" para superponer el uso femenino de la "a" y el masculino de la "o", el lingüista descartó la viabilidad de las recomendaciones de las guías.

 

"Si se aplicaran las directrices propuestas en estas guías en sus términos más estrictos, no se podría hablar", señala.

 

Por último, Bosque observa que las propuestas reformistas "no están hechas" para ser adaptadas al lenguaje común, puesto que, según entiende el académico, "se supone que los cambios que se solicitan han de afectar únicamente al lenguaje oficial". Es decir, al utilizado por quienes hablan delante de un micrófono o de una cámara y que, fuera de estas situaciones, se expresan "como todo el mundo".

 

El informe de Bosque fue aprobado en forma unánime por los académicos, entre los que figuran Luis Goytisolo y Arturo Pérez-Reverte.

 

ENTREVISTA CON DARÍO VILLANUEVA, DIRECTOR DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA (RAE)

Deja un comentario

http://www.diariocritico.com/ocio/libros/entrevista/real-academia/rae-/dario-villanueva/471925

 

clip_image002Darío Villanueva Prieto (Vilalba, Lugo, 1950), fue elegido director de la Real Academia Española (RAE) en diciembre de 2014, después de haber ocupado la secretaría de la institución en los últimos cuatro años y ser miembro de número de la RAE desde 2007, fecha en la que fue elegido para ocupar la silla D.

Villanueva es catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de Santiago de Compostela, de cuya Facultad de Filología fue decano entre 1987 y 1990. Correspondiente de la Academia Argentina de Letras, es también doctor honoris causa por siete Universidades de Argentina, Estados Unidos, Perú, Reino Unido y Suecia.

Hombre extremadamente curioso y lúcido intelectualmente, tiene en su haber innumerables méritos académicos y también como escritor. Baste decir que ha sido profesor visitante o conferenciante en universidades de 30 países de los cinco continentes. Y que, por si todo ello fuera poco, es autor de varios libros sobre análisis y teoría literaria traducidos a varios idiomas, y ha publicado también, en español e inglés, más de tres centenares de artículos de teoría, crítica y literatura comparada en revistas españolas y extranjeras.

En octubre del año pasado pronunció un brillante discurso en la sesión conmemorativa del III Centenario de la RAE, presidida por los Reyes de España, en la que se presentó oficialmente la 23ª edición del ‘Diccionario de la lengua española’.

Para el nuevo director de la RAE, saberse depositario de un legado de más de 300 años de observación, estudio, normalización y expansión de la lengua española "es una responsabilidad muy compartida, nada más y nada menos que con 500 millones de personas, todos los hispanohablantes que es a quienes nos corresponde esa responsabilidad de mantener el idioma en forma, usarlo bien y emplearlo con buenos fines. Me siento en connivencia y en complicidad con todos ellos y, además, la dirección de la Academia lleva emparejada la presidencia de la Asociación de Academias de la lengua española que, en estos momentos y contando la nuestra, son veintidós, y todo indica que a partir de este año vamos a ser ya veintitrés con la incorporación de la Academia Ecuatoguineana de la lengua española. África se incorpora así a esa asociación a través de Guinea Ecuatorial, un país en el que tiene mucha fuerza el uso y el estudio del idioma español".

Obras son amores

Viendo el ritmo de trabajo que sus antecesores han impuesto en la Academia, comentamos al profesor Villanueva que aquí se trabaja mucho, que no hay mucho espacio para la indolencia y el director de la RAE nos agradece la apreciación, que ilustra con unos cuantos datos contundentes: "desde el año 2009 hasta finales de 2014, la Academia ha publicado una nueva Gramática (la última era de 1931) y esta es la Gramática, porque tiene cerca de 5000 páginas, incluyendo una Fonética y una Fonología. Este texto exhaustivo tiene también una versión de Manual de unas 900 páginas, y una segunda versión escolar de 300". Y el director añade, a renglón seguido, que "al año siguiente se publicó una Ortografía, monumental también porque tiene unas 800 páginas, de la cual se ha hecho también un breviario e, incluso, un cuaderno ortográfico, como es costumbre en la Academia, para que la ortografía llegue a tener una formulación casi, casi escolar. Luego hemos publicado también, junto a la Asociación de Academias, un Diccionario de americanismos, el primero que se hace desde aquí y, por último, la vigésimo tercera edición del Diccionario, con ocasión del tercer centenario de la Academia, que se presentó en octubre de 2014, que cuenta con 95000 lemas o entradas, y 200000 acepciones".

