La concordancia es una relación de acuerdo entre palabras variables. Por ejemplo: sustantivo y adjetivo (variables en género y en número). Las dos reglas generales de concordancia son:

 

clip_image002El sujeto (sustantivo o pronombre) concuerda con el verbo en número y en persona.

 

Ellos cantan muy bien.

 

El adjetivo concuerda en género y en número con el sustantivo o pronombre al cual se refiere:

 

El euro es la nueva moneda de Europa.

 

En el caso de que un adjetivo se refiera a dos o a más sustantivos de distinto género, el adjetivo se pone en plural y en masculino:

 

Trabajos e investigaciones importantísimos del Perito Francisco Moreno permitieron conocer zonas que el hombre blanco aún no había explorado.

 

Casos especiales de concordancia

 

Los títulos y tratamientos (Su Majestad, usted, etc.) concuerdan con adjetivo masculino o femenino, según el sexo de la persona a la cual se aplican:

 

Usted es muy callado.                      Usted es muy callada.

 

Cuando el núcleo del sujeto es un sustantivo colectivo, el verbo se coloca en singular:

 

El grupo mantiene, todavía, estereotipos de femineidad y de virilidad.

 

Pero si ese sustantivo colectivo está modificado por un complemento en plural, que indica las personas o cosas de las cuales consta el grupo, el verbo puede colocarse en singular o en plural:

 

El grupo de deportistas mantiene, todavía, estereotipos de femineidad y de virilidad.

El grupo de deportistas mantienen, todavía, estereotipos de femineidad y de virilidad.

 

El verbo ser, en algunas oportunidades, concuerda con el predicativo y no con el sujeto:

 

El tiempo estimado de trabajo son cuatro horas.

 

Hay casos en que dos o más sustantivos asociados pueden percibirse como un todo y llevar el verbo en singular.

 

La apertura y clausura de la conferencia será estrictamente controlada.

La apertura y clausura de la conferencia serán estrictamente controladas.

 

Si se coloca un determinante (artículo) antes de cada uno de los sustantivos, se impone la concordancia en plural:

 

La apertura y la clausura de la conferencia serán estrictamente controladas.

 

Si el verbo está delante de un sujeto que tiene más de un núcleo, es posible que el verbo se coloque en singular:

 

Fue recibido el embajador, su esposa y sus hijos.

 

Lo mismo suele suceder si el verbo va en medio de varios sujetos:

 

El científico debe, y el tecnólogo, responsabilizarse por el resultado de su trabajo.