Inicio

¿NUESTROS HIJOS Y NIETOS SEGUIRÁN HABLANDO BUEN ESPAÑOL?

Deja un comentario

http://www.elnuevoherald.com/vivir-mejor/vivir-mejor-columnistas-blogs/maria-antonieta-collins/article10751339.html

 

clip_image002Teresa, una madre cubana, ha luchado para que su hija no pierda el español: “Desde pequeñita le dije: ‘En esta casa solo se habla español’ ”. Y así fue que su hija Naomi supo de la importancia de un idioma que la hace bilingüe y que es su orgullo hablar. Me levanto del asiento y aplaudo a madres como esta, que, al igual que yo, inculcamos en los hijos el idioma que hoy los hace bilingües, con mejor pago en sus trabajos y, además, orgullosos de hablarlo. Lo inculcábamos en casa, pero lo estudiaban en la iglesia. Para eso había maestros que les ensenaban.

 

Pero algo está sucediendo en nuestras escuelas de Miami, algo que se habla a escondidas, como por miedo: que lentamente están desapareciendo los empleos para maestros de español.

 

Una madre me cuenta: “Desde que comenzó mi hija en una escuela bilingüe pensé que el español sería un idioma que tomarían en cuenta. Y no es así. En principio porque, en cada grado, hay solo un aula que lo da. Esta se encuentra sobrepoblada: de 18 niños que debería tener una maestra, atiende 26. Lo peor es que a mí, que le doy importancia a nuestro idioma, el otro día mi hija me dijo: ‘No creo que sea tan importante, porque casi no lo damos en la escuela’. Hay materias más importantes que ese idioma”. La madre se preocupó más: “Porque la situación está diluyendo una herencia cultural que estoy tratando siempre de inculcarle”.

 

Pregunto a maestros de español que piden anonimato por razones obvias: “Tenemos miedo de hablar, que nos tachen de conflictivos y de perder el empleo, pero esa es la realidad. Cada día, hay menos maestros dedicados al español. ¿Cuál es el objetivo? Ahorrar dinero, porque ahora se enseña cada día más a través de un programa muy bueno de internet con muchos recursos visuales, sí, pero muchos de los maestros que lo están dando no hablan español. Otros lo hablan, pero no tienen que saber gramática ni ortografía, ni siquiera pronunciación”.

 

Teóricamente, cualquier maestro puede hacerlo. Otra madre preocupada por la situación me explica más: “Cuando mi hija llegó a primer grado le tocó una maestra que no sabía español. Así que mi hija no tomó clases de español. Ahora está en tercer grado y apenas le están enseñando los meses del año y los días de la semana”.

 

“El problema –aclara otro docente a quien consulté– es que muchas veces lo tiene que dar un maestro regular dentro de su clase. ¿Qué sucede? Que el maestro apenas si tiene tiempo para las asignaturas regulares y el español no es su prioridad y, además, hay algo peor: como la mayoría no habla español muchos dicen: ‘¿Cómo revisar un ensayo a un alumno en español si no lo hablo?’ ”

 

“Otros piensan: bueno, pues si no lo hablo, en mi aula no doy español y ya. Los directores de las escuelas no tienen la culpa porque ellos tienen que implementar el programa de la internet con los maestros de las aulas, hablen bien, mal o regular”.

 

Las preocupadas madres me explican más: “¿Qué pasará en el futuro? Que se irá diluyendo el dominio del español. Lo ideal sería el programa de internet, pero siempre guiados por un maestro especializado en español, de los que cada vez hay menos y que ahora luchan trabajando en tres escuelas para cumplir con las horas que deben cubrir para no perder las pocas plazas que quedan. Ahorrar no debiera ser el motivo para que cada vez sean menos”.

 

Les digo que tienen razón: Si nadie hace nada por mejorar este asunto del que nadie quiere hablar fuerte y a las claras, sino a escondidas, después ni quejarse valdrá la pena; y muy lejos estaremos de que nuestros hijos sean bilingües; y cada día que pase hablarán peor su lengua materna.

