Posibilidad

Con adverbios, como quizás, quizá, acaso, tal vez, posiblemente y probablemente se puede usar subjuntivo o indicativo. Se usa indicativo si el adverbio se pospone al verbo. Si el adverbio se antepone al verbo, se usa el subjuntivo o el indicativo, teniendo en cuenta que el subjuntivo enfatiza la idea de duda.

Tal vez tienes hijos. (= Me parece muy posible que seas un padre de familia.)
Tal vez tengas hijos. (= Es una posibilidad, no lo sé.)

Dentro del subjuntivo se puede expresar mayor o menor intensidad de duda.

Referido al

Presente Futuro

Pasado

Menor duda

Presente subjuntivo

Pretérito perfecto subjuntivo

Pretérito imperfecto subjuntivo

Gran duda

 

Pretérito imperfecto subjuntivo

 

Quizás se haya dormido. (Menor duda, pasado)
Luis no ha venido; probablemente esté viendo el partido por la tele. (Menor duda, presente)
Luis no vino; posiblemente estuviera viendo el partido por la tele. (Mayor duda, pasado)

Pero con a lo mejor solo es posible el indicativo.

A lo mejor tiene hijos.
A lo mejor estaba viendo el partido por la tele.

Con las construcciones ser posible, ser imposible, ser probable, ser improbable y poder que el subjuntivo es obligatorio.

Puede que ya haya llegado
Es posible que vaya
Es improbable que ellos estén de acuerdo.

Impersonales

Las estructuras impersonales exigen subjuntivo: ser bueno, ser malo, ser mejor, ser peor, ser difícil, ser fácil, ser lógico, ser ilógico, ser natural, ser útil, ser inútil, estar bien, estar mal. En estas oraciones que introduce el sujeto.

Es lógico que no me haga caso.
Es inútil que lo intentemos otra vez. 
Está bien que quieras seguir estudiando.

Referido al

Presente Futuro

Pasado

Presente subjuntivo

Pretérito perfecto subjuntivo

Finalidad

La finalidad exige subjuntivo en la subordinada siempre que el sujeto de la principal y el de la subordinada sean diferentes.

(Yo) solo he aceptado la invitación para que él no se enfade conmigo. 
(Yo) solo habría aceptado su invitación para que (él) no se enfadase conmigo. 
(Yo) te compré el jersey para que (tú) te lo pongas.
(Yo) te compré este jersey para que (tú) te lo pusieses.

Se da la siguiente correspondencia de tiempos entre el verbo de la oración principal y el de la subordinada.

Cuando el sujeto de la principal y de la subordinada coincide se usa infinitivo.

Verbo de la principal

Verbo de la subordinada

Presente indicativo

Presente subjuntivo

Futuro simple indicativo

Presente subjuntivo

Pretérito perfecto indicativo

Presente subjuntivo

Pretérito indefinido indicativo

Pretérito imperfecto subjuntivo

Pretérito pluscuamperfecto indicativo

Pretérito imperfecto subjuntivo

Pretérito imperfecto indicativo

Pretérito imperfecto subjuntivo

Condicional simple

Pretérito imperfecto subjuntivo

Condicional compuesto

Pretérito imperfecto subjuntivo

 

(Yo) me compré este jersey para llevarlo con la blusa verde. 
(Él) ha venido para pedirte perdón.

Temporales

Cuando, en cuanto, tan pronto como, no bien, así que, el día en que, la tarde en que, la noche en que, la mañana en que, la próxima vez que, hasta que, a medida que, cada vez que, conforme, según, desde que, después (de) que, siempre que, esperar a que, etc. usan presente de subjuntivo con valor de futuro.

Cuando cumpla sesenta años me jubilaré. 
Estaré trabajando hasta que vuelvas
Esperaré a que llegues.

También con antes (de) que se usa subjuntivo.

Antes de que tú nacieras, yo ya estaba harta de trabajar. 
Antes de que tú te vayas, yo ya habré llegado.

Órdenes

Con una orden negativa o una prohibición siempre se usa presente de subjuntivo.

