Sustantivos

 

En español se utiliza el masculino plural para designar un conjunto de componentes iguales de ambos géneros.

Ejemplos: un amigo + una amiga es: amigos, el niño + la niña es: los niños
Esta regla es válida incluso cuando el masculino y el femenino son distintos.
Ejemplos: el padre + la madre
los padres, el actor + la actriz los actores.

Sustantivos masculinos

En general son masculinos:

Los sustantivos terminados en –o.   Ejemplos: el amigo, el perro, el libro, el viento.

Los sustantivos terminados en –or.   Ejemplos: el amor, el calor, el color, el sabor (con algunas excepciones como la flor).

Los sustantivos terminados en -aje o –an.  Ejemplos: el coraje, el viaje, el capitán.

Los nombres de ríos, mares, océanos y montañas. Ejemplos: el Sena, el Ebro, el Támesis, el Mediterráneo, el Atlántico, los Andes, el Everest (con algunas excepciones como la Noguera-Pallaresa).

Los nombres de colores. Ejemplo: el azul, el verde, el amarillo, el naranja).

Sustantivos masculinos terminados en -a

Son masculinos y terminan en -a:

Algunos sustantivos que designan una función ejercida por una persona de género masculino. Ejemplo: el cura.

Los nombres de origen griego que terminan en –ma. Ejemplo: el tema, el problema, el sistema.

Ciertos nombres como: Ejemplo: el día, el mapa.

Sustantivos femeninos

En general son femeninos:

Los sustantivos terminados en –a. Ejemplo: la niña, la vaca, la mesa, la ventana, la camisa.

Los sustantivos que terminan en -dad, -tad y –ed. Ejemplo: la libertad, la verdad, la mitad, la pared.

Los sustantivos terminados en -ción, -sión, -zón, -dez o –iz. Ejemplo: la ración, la pasión, la razón, la honradez, la perdiz (con algunas excepciones como el corazón).

Los nombres de las enfermedades terminadas en –tis. Ejemplos: la otitis, la artritis, la colitis.

Muchos sustantivos terminados en –e. Ejemplo: la torre, la clase, la calle.

Los nombres de las letras. Ejemplo: la a, la be, la ge, la eñe, la jota).

Sustantivos femeninos terminados en -o

Son femeninos y terminan en -o:

Algunos sustantivos que designan una función ejercida por una persona de género femenino. Ejemplo: la soprano.

Abreviaturas en -o de palabras que terminan en –a. Ejemplo: la foto de fotografía, la moto de motocicleta.

Ciertos nombres como: Ejemplo: la radio, la mano.

Sustantivos con dos géneros

Sustantivos invariables en masculino y en femenino

Algunos sustantivos tienen la misma terminación tanto para la forma masculina como para la femenina, en estos casos la diferencia de género la da el artículo:

Los nombres terminados en –ista. Ejemplo: el/la artista, el/la tenista, el/la socialista.

Los nombres que terminan en –nte. Ejemplo: el/la estudiante, el/la cantante, el/la amante.

Los sustantivos gentilicios terminados en o –ú. Ejemplo: el/la israelí, el/la iraquí, el/la hindú.

Ciertos nombres como: Ejemplo: el/la atleta, el/la policía, el/la joven, el/la modelo, el/la maniquí, el/la profeta, el/la testigo.

Sustantivos con género ambiguo

Hay ciertos sustantivos que aceptan ambos géneros sin cambiar el significado. Ejemplo: el o la mar, el o la azúcar.

Sustantivos con dos géneros y cambio de significado

Ciertos sustantivos aceptan los dos géneros, sin embargo, ese cambio de género modifica su significado.

Masculino

significado

Femenino

significado

el cámara

Persona que trabaja como camarógrafo

la cámara

Cámara de diputados

el capital

Cantidad de dinero o bienes

la capital

Ciudad principal de un país

el cólera

Enfermedad

la cólera

Ira, enojo, enfado.

el cometa

Astro

la cometa

Barrilete, volantín, papagayo

el cura

sacerdote

la cura

Sanación

el frente

Coalición de partidos políticos, organizaciones, etc.

la frente

Parte superior de la cara, comprendida entre una y otra sien

el guía

Persona que conduce y enseña a otra el camino

la guía

Aquello que dirige o encamina

el parte

Escrito, ordinariamente breve, que por cualquier medio se envía a alguien para darle aviso o noticia urgente

la parte

Porción indeterminada de un todo

el pendiente

Arete con adorno colgante o sin él

la pendiente

Cuesta o declive de un terreno

  el pez

pescado

la pez

Sustancia resinosa, sólida, lustrosa, quebradiza y de color pardo amarillento

 

Reglas de formación de algunos sustantivos femeninos

Como ya hemos dicho anteriormente, en español se asigna a todas las palabras un género (masculino o femenino), independientemente de una realidad sexual.