 

mariaantonietacollins @yahoo.com

 

Read more here: http://www.elnuevoherald.com/vivir-mejor/vivir-mejor-columnistas-blogs/maria-antonieta-collins/article10751339.html#storylink=cpy

AVISO DE LA ‘RAE’: MÁS VOCABLOS HISPÁNICOS Y MENOS EXTRANJERISMOS

Deja un comentario

El empleo de palabras foráneas, producto del marketing de las marcas y de su asociación a la alta clase, en ocasiones incurre en errores que pasan desapercibidos según la máxima institución del castellano

 

clip_image002Con el transcurso del tiempo, la evolución parece innegociable. Un desarrollo que se aplica en la totalidad de los campos de la sociedad, no solo en el tecnológico, sino en algo tan común como la propia lengua. El español –que no castellano- idioma originario del latín, también sigue en constante evolución adoptando gran cantidad de extranjerismos, hasta tal punto que incluso sustituyen vocablos de la lengua nativa por diversos motivos: bien por el puro marketing de las marcas deportivas, o por la tan extraña como curiosa acepción que relaciona una palabra cuyo origen reside en otro idioma con la alta clase.

 

Palabras como ‘runners’ o ‘running’, ‘show’, ‘click’ o ‘cocktail’ podrían responder al segundo caso. Otras como la propia marca ‘Nike’ responden al primero.

 

Reconoce la propia Real Academia de la Lengua Española (RAE) que todos los idiomas se han enriquecido a lo largo de su historia con aportaciones léxicas, y por tanto los extranjerismos no son rechazables. Su aplicación se puede deber a necesidades expresivas y se emplean aplicándose a la normativa y rasgos morfológicos del español.

 

Se habla de la presencia de extranjerismos necesarios, o muy extendidos, los cuales o bien no encuentran una palabra en el idioma nativo que la pueda reemplazar, o bien términos muy extendidos (como software o jazz). Según la RAE ante estos vocablos se recomienda hispanizar lo máximo posible adaptando la pronunciación o de sus grafías (sponsor por espónsor, spaghetti por espagueti, o carnet por carné, por ejemplo). Incluso con latinismos tal como currículum ya se contemplan con tilde.

 

Pero como se comenta con anterioridad, también existen esas palabras que han reemplazado a vocablos hispanizados y consolidados, además dificultando la comprensión. Algunos han dejado de salir a correr realizando ejercicios con cambio de ritmo controlados, por hacer ‘fartlek’ durante el ‘running’.

 

Otras palabras innecesarias pueden ser ‘show’ cuando se hace referencia a un espectáculo, ‘soundtrack’ para hablar de una banda sonora de una película, o el mismo ‘click’ para hacer referencia a pinchar con un ratón informático.

 

Sea como fuere, el español tanto nacional como el español de América es un idioma propenso a aceptar extranjerismos y darles cabida hasta tal punto que reemplazan a los vocablos ya consolidados. Mientras, la RAE da sus particulares ‘collejas’ a quienes optan por esas palabras del exterior en lugar de por las consolidadas. A veces se incurre en errores cuando se cree estar a la última.

 

LA FUNDÉU DEFIENDE EL BUEN USO DEL IDIOMA EN LAS REDES SOCIALES

Deja un comentario

http://www.eldiario.es/cultura/Fundeu-defiende-idioma-redes-sociales_0_358714775.html

 

clip_image002El coordinador general de la Fundación del Español Urgente (Fundéu-BBVA), Javier Lascurain, considera que el nuevo entorno de las redes sociales no tiene que afectar al buen uso de idioma español, y que hay que saber diferenciar en qué contexto se está utilizando.

Lascurain ha participado esta mañana en el congreso internacional sobre redes sociales Comunica2, organizado por la Universidad Politécnica de Valencia y la Fundéu, que se clausura hoy en el campus universitario de Gandia.

En declaraciones a EFE, el gerente de la Fundéu ha señalado que cuando surgió la idea del "español urgente" la fundación pensó en los periodistas como su principal usuario, pero hoy, con las nuevas redes sociales, es un reclamo para las personas que intervienen en este entorno de comunicación y que también escriben con "urgencia".

"Escribir en poco espacio es un reto muy antiguo, se hacía en latín y en castellano antiguo. El espacio no tiene que afectar a un uso correcto del idioma", ha asegurado.

