clip_image002La expresión de hoy nos sirve para darnos cuenta de que merece más la pena centrar nuestra atención en pocas cosas y tenerlas bien cuidadas que no intentar llegar a muchos sitios o llevar muchas cosas a la vez y no poderlas atender con toda la atención que merecerían.

Según la Real Academia de la Lengua Española, abarcar tiene todos los siguientes significados: ceñir algo con los brazos o con la mano, rodear, comprender, contener, implicar o encerrar en sí, percibir o dominar con la vista, de una vez, algo en su totalidad o tomar alguien a su cargo muchas cosas o negocios a un tiempo. Y apretar significa estrechar algo contra el pecho, con la mano o los brazos.

Es decir, si intentamos poner nuestra atención en demasiadas cosas (abarcar mucho) no podremos cuidar de todas ellas como se merecen (no podremos apretarlas para tenerlas bien sujetas y cuidadas), por lo que a veces es mejor renunciar a llevas más temas de los que realmente podemos para no sentir la frustración después de no poder atenderlos como se merecen.

Así que, como Superman no existe, mejor medid vuestras fuerzas y tiempo disponible y comprometeos sólo a hacer aquellas cosas que realmente podáis sin agobiaros. Al final, lo agradeceréis.