clip_image002Se aplica a quien, después de mejorar su condición humana e inclusive ascender económica o socialmente, no podrá esconder sus defectos o su origen humilde.

Físicamente existen personas o cosas que, por más que intenten esconder los defectos, siempre estarán presentes.

En resumen, los adornos no esconden los defectos.