En su opinión, hay que discernir en qué contexto se utiliza el lenguaje: si es una conversación con un amigo o se realiza en un contexto más formal en el que tienes que "respetar las reglas para que tu mensaje sea entendido".

Otra cuestión son los anglicismos, que para el coordinador de la Fundéu no es cuestión de hacer una "cruzada" contra su uso pero, si existe una alternativa en español, hay que usarla.

Para Lascurain, el uso de las tildes en los "hashtag" o etiquetas es otro debate, y aboga por "dar la batalla" y defender su utilización como se hizo para introducir la "eñe" en los teclados.

Las consultas a la Fundéu crecen de forma exponencial en las redes sociales, sobre todo en su cuenta de Twitter, con 195.000 seguidores, una herramienta que permite la inmediatez de respuesta, lanzar recomendaciones y "retroalimentarse", a veces utilizando "el comodín del público", sobre todo con la población hispanohablante.

La jornada de hoy ha contado también con Raquel Córcoles, creadora del popular blog y la tira de cómic "Moderna de pueblo", quien ha hablado, junto con Carlos Carrero, de la influencia de las redes sociales en la promoción de la ilustración.

Para la dibujante catalana "tan importante es hacer la viñeta, que el guión esté bien y que no haya faltas de ortografía, como subir las viñetas a todas las redes, a las horas en las que sabes que va a tener más acogida, pensar en una frase para incentivar la participación y saber en qué formato subirla en cada red".

Córcoles ha explicado a EFE que dedica el 80 por ciento de su trabajo a los distintos perfiles que tiene abiertos en las redes, que le sirven además para testar sus creaciones, y da mucha importancia al "feedback" con sus seguidores, tanto de los que le apoyan como de quienes le lanzan críticas, que según precisa "pueden hundirte o ayudarte a no acomodarte".

Asegura que ha cambiado la orientación de algunos de sus trabajos por la respuesta que han tenido en las redes, como el personaje masculino del "Cooltureta", que ha dado pie a un libro con el mismo nombre junto al guionista Carlos Carrero, a raíz del éxito de una viñeta en estas plataformas.

Córcoles ha animado a las personas que tengan ideas a lanzarlas en las redes, a "romper la barrera del miedo" a enseñar su trabajo, y a "aprender del público", que en su caso le han llevado al éxito también editorial.

Tener seguidores en las redes es, para algunas editoriales, una garantía de ventas, asegura la ilustradora, periodista de formación, que trabaja en los últimos meses en una tienda online de productos en los que está explotando su fase de diseñadora gráfica.

 

LORENA ANGELATS: “CHINA ES EL PAÍS QUE MÁS PROFESORES DE ESPAÑOL DEMANDA”

Deja un comentario

Esta filóloga mahonesa da clases en la que será la primera promoción de español de la Universidad de Hunan

clip_image001Lorena junto a compañeras con las que comparte mesa y muchas risas. En la universidad vive en un pequeño estudio que paga el centro

No duda en calificar su situación como de «exilio laboral», nada que ver con la búsqueda de nuevos horizontes y aventuras. Más bien Lorena Angelats (Maó, 1986), después de cursar estudios superiores, se cansó de trabajar «horas sueltas» o como camarera puntual en lugar de ejercer su profesión como filóloga. Eso le hizo lanzarse a buscar empleo por todo el mundo y lo halló en China. Hizo las maletas con ciertas ideas preconcebidas que, reconoce, ya son historia.

¿Cómo llegó a China?

— A través de una empresa española que promueve prácticas, tiene acuerdos con la universidad. A mí me pagaron viaje y un minisueldo para comida, que es barata. Pero conozco gente que ha venido a China pagando 2.500 euros para estar tres meses, trabajar y ganar experiencia. Increíble, la situación para los profesores es ahora bastante complicada.

¿Cuánto tiempo buscó un empleo antes de decidir emigrar?

— Dos años, y no lograba ni cotizar ni hacer curriculum. Así que decidí irme, igual que hizo mi abuelo menorquín, que tuvo que emigrar a Suiza y después regresó, la historia se repite.

¿Por qué hacia oriente?