Tampoco la RAE se ha librado de la crisis económica: "Muchas veces se piensa que ese recorte se centra en los Presupuestos Generales del Estado -comenta don Darío-, que ha sido importante (un 60 por ciento), pero hay que recordar que la Academia no es un organismo estatal, no forma parte de la Administración del Estado. En el momento mejor de financiación procedente de los Presupuestos del Estado, hacia la Academia, ese aporte no superaba el 50 por ciento de su presupuesto; el resto, lo conseguía por otras vías. Y aquí también ha habido recortes porque una de esas vías era la fundación pro RAE, que se constituyó hace ya 21 años y de la cual forman parte importantes empresas e instituciones del país; dispone de un capital considerable y lo que nos aporta cada año es lo que resulta de los beneficios financieros de ese capital, y esto también ha experimentado una baja considerable en estos últimos años. Otra fuente de siempre para la financiación de la RAE era la venta de nuestras obras, pero el sector editorial está experimentando una crisis de ventas muy profunda, sobre todo en lo que afecta a lo que antes llamábamos el libro de fondo, como los que nosotros publicamos".

A Darío Villanueva no le asusta tampoco el futuro porque "si la RAE ha permanecido durante 300 años, en los que han pasado muchas cosas, no hay ningún motivo fuerte de sospecha para dejar de pensar que podamos seguir teniendo esa misma continuidad".

"Ahora vivimos un momento fascinante -añade Villanueva-, una de las grandes revoluciones culturales y sociales en la historia de la humanidad, muy parecido a lo que supuso en su momento el descubrimiento de la escritura alfabética, una revolución tecnológica extraordinaria en la Sumeria de hace unos 3000 o 3500 años antes de Cristo, y luego la imprenta a mediados del siglo XV. Estamos en este nuevo universo digital, que lo está cambiando todo, no solo la transmisión de la comunicación y sus formas, sino también las prácticas sociales y las relaciones entre las personas".

La Academia no tiene, pues, más remedio que adaptarse a los tiempos: "Vamos a tratar durante todo este año, en el pleno de la Academia -continúa diciendo su director-, una verdadera refundación del diccionario. El siguiente Diccionario de la RAE no será un libro que se digitaliza, sino un diccionario digital que se hace libro".

Cervantes y la lectura

"Yo no estoy seguro de que el Quijote cada vez se lea menos" -nos dice en respuesta a una afirmación nuestra-. En 2002, la Asociación de Escritores Suecos hizo una encuesta entre cien escritores de todo el mundo para determinar cuál era para ellos la novela más importante de la historia de la literatura, y ganó por goleada el Quijote. La segunda, que obtuvo la mitad de votos que nuestra novela, fue ‘En busca del tiempo perdido’, de Proust, y la tercera ‘Guerra y paz’, de Tolstoi… El Quijote sigue siendo leído en versiones populares y adaptadas. Por cierto, que la que acaba de publicar la RAE, a cargo de Arturo Pérez Reverte, es espléndida. Se ha agotado en España y en América de forma inmediata. La presentamos en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (México), a principios de diciembre 2014; luego la presentamos aquí, y ha tenido una salida inmediata". Muy pronto, además, los lectores tendrán la oportunidad de ver la edición crítica y erudita, a cargo de Francisco Rico, "que vamos a presentar este año 2015", concluye diciendo Darío Villanueva.

Pero una encuesta reciente del CIS confirma, sin embargo, que los españoles cada vez leemos menos (el 35 por ciento, ni un solo libro al año). La pregunta surge inmediata: "¿No le parece a Vd. que una sociedad que no lee es una sociedad que no reflexiona, que no tiene ninguna capacidad crítica y que corre el riesgo de convertirse en totalmente acrítica?". Y el académico no lo duda ni un instante: "Sí, estoy totalmente de acuerdo con Vd. Yo soy de la opinión de que la lectura es la actividad intelectualmente más rica y más formativa que existe. La lectura -y hablo también de la lectura literaria- es, en primer lugar, un elemento de placer y de disfrute; significa también un goce estético, pero al mismo tiempo la literatura está llena de información, ayuda extraordinariamente a perfeccionar el uso del idioma. La mejor manera de hablar y escribir bien, incluso de asimilar las normas ortográficas, es leer".

