Yo leo un libro.

lees un libro.

Ella lee un libro.

Nosotros saltamos.

Vosotras saltáis.

Ellos saltan.

 

Las palabras destacadas en la tabla anterior se refieren a personas que realizan una acción cuyos nombres no se mencionan. Son pronombres personales. Pueden ser de tres clases:

 

Persona

Remiten, señalan o se refieren a…

Ejemplos

Primera

La persona que habla o escribe.

yo, nosotros, nosotras

Segunda

La persona con quien se habla (la que escucha) o a la que se escribe.

tú, vosotros, vosotras

Tercera

La persona o cosa de quien se habla o escribe.

él, ella, ellos, ellas

 

Además de los pronombres personales citados en los ejemplos de la tabla anterior, a los que llamamos pronombres personales sujeto, hay otras formas que se refieren a personas u objetos que reciben una acción o participan de ella. Son los pronombres personales de objeto.

 

He comprado un libro. Lo he comprado. (El libro)

He leído una revista. La he leído. (La revista)

Regalé un pastel a mi hermano. Le regalé un pastel. (A mi hermano)

Compré una revista a mis padres. Les compré una revista. (A mis padres)

 

Hay veces en las que utilizamos de forma incorrecta los pronombres la, la, los, las, le, les de forma incorrecta. Estas incorrecciones se llaman leísmo, laísmo y loísmo.

 

Se produce leísmo si utilizamos le o les cuando deberíamos utilizar lo, la, los o las.

 

Coge el libro.

Cógelo.

Cógele.

Correcto

Incorrecto

 

El leísmo está permitido cuando se refiere a personas.

 

Vi a Manolo ayer.

Lo vi ayer.

Le vi ayer.

Correcto

Admisible

 

Se produce laísmo cuando usamos la o las en lugar de le o les. Es muy frecuente en algunas zonas.

 

Dio el libro a Ana.

Le dio el libro

La dio el libro.

Correcto

Incorrecto

 

Se produce loísmo cuando usamos lo y los en lugar de le y les. Casi nadie es loísta.

 

Dio el libro a Luis.

Le dio el libro

Lo dio el libro.

Correcto

Incorrecto