— Empecé a mirar por internet, buscaba en todo el mundo pero decía «China no», reconozco que tenía ese prejuicio, porque está muy lejos, por el estilo de vida… por eso me apetece contar mi experiencia, me he llevado una sorpresa para bien. Además ahora mismo es el país que genera una mayor demanda de profesores de español. También Estados Unidos, pero ya está más cubierta.

¿A qué se debe?

— En China sobre todo es debido a los acuerdos comerciales que impulsan con países de habla hispana, sudamericanos. Y los profesores de España tienen prestigio y reputación en China.

¿Es mejor ir con una agencia?

— Te ayuda al principio, sobre todo para arreglar el tema de los visados, el papeleo, que en China es difícil. Estuve unos dos meses de prácticas a través de la agencia pero luego ya me contrató directamente el centro, la Hunan International Economics University.

¿Cómo es el nivel de vida?

— Pues con un sueldo aproximado de 650 euros (aquí son más de 5.000 yuanes) te da generalmente para vivir y ahorrar, más que si ganaras mil euros en España. También, aparte de la universidad, ahora me salen algunos encargos de clases particulares con las que puedo redondear el salario.

¿Qué tipo de gente quiere clases?

— Yo en concreto he dado clases a ejecutivos, por ejemplo técnicos e ingenieros, de una empresa petrolera que tiene negocios en Ecuador. Son cursos rápidos por los que te pagan bastante bien. Son gente muy preparada que necesita nociones del idioma para moverse por aquel país.

¿Cómo es ahora su vida?

— Vivo en un apartamento, le llaman así aunque es más bien un dormitorio grande, pero cabe todo, en plan miniestudio que está dentro del campus. No puedes esperar grandes lujos, las casas no están preparadas para el frío, a pesar de que donde yo vivo nieva, pero las ventanas no cierran bien, no hay buen aislamiento y la única calefacción es de aire caliente. Bueno, también te das cuenta de lo que realmente te hace falta para vivir. Es otro estilo, los propios chinos viven así, sus casas están medio vacías, no es que yo esté en peores condiciones que ellos, para nada.

(Ante el reto y los costes de dar calefacción a un país tan poblado, en el siglo XX el gobierno comunista estableció la calefacción como derecho básico que sufragaba el Estado pero con limitaciones geográficas, quedando así excluidas las provincias del sur).

¿Preferiría vivir en una zona más occidentalizada?

— No lo sé, yo aquí al menos tengo mucho espacio para mí, y conozco gente que está en Pekín y viven en sitios mucho más pequeños, a no ser que tengas mucho dinero. Eso también es importante, en esta ciudad vivir es más barato, además el apartamento y los gastos me los paga la universidad.

Decía que se le han caído algunos estereotipos ¿cómo cuáles?

— Pues yo ahora por ejemplo entre una cosa y otra estoy dos meses de vacaciones (la entrevista se realiza en una visita a la Isla, al finalizar un trimestre universitario); yo iba con esa idea que tenemos de que los chinos están explotados, pero veo que no. En la universidad las vacaciones de invierno son como las de verano, alrededor de mes y medio.

¿A qué se debe ese parón?

— Para ellos se celebran ahora unas fiestas que son muy importantes, las del Año Nuevo, también le llaman la Fiesta de la Primavera ¡pero no llegan el buen tiempo ni las flores! Su división del año es distinta, hubo una clase entera en la que no se enteraban de nada cuando les explicaba las estaciones en español (ríe).
(Acaba de empezar el año 4.713 en el calendario chino, se despide el año del caballo y entramos en el de la cabra).

¿Ha notado un fuerte choque cultural?

— Sinceramente no. Yo fui con cero expectativas, creo que es lo mejor cuando vas a un país tan diferente, no esperar nada. Y me he llevado una sorpresa muy buena, son gente muy hospitalaria, muchísimo, te abren su casa. Algunas alumnas me han invitado a sus pueblos y casi obligatoriamente has de dormir en casa de sus padres, es un honor para ellos, te llenan de comida y tampoco tienen tanto, pero lo comparten. Nada que ver con la imagen que tenemos del inmigrante chino en España, que es como serio ¿no?

Sobre todo se cree que sus condiciones laborales son duras.

