FENÓMEMO FONÉTICO EN EL USO DEL ESPAÑOL

Consiste en pronunciar como /y/, en sus distintas variedades regionales, el dígrafo ll (doble l): [kabáyo] por caballo, [yéno] por lleno. El yeísmo está extendido en amplias zonas de España y de América y, aunque quedan aún lugares en que pervive la distinción en la pronunciación de ll e y, es prácticamente general entre los jóvenes, incluso entre los de regiones tradicionalmente distinguidoras. Su presencia en amplias zonas, así como su creciente expansión, hacen del yeísmo un fenómeno aceptado en la norma culta.

http://www.rae.es/dpd/