clip_image002Ahuecar el ala significa irse, marcharse de algún sitio. Se dice, “vamos, hay que ahuecar el ala”, como sinónimo de “vamos, hay que irse”.

Esta expresión proviene de un símil con las aves. Las aves, antes de emprender el vuelo (es decir, antes de empezar a volar), ahuecan sus alas (es decir, las extienden y las agitan), y las personas, como si de aves se tratase, hemos tomado esa expresión para indicar que estamos a punto de irnos.