Con todo, cuando nos referimos a personas o animales, esta división sí que corresponde realmente a algo concreto. En este caso, es posible formar el femenino de la palabra.

Sustantivos con femenino regular

Masculino

Femenino

Adjetivos terminados en -o

-a

Ejemplo: el amigo, el sobrino, el abogado, el perro

Ejemplos: la amiga, la sobrina, la abogada, la perra

Sustantivos terminados en consonante

+ a

Ejemplos: el señor, el doctor, el español, el juez

Ejemplos: la señora, la doctora, la española, la juez

 

Sustantivos invariables en masculino y en femenino

Como ya hemos visto en el punto, algunos sustantivos tienen la misma forma tanto para la forma masculina como para la femenina.

Masculino

Femenino

Sustantivos terminados en –ista. Ejemplos: el/la artista, el/la tenista, el/la socialista

Sustantivos terminados en –nte. Ejemplo: el/la estudiante, el/la cantante, el/la amante

Sustantivos gentilicios terminados en o –ú. Ejemplos: el/la israelí, el/la iraquí, el/la hindú

Sustantivos con género epiceno (es decir, palabras que designan al mismo tiempo al macho y a la hembra de la misma especie). Ejemplos: el cocodrilo (macho/hembra), la jirafa (macho/hembra), la perdiz (macho/hembra)

Otros sustantivos como: Ejemplos: el/la atleta, el/la policía, el/la joven, el/la modelo, el/la maniquí, el/la profeta, el/la testigo

 

Sustantivos con femenino irregular

Masculino

Femenino

Sustantivo terminado en -dor o -tor 

+ triz

el emperador, el actor

la emperatriz, la actriz

Otros nombres forman el femenino añadiendo ciertos sufijos como -esa, -isa, -nao -ina

el alcalde, el príncipe, el poeta, el rey, el héroe, el gallo

la alcaldesa, la princesa, la poetisa, la reina, la heroína, la gallina

En algunos casos las palabras que designan el masculino y el femenino son completamente distintas

el hombre / la mujer, el yerno / la nuera, el padrino / la madrina, el buey / la vaca, el caballo / la yegua

 

El género de las profesiones

El femenino de las profesiones dependerá generalmente del tipo de éstas.

En castellano es cada vez más frecuente que exista una forma femenina de los nombres de profesión, teniendo en cuenta la evolución de la sociedad. Ejemplo: una abogado/una abogada, un ministro/una ministra, un jefe/una jefa, un catedrático/una catedrática

Sin embargo:

Hay toda una serie de profesiones tradicionalmente masculinas que forman difícilmente su femenino. Ejemplo: un bombero/*una bombera

O, al revés, una serie de profesiones tradicionalmente femeninas que ven difícilmente formar su masculino. Ejemplo: *un azafato/una azafata

Algunas toman un significado diferente según se utilicen en masculino o femenino.

Ejemplo: 
Un comadrón: tocólogo o cirujano que asiste en los partos
Una comadrona: mujer que asiste en los partos, sola o como auxiliar del comadrón.

Un camarero: persona cuyo trabajo consiste en servir bebidas y comida a los consumidores en cafés, bares, restaurantes…

Una camarera: mujer cuyo trabajo consiste en arreglar las habitaciones y atender al público en los hoteles, barcos…

Un asistente: hombre al servicio de un superior para asistirlo, concurrir o ayudar.
Una asistenta: mujer que asiste o hace faenas en una casa.

En otros casos se utilizan nombres completamente distintos según que la profesión o una actividad la practique un hombre o una mujer.

Ejemplo: 

Un jinete: hombre que en cabalgar un caballo.

Una amazona: mujer que en cabalgar un caballo.

 

"Falsas" parejas

Un cierto número de sustantivos que designan objetos se presentan en español en las dos formas, masculina en -o y femenina en -a, pero la forma femenina sólo designa un objeto más grande.

Masculino

Femenino

un jarro

una jarra

un hoyo

una hoya

un cubo

una cuba

un canasto

una canasta

Pero hay sobre todo una serie de sustantivos de los que podríamos creer que se trata del masculino y de su correspondiente femenino (o viceversa), sobre todo que muchas veces nos movemos en el mismo ámbito semántico.
Con todo, se trata de palabras completamente autónomas.

He aquí algunos ejemplos:

Masculino

Femenino

el banco

la banca

el barco

la barca

el bolso

la bolsa

el cartero

la cartera

el caso

la casa

el castaño

la castaña

el cesto

la cesta

el crítico

la crítica

el cuadro

la cuadra

el cuchillo

la cuchilla

el físico

la física

el granado

la granada

el judío

la judía

el libro

la libra

el naranjo

la naranja

el parado

la parada

el pato

la pata

el puerto

la puerta

el ramo

la rama

el rato

la rata

el suelo

la suela

el tallo

la talla