A    a    a    bajo    con    con    con    de    de    en    en    en    hasta    para    por    por    sin    sin    

 

La guerra, que hasta entonces no había sido más que una palabra ____ designar una circunstancia vaga y remota, se concretó ____ una realidad dramática. A fines de febrero llegó _____ Macondo una anciana de aspecto ceniciento, montada _____ un burro cargado de escobas. Parecía tan inofensiva, que las patrullas de vigilancia la dejaron pasar _______ preguntas, como uno más de los vendedores que a menudo llegaban ______ los pueblos de la ciénaga. Fue directamente al cuartel. Arcadio la recibió en el local donde antes estuvo el salón de clases, y que entonces estaba transformado _____ una especie de campamento de retaguardia, hamacas enrolladas y colgadas en las argollas y petates amontonados en los rincones, y fusiles y carabinas y escopetas de cacería dispersos _______ el suelo. La anciana se cuadró en un saludo militar antes de identificarse:

-Soy el coronel Gregorio Stevenson.

Llevaba malas noticias. Los últimos focos ______ resistencia liberal, según dijo, estaban siendo exterminados. El coronel Aureliano Buendía, ______ quien había dejado batiéndose en retirada ________ los lados de Riohacha, le encomendó la misión de hablar con Arcadio. Debía entregar la plaza _______ resistencia, poniendo como condición que se respetaran ______ palabra de honor la vida y las propiedades de los liberales. Arcadio examinó ______ una mirada de conmiseración ______ aquel extraño mensajero que habría podido confundirse ______ una abuela fugitiva.

Gabriel García Márquez, Cien años de soledad