"El Quijote -continúa diciendo Villanueva- ha sido definido por Harold Bloom, el gran crítico norteamericano, muy famoso por su obra titulada ‘El canon occidental’, y furibundo amante y defensor de Shakespeare, como lo muestra en su obra monumental ‘Shakespeare o la invención de lo humano’ (en la que sostiene que la condición humana fue inventada por el autor inglés, lo cual me parece una exageración manifiesta), afirma también que la obra de Shakespeare en su conjunto es la biblia laica. Pues bien, en una obra también suya, ya del siglo XXI, sobre lo que él llama la literatura sapiencial, le dedica el capítulo central a Shakespeare y a Cervantes y considera que El Quijote es uno de los grandes libros sapienciales. Y eso es cierto porque hay mucha gente que lee El Quijote a trozos como quien lee los versículos de la Biblia; abre una página y lee, y no defrauda nunca. En cualquier página del Quijote que se abra, hay un pensamiento, una reflexión y, además, con un valor que el propio Bloom destaca y es que los personajes de Shakespeare son grandes solitarios, son solipsistas, se expresan sobre todo a través de monólogos, mientras que en Cervantes la sabiduría viene por el diálogo, por el contraste de perspectivas. Y la sabiduría que hay en el Quijote es, por una parte, erudita, libresca, oculta, pero también está toda la gran sabiduría popular, la sabiduría de los analfabetos, pero de los analfabetos que reflexionan, que conocen la realidad de las cosas y que la interpretan".

El poder de la palabra

Cuando pasan las modas por ciertas palabras estrella (por ejemplo ‘abdicar’ en la primavera 2014), el término ‘cultura’ vuelve a ocupar el lugar preponderante entre quienes consultamos el Diccionario de la RAE. "No es mala noticia -comenta el director y académico-. Probablemente tiene que ver con el hecho de que el concepto de cultura es complejo y, además, porque su uso, en los últimos tiempos, ha derivado por caminos, incluso, sorprendentes en expresiones como, por ejemplo, "la cultura de la droga, la cultura del crimen, la cultura de la muerte…" Se vuelve un poco a lo que es el étimo de Cultura, que es cultivo; agricultura viene de una práctica casi manual. De ahí que cuando uno habla de ‘cultura de la droga’ se refiera a todo el conjunto de acciones, incluso utensilios o de prácticas, que tienen que ver con ese mundo de la droga. Supongo que todo esto influye en el hecho de que se siga buscando en el diccionario el significado de cultura".

Otros términos despiertan intereses por razones muy distintas. Por ejemplo, ‘franquismo’, pasó a ser definido en la edición anterior del Diccionario como "movimiento político", y en esta 23ª ha pasado a ser definido como "dictadura". "No vaya a pensar que esos debates fueron de carácter ideológico -nos dice Villanueva-, donde una parte de la Academia estaba en una posición y la otra no; fue un debate puramente académico y el resultado es un perfeccionamiento de aquella definición que ahora nos encontramos en la 23ª edición del diccionario de la RAE".

Darío Villanueva ha dicho ya alguna otra vez que no podemos escribir como nos dé la gana porque "escribir significa aceptar un código compartido" y ese código hay que aceptarlo como se acepta el de la circulación. Nos insiste en ello al afirmar que "hablando no se cometen faltas de ortografía. A quienes piensen así, les aconsejo que, en vez de escribir, que hablen, porque así nadie les podrá poner en evidencia. Se trata de una decisión personal de rebeldía ante la norma, lo cual es muy humano; todos nos hemos rebelado alguna vez contra alguna norma. Sí, todas las normas suponen una coerción de la voluntad individual, pero sin esa coerción la vida en comunidad no sería posible. El gran lingüista del siglo XX, que marcó la inflexión de la lingüística moderna, el suizo Ferdinand de Saussure, definió el ejercicio del lenguaje como la capacidad que tenemos los humanos, a través de dos conceptos: la lengua y el habla. El habla es la dimensión totalmente individual y privada del ejercicio, pero la lengua es el código compartido. Esas dos partes tienen que confluir. Si alguien quiere romper con el código, puede hacerlo porque es dueño de la lengua, a través de su habla, pero corre el riesgo de que no le lleguen a entender".