No vengas
Te prohíbo que vengas.

Que + presente de subjuntivo se usa en el registro popular para repetir una orden que no fue obedecida.

—¡Cállate!
—Blablablabla… 
—¡Que te calles!

Esta segunda orden suele ser un grito, o cuando menos, se expresa con un tono de voz firme.

En órdenes, consejos o instrucciones formales; en este caso se usa subjuntivo en pasiva refleja.

Manténgase fuera del alcance de los niños. (En etiquetas de productos de limpieza).

Con que seguido de terceras personas (del singular o del plural) del presente de subjuntivo se encarga a alguien que dé una orden a otra persona.

Que venga María. (= Dile a María que venga.)
Que Tomás vaya a buscarnos al aeropuerto. (= Dile a Tomás que vaya a buscarnos al aeropuerto.)

Concesión

Aunque y otros nexos pueden utilizarse con indicativo o subjuntivo. Por una parte, en indicativo el hablante informa sobre un hecho nuevo o que supone nuevo para el oyente, y con el subjuntivo el hablante menciona un hecho conocido por el oyente.

Aunque estoy cansado, iré al cine. (= Informo de que estoy cansado.) 
Aunque estés cansado, tienes que ir al cine. (= Sé que estás cansado, pero tienes que ir al cine.)

Por otro lado, el subjuntivo puede expresar probabilidad. En este segundo caso, la correspondencia verbal es la siguiente:

Referido al

Presente Futuro

Pasado

Cumplimiento posible

Presente subjuntivo

Pretérito imperfecto subjuntivo

Cumplimiento difícil

Pretérito imperfecto subjuntivo

Pretérito pluscuamperfecto subjuntivp

 

Aunque tengas muchos dinero, eres un indeseable. (= Es muy posible que tengas dinero, pero no dejas de ser un indeseable.).

Aunque tuvieras mucho dinero, serías un indeseable. (= No tienes dinero, y el dinero tampoco te convertiría en una buena persona.).

Aunque hayas tenido mucho dinero, no has sido feliz. (= Es muy posible que en el pasado tuvieras mucho dinero, pero eso no te ha hecho una persona feliz.).

Aunque hubieras tenido mucho dinero, no habrías sido feliz. (= Nunca has tenido dinero y el dinero no te habría hecho feliz.)

Otras fórmulas concesivas exigen subjuntivo: a riesgo de que (formal), aun a riesgo de que (formal), por + adjetivo + que y por muy + adjetivo + que.

Aun a riesgo de que me llames pesado, te vuelvo a recordar que salimos a las cinco.
Por muy listo que seas, siempre habrá alguien más listo que tú.

(Aun) a sabiendas de que, y esto que y si bien exigen indicativo. A pesar de que suele ir en indicativo.

Las oraciones reduplicativas siguen esta fórmula:

 

Verbo en subjuntivo + (preposición) +

quien

+ mismo verbo

el que

lo que

donde

cuando

 

Esta fórmula reduplicativa usa el mismo verbo en subjuntivo dos veces. Tiene un valor concesivo y significa no importa.

No abras venga quien venga. (= No importa quien venga; tú no abras.) 
Pase lo que pase, recuerda cuál es tu obligación. (= No importa qué pase, recuerda cuál es tu obligación.)

El presente de subjuntivo se refiere a algo presente o futuro. El imperfecto de subjuntivo, al pasado.

Dijera lo que dijera, era para engañarte. (Pasado)

Diga lo que diga, no le hagas caso. (Futuro)

Esta misma idea se expresa con pronombres seguidos de subjuntivo.

Dondequiera que (formal)

+ subjuntivo

Cualquiera / cualesquiera que (formal)

Quienquiera / quienesquiera que (formal)

Comoquiera que (formal)

 

Dondequiera que vayas te seguiré. (= Vayas donde vayas te seguiré.)
Cualquiera que venga a la fiesta será bien recibido. (= Venga quien venga a la fiesta será bien recibido.)

Quienquiera que se case contigo deberá tener mucha paciencia.

