Es el nombre bajo el que se agrupan todas las palabras del idioma, distribuidas por 9 clases. Estas clases son: sustantivos o nombres, pronombres, adjetivos, adverbios, verbos, preposiciones, conjunciones y determinantes.

 

EL SUSTANTIVO O NOMBRE

Es aquel tipo de palabras cuyo significado determina la realidad. Esto es, los sustantivos nombran todas las cosas: personas, objetos, sensaciones, sentimientos, ideas, etc.

Clases de sustantivos:

 

Propio

común

Contable

incontable

Tiago

Pan

Bicicleta

Leche

Simple

compuesto

Concreto

abstracto

Ventana

Bocacalle

Supermercado

belleza

 

EL PRONOMBRE

Es la palabra que sustituye a otros términos que designan personas o cosas en un momento determinado. Ejemplos: Quiero a Laura.La quiero. Pedro llevaba un gorro. – Este era de color verde.

 

Clases de pronombres:

Personales: yo, tú, él, nosotros, vosotros, ellos: me, te, se, nos, os, lo, mi, ti, si, le, lo, la…

Demostrativos: este/a, ese/a, aquél, esto, eso, aquello…

Indefinidos: nada, todo, algo, nadie, alguien, alguno, bastantes, varios, cualquier, cualquiera…

Numerales: un, dos, tres, primero, segundo…

Relativos: que, quien, cuyo, cual, cuantos…

Posesivos: mío, tuyo, suyo, nuestro, vuestro, suyo…

Interrogativos: qué, quién, cuánto, cuándo, cuál, dónde, cómo…

Pronominalizar: se trata de sustituir una palabra por un pronombre (lo, la, le): Le di un beso. Se lo di. Le conté una historia. Se la conté.

 

EL ADJETIVO

Es la palabra que acompaña al nombre para determinarlo o calificarlo.

Ejemplos: El auto rojo. Esa casa está lejos.

 

Grados del adjetivo:

Positivo: Este es un postre dulce.

Comparativo: este postre es más dulce que aquel.

Superlativo: este es un postre muy dulce / dulcísimo.

 

Clases de adjetivos:

Especificativos: aquellos que indican una cualidad propia del sustantivo.

Ejemplo: el coche rojo

 

Explicativos: aquellos que redundan en una cualidad del nombre.

Ejemplo: la nieve blanca

 

EL VERBO

Es la parte de la oración que se conjuga y expresa acción y estado.

Ejemplos: estudiar, vivir, atender, mascar, escuchar…

Nominalizar: Se denomina al procedimiento que consiste en pasar cualquier categoría gramatical a sustantivo. Esto es, los verbos se nominalizan así: oscurecer: oscuro.

 

Los tiempos verbales se dan en tres Modos: Indicativo, Subjuntivo e Imperativo.

 

Los Tiempos son:

Simples: Presente, Pretérito imperfecto, Pretérito perfecto simple, Futuro imperfecto, Condicional…

Compuestos: Pretérito perfecto compuesto, Pretérito anterior, Futuro perfecto, Pretérito pluscuamperfecto, Condicional perfecto…

 

Formas no personales: Las formas no personales no presentan desinencia de número y persona.

Son:

Infinitivo: cantar

Gerundio: cantando

Participio: cantado.

 

EL ADVERBIO

Es una parte invariable de la oración que puede modificar, matizar o determinar a un verbo o a otro adverbio.

 

Clases de adverbios:

Lugar: lejos, cerca, aquí, allí, allá, acá.

Modo: así, bien, mal, etc.

Tiempo: ayer, mañana, nunca, hoy, jamás, siempre, a veces.

Duda: quizás, tal vez, acaso.

Cantidad: mucho, poco, bastante, demasiado.

Afirmación: sí, también.

Negación: no, tampoco.

 

LA PREPOSICIÓN

Es una categoría gramatical invariable, que no tiene significado propio y que sirve para relacionar términos.

 

Preposiciones: a, ante, bajo, cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras.

 

LA CONJUNCIÓN

Es una categoría gramatical invariable -parecida a la preposición-, que se utiliza para unir palabras y oraciones

 

Clases de conjunciones:

 

Copulativas: y, e, ni.

Disyuntivas: o, u.

Adversativas: pero, mas, sino.

Concesiva: aunque.

Causales: porque, pues.

Condicionales: si.

Comparativa: tan, tanto, que, como.

Consecutivas: tanto, que, luego.

Concesivas: aunque.

Finales: para.

Completiva: que, si.

 

Locución conjuntiva: se trata de un grupo de palabras que equivalen a una conjunción (uno de sus miembros es una conjunción). Las hay del mismo tipo que las conjunciones.

Ejemplos: sin embargo, de que, ya que, puesto que, con tal que, hasta el punto de que, a fin de que, tanto que, si bien, por más que, para que, etc.

 

LOS DETERMINANTES

Siempre aparece delante de un nombre (o una palabra que funcione como tal) para concretar su significado: nos dan información sobre él. Los determinantes pueden   ser:

 

Artículos: Son determinantes que acompañan al nombre para indicarnos si se trata de un ser conocido o desconocido. Son determinados: el, la, los, las e indeterminados: un, una, unos, unas.

 

Demostrativos: acompañan al nombre para indicar su proximidad o lejanía con relación a la persona que habla. Cerca: este, esta, estos, estas. Distancia media: ese, esa, esos, esas. Lejos: aquel, aquella, aquellos, aquellas.

 

Posesivos: acompañan al nombre indicando posesión o pertenencia. Pueden referirse a un solo poseedor (una persona) o a varios poseedores (varias personas). Mío, mía, míos, mías, mi, mis, nuestro/a, nuestros/as, tuyo/a, tuyos/as, tu, tus, vuestro/a, vuestros/as, suyo/a, suyos/as, su, sus.

 

Numerales: acompañan al nombre e indican número u orden. Pueden ser cardinales: dos, ocho… u ordinales: segundo, octavo…

 

Indefinidos: Indican que se desconoce la cantidad exacta de lo nombrado. Ejemplos: mismo, cada, algún, cualquier, ningún, tanto, mucho, poco, diverso, varios, igual, otro, todo…

 

Interrogativos y exclamativos: Son aquellos que acompañan al nombre en oraciones interrogativas o exclamativas. Qué, Cuánto/a/os, Cuál, Cuáles.

 

LAS INTERJECCIONES

Las interjecciones no constituyen una parte de la oración, sino que son equivalentes de oración que expresan un sentimiento vivo: ¡ay!; una llamada enérgica: ¡eh!, ¡alto!; o describen elementalmente una acción: ¡zas! Otras: ¡Hola!, ¡Pum! Etc.