En deuda con las mujeres

Entre 2008 y 2014 han sido cuatro las mujeres que han entrado a formar parte de la Academia: Soledad Puértolas, Inés Fernández Ordóñez, Carme Riera y Aurora Egido. Preguntamos al profesor Villanueva si habrá alguna vez en la RAE tantas mujeres como hombres para hacer efectivo eso que ahora se denomina ‘paridad’, y no duda un momento en responder: "En la Academia existe una conciencia muy clara de que, históricamente, ha sido profundamente injusta con las escritoras, con las lingüistas, con las filólogas… A la Academia se llega por haber acreditado una aportación significativa a la lengua. La Academia empezó bien porque, a mediados del siglo XVIII, eligió a una académica, lo que pasa es que luego eso no tuvo continuidad y en el siglo XIX se cometió un error morrocotudo y es que cuando la escritora hispano cubana Gertrudis Gómez de Avellaneda se postuló para entrar en la Academia -y tenía méritos sobrados para poder hacerlo-, la Academia reaccionó de forma bastante absurda, sin dar ninguna razón ya que le contestó que no estaba previsto que hubiera mujeres en la Academia, que no es ninguna razón. Y, aún peor, algo más tarde, cuando Emilia Pardo Bazán, que era una de las figuras principales de las letras y de la intelectualidad española del momento -último tercio del siglo XIX y primeros del XX-, la Academia, en vez de enmendar el error anterior con Gómez de Avellaneda, respondió a Pardo Bazán con el mismo argumento. Eso la Academia lo sabe perfectamente, lo que pasa es que nosotros no podemos rehacer el pasado, el mal hecho está ahí. La Academia tiene ahora la conciencia de que esto tiene que reconducirse y una muestra de ello es lo que Vd. comentaba. Desde el año 2008 hasta 2015 han entrado casi tantas mujeres como desde el comienzo de la entrada moderna de mujeres a la Academia, con Carmen Conde, en la época de la transición (por cierto, un año antes de la entrada en la Academie Française, de Marguerite Yourcenar). En fin, que la puerta está abierta, que el ritmo de entrada ha empezado ya a regularizarse, pero también es cierto que en la Academia, tanto las académicas como los académicos no trabajamos con la idea de una paridad, entendida como algo matemático. La Academia entiende que a cada sillón debe de ir la persona con más mérito en cada momento, independientemente de que sea hombre o mujer. Yo creo que con el tiempo, esta situación se irá corrigiendo. Por ejemplo, ahora tenemos cinco plazas vacantes (una de ellas procedente de la lamentable pérdida de Ana María Matute) y esperemos que por la vía de los hechos, esta tendencia se vaya haciendo evidente…".

La invasión de anglicismos en la lengua española es, a veces, incluso preocupante. Hay ocasiones en que leyendo o escuchando ciertas publicaciones o a ciertos personajes, no hay forma de entenderlos por el abuso de términos anglosajones perfectamente innecesarios. José Luis Gómez, también académico de la RAE, apuntaba hace algún tiempo que lo mismo se debe a que nosotros no nos sentimos tan orgullosos de nuestra lengua como los ingleses de la suya. Para el director de la RAE, "lo peor es el papanatismo. El que haya préstamos de otras lenguas es absolutamente normal, siempre ha ocurrido. De lo que no cabe duda es de que el inglés ganó la II Guerra Mundial y, desde entonces, ha ocupado en el mundo una situación de preeminencia, que últimamente se ha redoblado por la revolución tecnológica en la medida de que muchos de los inventos de la nueva sociedad digital proceden de Estados Unidos o del mundo anglosajón y, generalmente, la cosa trae la palabra consigo. Es lo que nos pasó en el siglo XIX con el tren. El invento se extiende desde Inglaterra y desde Francia y con él vienen también los nombres, lo que pasa es que hoy están tan asimilados al español, que ya no los sentimos como ajenos (la propia palabra tren, el vagón, raíl, etc.). El problema fundamental no son los préstamos obligados cuanto el papanatismo esnobista de utilizar términos ingleses de manera innecesaria para "darse pisto", para parecer muy cool, muy guay. Eso es lo que a mí, a José Luis Gómez y a muchos más nos repatea enormemente. De todas formas creo que, más que un problema de sentirnos orgullosos o no de nuestra lengua, es un problema de frivolidad y de falta de consistencia".

Por último, y ya que ha citado a la escritora francesa Marguerite Yourcenar, preguntamos a Darío Villanueva qué término del Diccionario de la Lengua Española le parece más apropiado para calificar el bárbaro atentado yihadista contra la revista satírica ‘Charlie Hebdo’. El director nos apunta una premisa antes de llegar al término preciso: "España sufrió también un atentado brutal, el de la estación de Atocha, en donde murieron muchas más personas, honrados trabajadores de muchas procedencias étnicas y culturales. No eran famosos, no escribían en periódicos… Me da la sensación de que en aquel momento España no reaccionó de la misma forma admirable que ha reaccionado Francia, y con ella el mundo entero, en relación a esto. La fuente era la misma, evidentemente, y no necesita motivos concretos para actuar, porque nace de una exacerbación de la palabra a la que quiero llegar. Esa palabra es sectarismo, una palabra que es válida para el fundamentalismo religioso pero también para muchos otros aspectos. Por ejemplo, esas peleas brutales entre forofos del fútbol, en las que, a veces, acaba muriendo alguno. El sectarismo es contradecir esa tendencia natural de la condición humana a identificarse con los demás, en un sentido contrario, buscando motivos y exacerbándolos para hacer del hombre un lobo para el hombre. El sectarismo es, tal y como yo veo las cosas, lo que ha provocado ese acontecimiento terrible de Francia".

Older Entries Newer Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.349 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: