El nombre o sustantivo es la clase de palabra que puede funcionar, con artículo o sin él, como sujeto de la oración.

 

clip_image001La principal función sintáctica del sustantivo es ser núcleo (palabra con mayor jerarquía) del sintagma nominal. Puede ir acompañado de determinantes.

 

Morfológicamente el sustantivo puede llevar morfemas de género (masculino y femenino) y número (singular y plural).

 

Semánticamente, el sustantivo es el tipo de palabra que nombra personas, animales o cosas concretas o abstractas. (Ángel, perro, sentimiento, ideología).

 

Admite como acompañantes a:

Artículos y otros determinantes y adjetivos que concuerden en género y número con ellos (adyacentes).

Sustantivos en aposición que pueden no concordar.

Complementos preposicionales, llamados genéricamente complementos del nombre.

 

Clasificación por el significado

 

Según el significado, los sustantivos se clasifican en:

 

Sustantivos concretos: nombres de cosas que pueden percibirse con los sentidos del cuerpo o que imaginamos como reales como, por ejemplo, casa, niña, reloj, duende, hada, etc.

 

Sustantivos abstractos: representan conceptos independientes (inmateriales) y designan, por tanto, entidades que no se perciben con los sentidos del cuerpo, sino con la mente como, por ejemplo, nación, engaño, amor, odio, contradicción, bondad, virtud, honradez.

 

Sustantivos individuales: sustantivos que en su forma singular, nombran a un solo ser como, por ejemplo, pluma, árbol, rosa. Designan a un único ser, pero admiten el morfema del plural para designar a más de uno.

 

Sustantivos colectivos: sustantivos que, poseyendo una estructura de singular, nombran a un conjunto indeterminado de seres o cosas como, por ejemplo, plumaje, bosque, rosaleda, muchedumbre, gentío, bandada, coro, alameda. Tienen inherente la idea de pluralidad sin necesitar un morfema que lo exprese, pero no en el sentido de uno más uno, sino en cuanto a conjunto colectivo formado por varias unidades de la misma cosa designada.

 

Sustantivos comunes: permiten nombrar a todas las personas, animales o cosas de la misma clase o especie, sin particularizar su significado, como, por ejemplo, hombre, caballo, casa. Agrupan los objetos que denominan por sus características, sin expresar rasgos distintivos. Por eso se consideran sustantivos genéricos.

 

Sustantivos propios: distinguen o particularizan a cada individuo de los demás de una misma clase, especie o género. Se aplican a un solo ser, persona, animal o cosa. Por eso se consideran sustantivos individuales. Por ejemplo, los nombres de las personas y de los países. Los sustantivos propios se escriben SIEMPRE con letra inicial en mayúscula.

 

El género de los sustantivos

 

Según el género, los sustantivos se clasifican en:

 

Sustantivos masculinos: el género masculino de un nombre se determina anteponiendo un artículo masculino el, un. Los nombres geográficos, los días de la semana, los meses del año, los puntos cardinales y los números son masculinos.

 

Sustantivos femeninos: el género femenino de un nombre se determina anteponiendo un artículo femenino la, una.

 

No obstante debemos recordar que, en aquellos casos de sustantivos femeninos que comiencen con ‘a’ o ‘ha’ tónicas, se deberá usar, solamente en singular, artículo masculino. Ejemplos: ala, hacha, águila, alma, asa, arma, etc.

 

En español, los nombres de las cosas y de muchos animales han tomado género masculino o femenino debido a un proceso histórico caprichoso; no hay una razón lógica por la que libro tenga que ser una palabra masculina y estación una palabra femenina                                            

 

Sustantivos ambiguos: Los sustantivos ambiguos son todos aquellos que generan dudas respecto a su género. De esta manera, dichas palabras pueden considerarse como masculinas o femeninas dependiendo del contexto o uso que se les dé. Algunas de estas palabras se utilizan en el lenguaje coloquial aunque el género que les corresponde genere dudas. Por lo tanto, podemos decir que utilizar dichas palabras con ambos géneros es correcto.

 

Masculino

Femenino

Masculino

Femenino

el agua

la agua

el apóstrofe

la apóstrofe

el armazón

la armazón

el azúcar

la azúcar

el calor

el calor

el cava

la cava

el cochambre

la cochambre

el dote

la dote

el enzima

la enzima

el herpes

la herpes

el hojaldre

la hojaldre

el lavavajillas

la lavavajillas

el lente

la lente

el linde

la linde

el maratón

la maratón

el margen

la margen

el reuma

la reuma

el sauna

la sauna

el vodka

la vodka

la avestruz

el avestruz

la interrogante

el interrogante

la mar

el mar

la radio

el radio

la sartén

el sartén

 

 

 

El número de los sustantivos

 

En castellano, los sustantivos se clasifican en:

 

Sustantivos singulares: si el número de objetos a los que hace referencia el nombre es único. En singular, los sustantivos no tienen ningún morfema de número.

 

Sustantivos plurales: si el número de objetos a los que hace referencia el nombre son varios o más de uno.