Los pronombres son palabras que sustituyen al nombre y pueden ser: personales, posesivos, reflexivos, relativos e interrogativos.

 

Pronombres Personales

Los pronombres personales se usan para sustituir un nombre que se ha mencionado con anterioridad, para hablar de uno mismo o de terceros.

Ejemplos: Beatriz canta una canción. Ella canta una canción para ti.

 

Pronombres Posesivos

Los pronombres y determinantes posesivos reflejan la posesión, la pertenencia.

Ejemplos: Es mi maleta. (determinante posesivo). Es la mía. (pronombre posesivo).

 

Pronombres Reflexivos

Los pronombres reflexivos son: me, te, se, nos, os. Se usan con los verbos reflexivos. Estos pronombres siempre hacen referencia al sujeto.

Ejemplos: Me miro en el espejo.

 

Pronombres Relativos

Los pronombres relativos son aquellos que unen una oración principal a una de relativo.

Ejemplo: La policía busca al hombre que atracó el banco.

 

Pronombres Interrogativos

Los pronombres interrogativos son: qué, quién y cuál. En una oración interrogativa parcial sustituyen al sustantivo sobre el que se está preguntando.

Ejemplos: ¿Quién ha dicho eso? ¿Qué ha dicho?

 

Pronombres Demostrativos

Entre los pronombres demostrativos se encuentran: este, ese, aquel. Se usan para designar algo concreto.

Ejemplos: ¿Qué coche quiere comprar, este o aquel?

 

Pronombres Indefinidos

Algunos de los pronombres/determinantes indefinidos son: algo, alguien, cualquiera, nada, ningún. Se usan para generalizar acerca de algo.

Ejemplos: No tengo ningún libro. (determinante). ¿Puedes prestarme alguno? (pronombre).