clip_image002

El adjetivo es la palabra que acompaña al sustantivo y concierta con él en género y número. La función del adjetivo es caracterizar al sustantivo o limitar su significado. El adjetivo se coloca normalmente detrás del sustantivo, pero pueden colocarse antes de éste para reforzar su valor. Algunos adjetivos cambian su significado al estar delante del sustantivo, y otros se apocopan. Por ejemplo: una pobre mujer (mujer infeliz o insignificante), una mujer pobre (mujer sin dinero), primer piso (forma apocopada de “primero”)

Concordancia del adjetivo en género

El adjetivo concuerda con el sustantivo en género.  Si el sustantivo es femenino, modificamos el adjetivo de la siguiente manera:

Si el adjetivo termina en “-o” formamos el femenino cambiando la “o” por “a”. Por ejemplo:

caro

clip_image003

cara

alto

clip_image004

alta

delgado

clip_image005

delgada

 

Si el adjetivo termina en ‘e’ o en ‘a’, en el femenino no cambia. Por ejemplo:

grande

clip_image003[1]

grande

inteligente

clip_image004[1]

inteligente

rosa (color)

clip_image005[1]

rosa

 

Si el adjetivo termina en ‘-án’, ‘-ón’, ‘-or’, formamos el femenino añadiendo “a”.

Por ejemplo:

haragán

clip_image003[2]

haragána

fanfarrón

clip_image004[2]

fanfarrón

abusador

clip_image005[2]

abusador

 

Los comparativos que terminan en ‘-or’ no cambian. Por ejemplo: mayor, menor, anterior, posterior, etc.

Si el adjetivo termina en  ‘-ete’, ‘-ote’ la ‘e’ cambia por ‘a’. Por ejemplo:

grandote

clip_image003[3]

grandota

regordete

clip_image004[3]

regordete

 

El resto de los adjetivos terminado en consonante no cambian. Por ejemplo:

fácil

clip_image003[4]

fácil

difícil

clip_image004[4]

difícil

feliz

clip_image005[3]

feliz

Los adjetivos gentilicios, que indican el origen: país, ciudad, provincia, etc.; si terminan en consonante, se forma el femenino añadiendo “a”. Por ejemplo:

francés

clip_image003[5]

francesa

alemán

clip_image004[5]

alemana

chileno

clip_image005[4]

chilena

 

Formación del plural de adjetivos

El adjetivo concuerda con el sustantivo también en número. Formamos el plural del adjetivo de la siguiente manera:

Si el adjetivo termina en vocal no acentuada, se añade “s”. Por ejemplo:

grande

clip_image003[6]

grandes

feo

clip_image004[6]

feos

elegante

clip_image005[5]

elegantes

 

Si termina en consonante o en vocal acentuada, se añade “es”. Por ejemplo:

fácil

clip_image003[7]

fáciles

israelí

clip_image004[7]

israelíes

fiel

clip_image005[6]

fieles

 

Si termina en “-z” se cambia por “-ces”. Por ejemplo:

feliz

clip_image003[8]

felices

capaz

clip_image004[8]

capaces

feroz

clip_image005[7]

feroces

 

El comparativo

Con el comparativo señalamos la cualidad de personas, acciones o cosas comparándolas con otras. El comparativo puede ser de igualdad, superioridad o inferioridad.

De igualdad:        tan + adjetivo + como

Tu coche es tan lento como el mío.

De superioridad:  más + adjetivo + que

El avión es más rápido que el coche.

De inferioridad:   menos + adjetivo + que

Ella es menos inteligente que él.

Existen también algunas formas irregulares:

más bueno

mejor

más malo

peor

más pequeño (edad)

menor

más grande (edad)

mayor

 

El superlativo

El superlativo nos expresa la cualidad en su máxima intensidad. Existen dos tipos de superlativos: el relativo y el absoluto.

El superlativo absoluto

En el superlativo absoluto se expresa la cualidad sin relación con otros objetos, acciones o personas. Se forma de la siguiente manera:

el

más – menos

adjetivo

la

los

las

lo

 

Por ejemplo: Ella es la más bella.

El superlativo relativo

En el superlativo absoluto se expresa la cualidad en relación con otros objetos, acciones o personas. Se forma añadiendo los sufijos:

-ísimo

-bilísimo (para adjetivos terminados en “-ble”)

 Por ejemplo, si el adjetivo termina en vocal:

-ísimo

grande

grandísimo

 

barato

baratísimo

 

caro

carísimo

-bilísimo (adjetivos terminado en ‘-ble’

amable

amabilísimo

 

adorable

adorabilísimo

 

notable

notabilísimo

 

Si el adjetivo termina en consonante:

fácil

facilísimo

difícil

dificilísimo

joven

jovencísimo

 

Existen adjetivos que tienen dos formas, una de carácter coloquial y otra de carácter culto:

adjetivo

coloquial

culto

pobre

pobrísimo

paupérrimo

bueno

buenísimo

bonísimo

fuerte

fuertísimo

fortísimo

 

El superlativo absoluto se forma también añadiendo los adverbios muy, bien sumamente, etc. Ejemplos:

Pobre

Muy pobre

Linda

Muy linda

Grande

Sumamente grande

 

O con los prefijos: super-, extra-, archi-, etc.

pobre

superpobre

conocido

archiconocido

grande

extragrande

 

Existen algunas formas superlativas irregulares. Por ejemplo:

muy bueno

óptimo

muy pequeño

mínimo

muy malo

pésimo

muy grande

máximo