Esta perífrasis se usa sobre todo en presente de indicativo y señala que:

Algo está a punto de producirse.

¡Te vas a caer, cuidado! 
Deja ese martillo tranquilo que te vas a hacer daño.

Se tiene la intención de hacer algo.

Voy a llamar al jefe.
Vamos a solucionar el problema del paro.

En imperfecto de indicativo, esta perífrasis se usa en el discurso del pasado con los valores anteriores.

Le dije que nos íbamos a caer.
Le dije que iba a llamar al jefe.