La acentuación de las palabras

Si la voz se carga en la última sílaba tendremos una palabra AGUDA

En las palabras agudas debe marcarse la tilde cuando terminan en vocal o consonante N o S.

Si la voz se carga en la penúltima sílaba tendremos una palabra GRAVE

En las palabras graves debe marcarse la tilde en la sílaba tónica cuando dichas palabras terminan en cualquier consonante que no sea N ni S.

Si la voz se carga en la antepenúltima sílaba tendremos una palabra ESDRÚJULA

Si la voz se carga antes de la antepenúltima sílaba tendremos una palabra SOBRESDRÚJULA

En las palabras esdrújulas y sobreesdrújulas se marcará siempre la tilde, y debe hacerse en la vocal de la sílaba tónica.

 

Si decimos que en castellano todas las palabras van acentuadas, quizás, a más de uno esto le sorprenda. Ello es debido a que normalmente llamamos acento a una ‘marquita’ grafica que se coloca sobre las vocales (‘). En puridad, a este signo grafico hay que llamarlo acento ortográfico o tilde. Al decir que todas las palabras llevan acento hacemos referencia a otro tipo de acento, el prosódico. Este acento prosódico es un rasgo del lenguaje oral que hace que podamos diferenciar, al oírlas, las palabras cantara, cantará y cántara o ejercito, ejercitó y ejército. Se trata, pues, de un elemento relacionado con la pronunciación, independiente de la escritura, y que consiste en la elevación del tono de voz (no su intensidad) al pronunciar una silaba determinada.

En arcabuz, reloj, almacén, marroquí, administrar, impidió; decimos que tienen acentuada la última silaba todas ellas, independientemente de que lleven tilde o no. Los hispanohablantes somos capaces de captar sin problemas la diferencia entre una sílaba acentuada y otra que no lo está, y por ello, al oír la palabra hablo entendemos una cosa distinta de lo que entenderíamos al oír habló. Llamamos tónica a la única silaba de cada palabra que cuenta con acento prosódico (-buz en arcabuz, p. ej.) y átonas a las demás (ar- y -ca-).

 

 

 

 

DEFINICIONES:

Se le llama acento prosódico (o simplemente acento) a la mayor fuerza de pronunciación que se carga sobre una sílaba de la palabra (a la que se designa como sílaba tónica). 

A la rayita que escribimos se le llama tilde o acento ortográfico.

Palabra tónica es aquella que presenta acento prosódico en alguna de sus sílabas.

Palabra átona es aquella que ninguna de sus sílabas sobresale de las demás.

El acento diacrítico también se expresa con una tilde y su función es diferenciar el uso de palabras que tengan igual escritura (palabras homófonas).