clip_image002En el idioma español, el papel de los prefijos es más limitado que el de los sufijos, ya que se usan solo en la derivación, nunca en la flexión (a diferencia de lo que ocurre con los sufijos). Fonológicamente los prefijos nunca provocan cambios de acento, a diferencia de los sufijos y son siempre átonos.

 

En idioma español, generalmente los prefijos provienen de antiguas preposiciones de origen latino (los prefijoides en cambio provienen tanto del latín como del griego). Lo que quiere decir que un prefijo es la sílaba o palabra que se antepone a la raíz de una palabra, para formar otra palabra con otro significado pero manteniendo siempre la relación con el vocablo inicial.

 

Escritura

En el idioma español, el uso y la ortografía de los prefijos están bastante definidos desde tiempos antiguos, sobre todo en comparación con otros idiomas como el inglés. Sin embargo, la Asociación de Academias de la Lengua no ofreció regulación normativa respecto a su escritura hasta la Ortografía de la lengua española de 2010.

 

Tipos de prefijos

Podemos clasificarlos por sus características, por su posición o por su origen.

Por sus características podemos decir que existen dos tipos de prefijos: los prefijos propiamente dichos y los prefijoides. Estos últimos poseen un carácter parecido al de los prefijos, aunque con algunas diferencias:

§  Poseen un significado léxico, porque son, en realidad, sustantivos que provienen de lexemas latinos, griegos o extranjeros, no de preposiciones.

§  Forman series no de palabras derivadas, sino de palabras compuestas, ejemplos: aeropuerto, aeroflota, aerotransportado, aeromoza

§  Pueden aparecer al principio o al final de las palabras, ejemplos: filosoviético / bibliófilo, grafomanía / reprografía, fagocitar, aerófago.

En cuanto a su posición, algunos prefijos pueden superponerse a palabras derivadas formadas con otros prefijos (por ejemplo, redescubrir); otros se sitúan delante del lexema directamente.

En cuanto a su origen, la mayoría proviene del latín y otros del griego, a veces incluso a través del latín. Muchas palabras griegas fueron traducidas al latín copiando prefijos griegos con otros latinos: metamorfosis, transformatio (de donde surge la española “transformación”).

 

Origen

La mayoría de los prefijos del español provienen de antiguas preposiciones latinas. Sin embargo la clase de los prefijoides son raíces latinas o griegas, usadas para formar neologismos.