clip_image002A lo largo del tiempo y al ir conociendo a más y más gente, nos habremos dado cuenta de que cada persona tiene su propia manera de hacer las cosas. Cada uno tiene su método para trabajar, para explicar las cosas, para organizarse… Y bueno, buscando una comparación que pudiese abarcar todos los ámbitos, se recurrió a la frase de hoy: cada maestro tiene su libro, precisamente para resaltar eso, que cada uno tiene su propio método para llevar a cabo su tarea, sus responsabilidades, las cosas que tiene que hacer.

Así que, cuando alguien se queje de que el nuevo jefe organiza las cosas de un modo distinto al anterior, cuando un niño pequeño diga que no entiende la manera de explicar de la nueva profesora o que un compañero de trabajo haga las cosas de un modo distinto al vuestro, recuerde: cada maestrillo tiene su librillo.