http://historiasinsolitas.com/p794189/-osezno-perdido

clip_image001Óscar Montero es un vecino de la localidad leonesa de Prioro que el pasado sábado se llevó una de las mayores sorpresas de su vida cuando, desde la ventana de su casa, vio como un osezno subía por las escaleras que conducen a la puerta principal de la vivienda.

"Al principio no supe muy bien de qué tipo de animal se trataba, pensé que era un perro grande, pero al fijarme me di cuenta de que era un esbardo, que subía tranquilamente por las escaleras", ha declarado a EFE este joven palentino de 26 años.

"Mi primer impulso fue salir y tocarlo, pero luego no lo hice porque me advirtieron de que, al tratarse de una cría, la madre podría estar cerca y era peligroso", ha añadido Montero, que explica que vio al animal poco después de las dos de la tarde.

“Me alegró el día”

"En cualquier caso la aparición del oso me alegró el día, ya que llevábamos varios días incomunicados por la nieve y habíamos estado dos días y medio sin electricidad", agrega.

Prioro, que dista unos 60 km de la capital de la provincia, apenas supera los 400 habitantes y está a 1.120 metros de altitud, aunque el punto más alto del concejo llega hasta los 1.720 metros.