— Yo creo que hay un estrato social que sí tienen unas condiciones duras, por ejemplo obreros, algunos comerciantes…, pero también hay una pequeña burguesía con jornadas laborales mejores que las que hay en España. Al menos así sucede con los padres de mis alumnos, aunque claro, estoy en una universidad privada, tienen un poder adquisitivo mayor que el del campesinado.

¿Hay universidad pública?

— Sí, sí, y es mejor que la privada, tiene más prestigio y necesitas más nota para entrar.

¿Cómo son sus alumnos? ¿Estudian distintas carreras?

— Estudian la carrera de español, se centran en el idioma, no llega a ser como una filología pero son cuatro años. Se está implantando ahora, hemos empezado el tercer curso, yo doy clases a los que serán la primera promoción de graduados en español.

Tengo 50 alumnos en la clase de primero (en total, en todos los cursos, son 220) y son muy buenos estudiantes, además aparentan menos edad de la que tienen, parecen todos más jóvenes, tanto física como mentalmente.

¿Y eso por qué?

— Son tímidos, se ponen rojos en seguida cuando hablas en clase de cosas como salir y bailar…, o temas que en España eran tabú en la generación de nuestros abuelos, pero que ahora ya están superados y en ellos están plenamente vigentes. Por ejemplo, cuando les enseñas palabras relacionadas con sexualidad, de salud, de ropa interior…


Más de 200 dispuestos luego a ¿dar clases también?

— Tienen objetivos laborales claros, sus familias pagan mucho por sus estudios; lo que quieren es trabajar como intérpretes en empresas chinas, no tanto ser profesores porque está peor pagado. Español de negocios sobre todo. No hay tantos que quieran vivir fuera, les da miedo salir.

Y usted ¿piensa en volver?

— El curso acabará en junio y por un lado quiero volver, lo que pasa es que aquí veo tantas oportunidades de trabajo…, algo que ¡nunca había visto hasta ahora! Además mis alumnos son buena gente, respetuosos, cariñosos, pienso en lo que me cuentan algunos profesores de Secundaria y Bachillerato en España y creo que ahora mismo me llevaría un chasco. Es difícil elegir, pero creo que me quedaré un poco más, quiero aprender chino y sacar el máximo rendimiento a esta experiencia.

 

GRAFITEROS ANÓNIMOS EN DEFENSA DEL IDIOMA

Deja un comentario

Inspirada en “Acción poética”, irrumpió “Acción ortográfica” en Quito y Madrid.

clip_image002En los últimos años, el graffiti se ha legitimado como una expresión totalmente válida del espacio público, y Tucumán, con movimientos como Acción Poética (que está en todo el mundo), dan sobradas muestras de esa legitimación. Sin embargo, la libertad de expresión no tiene por qué estar reñida con la ortografía. Así lo entendieron, en Quito y en Madrid, los graffiteros de “Acción ortográfica”, según consignó la BBC. Precisamente, según la agencia británica, los graffiteros amantes del buen uso del idioma español se han inspirado en Acción Poética.

“La BBC contactó a los autores de las fotos de los grafitis, a los diarios locales y hasta a un organizador de eventos para grafiteros para saber si alguien conocía a “Acción Ortográfica Quito”. Nada. Como las frases de las distintas paredes están escritas en letras parecidas, los grafiteros sospechan que la misma persona que hace los grafitis realiza, en seguida, las correcciones. Aun así, en las redes sociales los correctores fueron elogiados como “vengadores” y “superhéroes” de la ortografía por personas que piden “un mundo con grafitis bien escritos”, se puede leer en el sitio de la BBC mundo.

Anónimos en Facebook

El movimiento de defensa del buen español ya abrió su sitio en Facebook, para potenciar la corrección de frases mal escritas en lugares públicos de la capital española, añadió el reporte de la agencia británica.

Como es usual en los grupos graffiteros, que suelen hacer culto del anonimato, el grupo madrileño le dijo a BBC Brasil que está formado “por un número indeterminado de personas”, y que para participar “basta con tener un agudo sentido de la ortografía”.

