Consideremos separadamente dos palabras, tales como salimos y jardín: una es un tiempo verbal, y la otra un sustantivo. Entre ellas no hay, de momento, ninguna relación gramatical, como no hay ninguna relación ideológica. Pero si ocurre que “el jardín” es el punto de partida, de llegada, de tránsito, de dirección, de límite de nuestro movimiento, de nuestro “salir”, ya existe entre este acto nuestro y el jardín una relación ideológica. ¿Cómo se expresa esto en el lenguaje? Evidentemente, diríamos:

Salimos del jardín

Salimos al jardín

Salimos por el jardín

Salimos hacia el jardín

Salimos hasta el jardín

Así pues, para expresar las diversas relaciones que hallamos entre nuestro “salir” y el “jardín”, enlazamos las palabras representativas de estos dos conceptos por otras nuevas palabras: de, a, por, hacia, hasta. Cada una de ellas expresa una relación determinada, que no puede expresarse de otro modo, y no se pueden intercambiar.

Las preposiciones españolas son: a, ante, bajo, cabe (junto a), con, contra, de, desde, durante, en, entre, hacia, hasta, mediante, para, según, sin, so (bajo), sobre, tras y otras menos usadas.

PREPOSICIONES

DE – DESDE

 

Ella es ______ España y vive ______ 1998 en Brasil.

 

______la terraza ______ ese edificio se ve toda la ciudad.

 

¿______ dónde salimos el sábado, ______ tu casa?

 

______ Buenos Aires el avión demora tres horas y quince minutos hasta aquí.

 

Caminamos ______ el Beiramar hasta la catedral.

 

______ que era niño él ha sido muy estudioso.

 

______ entonces, siempre fuimos buenos amigos con Pedro y Genaro.

 

______ luego, nosotros confiamos en ti, y por eso te respetamos mucho.

 

…Y el director dijo: ______ que le pidas disculpas al profesor puedes volver a clases normalmente.