Tienen valor concesivo las oraciones disyuntivas reduplicativas introducidas por los nexos: o, que… o que, ya… ya (formal) y bien… bien (formal). Si el verbo es el mismo en las dos oraciones puede omitirse el segundo.

Cantes o bailes harás el ridículo.
Estés o no (estés) de acuerdo, harás lo que yo te diga.

Condición

Condicionales con si.

Las oraciones condicionales con algunos nexos exigen subjuntivo: a condición de que, a poco que, caso de que, caso que, como, con que, con tal de que, con tal que, dado que, en caso de que, en el caso de que, en el supuesto de que, en la medida en que, excepto que, mientras, salvo que, siempre y cuando, etc.

Por poco que pueda, iré a tu casa. 
Como te vuelvas a manchar, no sales a jugar.

Algunas oraciones condicionales elididas exigen subjuntivo. Son las introducidas por: como si, igual que si, lo mismo que si o ni que.

Me miraba como si me conociera. (= Me miraba como me miraría alguien que me conociera.)

Me sentía igual que si me hubiese atropellado un tren. (= Me sentía como me sentiría si me hubiese atropellado un tren.)

¿Por qué le has dado sesenta euros? ¡Ni que fuéramos millonarios! (= Si fuéramos millonarios, daríamos dinero a los demás, pero no lo somos.)

Pero por si también puede ir con indicativo.

Coge las llaves por si no hay nadie dentro.

Relativos: definición y especificación.

Los relativos pueden usarse con indicativo o subjuntivo. Si se usan tiempos del indicativo se añaden datos a algo conocido; si se usan tiempos del subjuntivo se define el antecedente (el imperfecto de subjuntivo se refiere a hechos pasados y el presente de subjuntivo a hechos presentes).

Busco un piso que tenga ascensor y esté bien comunicado. (Definición)
Busco un papel que dejé aquí el otro día. (Especificación)

La definición suele ir precedida por estos nexos: el que, el primero que, el último que, el segundo que, el próximo que, el hecho de que, donde, adonde, como, el modo en que, la manera en que, etc.

El que llegue primero que prepare la cena. 
El que tenga hambre que coja más estofado.

Las oraciones relativas especificativas usan el indicativo para hablar de algo concreto y conocido.

Compraré la olla que es más barata. (= Ayer fui a mirar precios y hoy compraré la olla barata que vi ayer.) (Especificación). 
Compraré la olla que sea más barata. (= Hoy iré a comprar una olla, me da igual cuál, siempre que sea la más barata.) (Definición)

Las oraciones relativas explicativas normalmente usan el indicativo.

Los apartamentos de esta escalera, que tienen menos de setenta metros cuadrados, han doblado su precio en los últimos diez años.

Causa

La causa suele expresarse en indicativo; sin embargo, cuando se pone en duda o se niega la causa se usa subjuntivo.

No estudio porque quiera un diploma. (= Sí estudio, pero no porque quiera un diploma académico; me interesa saber.)
No estudio, porque no valgo para estudiar. (= No estudio y tengo un motivo para no hacerlo.)
No he pedido otra botella de vino porque sea un borracho. (= He pedido otra botella, pero a mí no me llames borracho.)
No he pedido otra botella de vino, porque ya hemos bebido mucho. (= No hemos pedido más vino.)

Consecuencia

La consecuencia suele expresarse en indicativo, excepto en estos casos.

Se usa imperfecto de subjuntivo con los siguientes nexos:

Negación + tal + sustantivo + que + subjuntivo (formal)

Negación + tan + adjetivo + que + subjuntivo (formal)

Negación + verbo + tanto que + subjuntivo (formal)

Su ambición no era tal que llegase a asesinar a alguien. 
No era tan tonto que no se diera cuenta de lo que pasaba. 
No trabajó tanto que estuviera cansado.

De todas manera suena un poco forzado y la lengua popular prefiere usar como para +infinitivo.

Era ambicioso, pero no como para matar a alguien.
Era tonto, pero no como para no darse cuenta de lo que pasaba. 
No trabajó como para estar cansado.