“De hecho, los responsables del grupo somos pocos, pero cualquiera puede acreditarse como miembro de Acción Ortográfica de Madrid para corregir un cartel y firmar como AOM, ACOMA o Acción Ortográfica de Madrid”, escribió el grupo a la BBC.

Se verá si ese movimiento de vengadores anónimos del buen uso del idioma español se expande también a la Argentina, en este año emblemático para los hispanoparlantes: El Quijote, la obra insignia de la lengua castellana, está pronta a festejar los 400 años. Y parece que hasta las paredes se sumarán a ese festejo.

 

 

DESCUBRIENDO LA LENGUA ESPAÑOLA

Deja un comentario

http://elfarodigital.es/ceuta/educacion/159392-descubriendo-la-lengua-espanola.html#

clip_image002Las aulas de inmersión lingüística impartidas por Digmun se incorporan a la oferta educativa del centro de menores La Esperanza. La formación facilita la integración del colectivo y evita que estos jóvenes se vean abocados al fracaso “Eran tiempos difíciles / y uno tenía que buscársela como pudiera, / había veces que uno estaba a la expectativa…”. La traducción de esta rima del cantante de reggaeton Daddy Yankee, que bien podría ser la crónica de sus vidas, se convirtió en uno de los ejercicios de los alumnos de las aulas de inmersión lingüística en el Centro de Realojo Temporal para Colectivos Vulnerables del Área de Menores de la Ciudad Autónoma, conocido de forma popular como el centro de menores ‘La Esperanza’.


Este tema del artista portorriqueño es una de las canciones que más escuchan los Menores Extranjeros No Acompañados (MENA) tutelados por la Ciudad Autónoma y, a pesar de que la reprodujeron en multitud de ocasiones, desconocían su significado. “Tradujimos Somos de calle al dariya –dialecto del norte de Marruecos– y se quedaron sorprendidos porque les gustaba la música pero no la entendían”, explicaron ayer Nayat Mohamed y Fernando Díaz, maestros de Digmun responsables de una de estas clases y coordinados por Paloma Manzano.


Estas aulas de adquisición de competencias lingüísticas, impulsadas y desarrolladas por la Asociación Digmun con la financiación de la Consejería de Asuntos Sociales de la Ciudad Autónoma, comenzaron su andadura hace unos días con dos grupos que atienden a 28 alumnos sin escolarizar de hasta 17 años. La inmersión lingüística es un método de enseñanza de una segunda lengua utilizando como lengua vehicular en el aula esa segunda lengua de los alumnos. 
¿Por qué integrar esta clase a la oferta educativa de La Esperanza? “La incorporación de menores de origen inmigrante a la sociedad de acogida plantea diversas dificultades de inserción social, desprendidas en su mayoría de las insuficientes competencias lingüísticas en la lengua de uso, del desconocimiento de la cultura y la realidad social que les acoge. Esto se reproduce en la escuela, obstaculizando su inserción socioeducativa y no sólo a nivel curricular sino también a nivel de la interacción socioafectiva con el grupo de pares”, explicó la asociación por el inicio de las actividades.


Esta formación facilitará a los jóvenes que, una vez escolarizados, tengan el conocimiento de la lengua y un hábito escolar que permitan un rendimiento satisfactorio. “También nos sirve para poder hablar con las chicas”, bromeó Sufian Akroub, acogido en el centro de menores desde hace seis meses y cuyo compañero, en esa estela de complicidad, desveló que reconoce las mayúsculas gracias a las redes sociales.  


Pero, ¿entienden cuál es la finalidad de estas sesiones? “Para estudiar más y tener un trabajo para ganar dinero”, respondieron los más duchos con el español. Sufian Hantiki, marroquí de 17 años que lleva tres años tutelado por la administración autonómica, cursará pronto un módulo de mecánica en la Academia Premier con este objetivo. Otros se decantan más por el deporte de élite, como el argelino de 17 años Bachir Boladida, quien destaca en triatlón; o el marroquí de 16 años Ilías El Khattaby, delantero centro del Goyu-Ryu. “Pero eso no significa que tengáis que descuidar los estudios”, les advirtió Malika Mohamed Abdelkader, otra de las maestras de Digmun. “Hay que cuidar el cuerpo y también la mente”, respondió El Khattaby.


