clip_image001 Una de las formas de aprendizaje que tenemos las personas es a partir de un modelo que las realice antes.

Es decir, los padres son los primeros modelos para sus hijos. Esto no quiere decir que su hijo sea una imagen calcada de su padre, pues obviamente desarrollará muchas actitudes gracias a otros factores

Los niños están constantemente aprendiendo, y cuanto más pequeños son, más amplio es su aprendizaje. Son como esponjas que absorben todo cuanto ven.

En los primeros años de la vida del niño, sus padres se convierten en sus personas de referencia, en modelos de conducta, y básicamente lo hacen viendo cómo se comportan sus padres.

De un chico que se convierte en un gran médico como lo fue su padre, seguramente, los de su alrededor dirán: claro, de tal palo, tal astilla. También se usa en el caso en que el parecido sea malo: “míralo, se ha convertido en un delincuente como su padre. Se veía venir, y es que, de tal palo tal astilla”. Esto es así porque, como dijimos antes, esta frase simplemente indica parecido entre padres e hijos, sin distinguir si el parecido es bueno o malo.