imageSeñala que quien posee un buen entendimiento no necesita largas explicaciones para comprender algo. Se aplica como ensalzamiento del laconismo, en especial en un diálogo, en el que dos personas coincidiendo en intención o pensamiento sobre un asunto, son capaces de entenderse con pocas palabras.


En la actualidad, se suele emplear solamente la primera parte del dicho, con la intención de advertir de forma sutil o eludir decir algo que no se desea manifestar con claridad.

Anuncios