Maribel Lorente, presidenta de Digmun, puntualizó ayer que los inscritos en las aulas de inmersión lingüística constituyen un alumnado distinto a los niños fuera de la escolarización del Ministerio de Educación cuyas necesidades educativas son atendidas en la Estación de Ferrocarril porque no están empadronados. Tanto el mobiliario como el material didáctico y fungible de estas clases fueron aportados por Digmun excepto cuatro ordenadores cedidos por el colegio ‘Mare Nostrum’ y las instalaciones de La Esperanza: los dos espacios más amplios que alberga un módulo que permanecía sin utilizar. No obstante, las aulas de inmersión lingüística suelen estar en centros de educación reglada.
La metodología empleada, continuó la portavoz de la asociación que conduce las clases, es la enseñanza del español para menores extranjeros y la alfabetización. Sin embargo, no todo es leer, asimilar la conjugación de los verbos o la conversación en grupo, apostilló Lorente. “Preparamos otro tipo de actividades lúdicas para premir, animar y estimular su participación”, detalló esta representante de Digmun. La primera está prevista coincidiendo con el Día Internacional de la Mujer –8 de marzo– y tratará sobre el “amor romántico”.
Julio Rodríguez, director de este Centro de Realojo Temporal para Colectivos Vulnerables,alabó el talante “participativo” de Digmun y apuntó que resulta “necesario temporalizar estas actividades”. Coincidió con Lorente en la apuesta por el “refuerzo positivo” frente al “régimen disciplinario”, es decir, valorar el trabajo de los mejores alumnos abriendo una senda para sus compañeros. 
La continuidad del programa está garantizada hasta que finalice 2015, mencionó Rodríguez, quien resaltó que de forma paralela La Esperanza desarrolla, desde mediados de enero, el programa Ulises. “Son grupos de entre siete y diez chavales a los que, durante diez sesiones en horario de tarde, ayudamos a resolver problemas sin necesidad de recurrir a nada perjudicial para sí mismo”, expuso este portavoz del centro. Por otra parte, expresó su agradecimiento a todas aquellas instituciones que colaboran con La Esperanza organizando distintas actividades.

   
Aunque todavía queda algún tiempo para que charlen con sus conocidos en español, ya han dado el primer paso hacia la integración que persiguen las aulas de inmersión lingüística en las que están implicados tanto Digmun como el Área de Menores de la Ciudad Autónoma.

 

“Se preocupan por aprender y se prestan a ayudar”

 

Julio Rodríguez, director de La Esperanza, rechazó ayer al estigma que pesa sobre el colectivo MENA por los incidentes que protagonizan algunos de sus integrantes ya que los alborotadores constituyen un “pequeño grupo” y lo atribuye a “demasiado ocio sin regular”, de ahí su énfasis en la oferta educativa. Prueba de sus palabras está en la “gran acogida” de las aulas de inmersión lingüística entre los residentes. “Se preocupan por aprender y prestan ayuda”, subrayó. 

 

Tres nacionalidades en la primera fila

 

“A todos les falta vocabulario, pero algunos ya conocían el alfabeto latino porque estudiaron francés en Marruecos”, señaló la monitora Mohamed. Aunque la mayoría de los menores son marroquíes, en los pupitres se encuentran personas de distintas nacionalidades que hacen frente a más obstáculos en este aprendizaje, lo cual requiere a Digmun afinar el ingenio para establecer comunicación. “Les pongo ejemplos, recurro a los dibujos y pruebo fórmulas hasta que entienden lo que les quiero decir”, agregó la profesora. Solo en la primera fila de su aula, se sientan jóvenes de tres nacionalidades. Fufana, de 18 años, es natural de Mali y se esfuerza en explicar que llegó a Ceuta con otros dos compañeros procedentes de Marruecos. Cuando echa la vista atrás, acierta a decir fue "duro". A su derecha se acomoda un marroquí y a su izquierda un sirio que mantuvo una estrecha relación con sus últimos compatriotas que partieron a la península.

