clip_image002Se usa cuando se quiere manifestar que se va a cambiar de tema o que se da por terminada una acción para iniciar otra muy distinta. Significa ponerle punto final a algo. Dos cosas importantes para señalar al respecto. Primero, se recurre a las mariposas por su costumbre de ir de flor en flor. Segundo, se recurre a las mariposas para asegurar la rima con la palabra cosa. Tranquilamente, podría haber sido la abeja la protagonista de la frase, pero sólo cumple con el primer requisito.