Algunos nexos necesitan imperfecto de subjuntivo cuando la subordinada adquiere sentido final.

De (tal) forma que + subjuntivo (formal)

De (tal) manera que + subjuntivo (formal)

De (tal) modo que + subjuntivo (formal)

 

Tal + subjuntivo + que + subjuntivo (formal)

Tan + adjetivo + que + subjuntivo (formal)

Verbo + tanto que + subjuntivo (formal)

Le hablé de tal forma que pudiera entenderme.
Ladeé la caja de tal manera que pasara por la puerta.

Siempre se usa subjuntivo con: de ahí que y de aquí que.

Lo quiere mucho; de ahí que se comporte de esta manera. 
A él le convenía; de aquí que no dijera nada.

Desafío

Que + presente de subjuntivo.

Que no me haga caso y verá. 
Que se atreva a levantarme la voz.

En la fórmula lo + adjetivo + ser + que + verbo, el indicativo informa de un hecho; el subjuntivo lo supone.

Lo peor es que me debe dinero.
Lo malo sería que me debieran dinero.
Lo bueno es que me han dicho que sí.
Lo bueno sería que me dijesen que sí.

La fórmula nombre + de que usa subjuntivo para suponer, indicativo para informar. Como en el caso de: el aviso de que, la creencia de que, el hecho de que, la idea de que, la noticia de que, la sospecha de que, la ventaja de que, etc.

La noticia de que el avión explotó llegó al periódico a las diez. (Información) 
La noticia de que el avión explotase debió de llegar antes de las diez. (Suposición)

Algunos nombres, como ambición, capacidad, causa, consecuencia, consejo, costumbre, dolor, edad, fin, finalidad, hora, intención, miedo, momento, necesidad, ocasión, orden, pena, permiso, posibilidad, prohibición, propósito, proyecto, razón, tiempo, etc., siguen esta fórmula.

Artículo + sustantivo + preposición + que + subjuntivo

La falta de dinero: esa es la causa de que vayamos en autocar.
El propósito de que nos reunamos aquí es llegar a un acuerdo beneficioso para todos.

Oraciones comparativas y superlativas

Los nexos, como mientras más / menos… más / menos, cuanto antes / más / menos… antes / más / menos usan indicativo cuando se refieren a hechos concretos, y subjuntivo para hechos no específicos, a veces referidos al futuro.

Luis mientras más hablaba más nervioso se ponía. (= Esto le pasó ayer a Luis.) 
Mientras más hables más nervioso te pondrás; lo mejor es que leas un discurso breve. (= Te conozco y sé que te pondrás nervioso cuando tengas que hablar en público.)

Otros nexos exigen siempre subjuntivo: igual que si, lo mismo que si, cual si (formal).

Me han tratado como si fuera una reina. 
Lo conozco lo mismo que si lo hubiera parido.

El superlativo relativo formado por el más + adjetivo, el mejor / peor o el menos + adjetivo alterna indicativo y subjuntivo, sin cambio de significado.

Es la pulsera más cara que he / haya visto en mi vida. 
Este es el libro menos conocido que ha / haya publicado.

Indefinidos

En oraciones negativas o interrogativas se usan pronombres indefinidos + que a veces con verbos en subjuntivo, otras en indicativo.

¿Hay alguien que conozca la respuesta?
No hay nadie que sepa la verdad.

Excluyentes

En oraciones excluyentes introducidas por sin que, lejos de que, en lugar de que y en vez de que se usa subjuntivo siempre que el sujeto de los dos verbos sea distinto. Paralelamente, se usa infinitivo cuando el sujeto es el mismo; los nexos en ese caso son: sin, lejos de, en lugar de y en vez de.

No te metas en sus cosas: lejos de que (ellos) arreglen sus problemas, (tú) vas a empeorar la situación.

(Él) me ha preparado una fiesta de cumpleaños sin que (yo) supiese nada.

En vez de descansar, deberías trabajar un poco.

Sin proponérselo ha conseguido el puesto de director general.