 

Alfabetización por el convenio MEC-Ciudad

 

Pepe Vega es maestro de alfabetización del convenio MEC-Ciudad y se ocupa de las clases de apoyo escolar a las que asisten grupos reducidos de jóvenes de más corta edad que serán escolarizados con posterioridad. “Muchos de ellos solo piensan en cruzar a la península, pero tienen que entender que la enseñanza les abrirá un abanico de oportunidades”, explicó mientras atendía a Usama y Ayman. 

 

Sanidad aborda las drogodependencias

 

La Consejería de Sanidad ofreció ayer una charla sobre drogodependencias y su prevención dirigida a los residentes de mayor edad en este centro de menores. Este programa se mantiene durante todo el año, señaló el director de La Esperanza, quien adelantó que también abordarán la educación sexual. El director del centro tiene previsto presentar un programa de equinoterapia social en colaboración con el Centro Ecuestre de Ceuta.

 

 

‘BESTIARIO’ POPULAR EN LA LENGUA ESPAÑOLA

Deja un comentario

http://www.cronicadelquindio.com/noticia-noticia_opinion-titulo-bestiario_popular_en_la_lengua_espaola-op-11365.htm

clip_image002¿Cuáles son los animales populares en refranes de América Latina? ¿Hay una cultura oral compartida en los países hispanohablantes de nuestro continente latino? La conversación en los países hispanohablantes está salpicada de dichos. Es un fenómeno único que distingue al idioma español que hablamos del inglés, el francés o el alemán.

A diario se compara, valora y se toma del pelo con bestias y realismo frentero. Hay animales, estrellas de este mundo cotidiano de imaginación burlesca. Gatos, perros, yeguas, caballos, sapos, gallinazos y marranos sirven para la burla, para retratar o calificar una situación. De una persona descuidada dicen en Chile: “Este no es gato que tape su caca”. En Colombia “la cuenta se pasa según el marrano”. En el cono sur se cobra: “Según el sapo la pedrada”.

Decir “metió las cuatro”, es casi lo mismo que meterse en la pata del caballo. La “necesidad de dinero hace bailar distintos animales” en Argentina, Colombia y México. Tal vez por la fama del mono en el mundo de los dichos, en Argentina “baila por la plata”. Mientras que en Colombia y México “el perro baila por la plata”.

El mico es muy citado en los refranes. “Quedó como chaleco de mono”, es decir mal. O “la mona aunque se vista de seda mona se queda”, para indicar que jamás tendrá elegancia. El mono sin elegancia es figura en los refranes desde México a Argentina. Es el mono del idioma español. No tiene suerte en Chile ni elegancia en Cuba, y lo mueve la plata en Argentina. En Colombia y España “aunque se vista de Cocó Chanél nadie le cree lo francés”.
El guajalote en México es un apetitoso pavo gordo. Por eso, “guajalote que se sale del corral termina en mole”. Es decir cubierto de salsa. El mexicano recuerda el dicho colombiano, “no dar papaya”. El nuevo mundo con sus realidades sirve al imaginario popular. Los refranes transmiten la mentalidad latina y aspectos de su cultura.

Para hablar del desorden, en Cuba tuvieron la idea de servir arroz. Imaginariamente, claro está. Así que en la isla del Caribe dicen: “Se formó el arroz con mangos”, para hablar de la situación que en Colombia calificamos como un “nueve de abril”. Dice la mamá cuando llega a la casa y ve horrorizada lo que sus adolescentes hicieron en la cocina.

El humor de los argentinos tiene ribetes negros que se adivinan cuando emplean la expresión: “No quiere más lola”. Cuando un paciente dejaba de comer las galletas para enfermos delicados, era porque “ya iba a colgar los guayos”. Gráfico y definitivo. Las galletas de los hospitales se llamaban lolas.

Colombia comparte con el caribe refranes como “indio comido indio ido”. En Puerto Rico se dice “hacer como Blas ya comiste ya te vas”. ¿A qué horas el indio fue Blas?

Los refranes tienen su filosofía. En Chile, un destilado de experiencia popular es: “Más vale un porsiacaso que un quién hubiera sabido”. Preciosa expresión para decir: por si las moscas. Y porsiacas, hasta aquí voy, no sea que “yo que llego y el tren que parte”.

 

Older Entries Newer Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 3.385 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: