clip_image002El español, es casi "fonético" por excelencia y, por lo tanto, es más fácil de aprender que la mayoría de los idiomas. El español se pronuncia fonéticamente; sin embargo, hay que tener presente la ‘r’ vibrante, que es un poco compleja de pronunciar. Las letras ‘b’ y ‘v’ prácticamente no se diferencian. La letra ‘h’ no se pronuncia. En español las oraciones exclamativas e interrogativas llevan signos de interrogación y de exclamación de apertura y de cierre, por ejemplo: ¿Habla usted español? o ¡Qué lástima!

La deferencia y cortesía se expresan mediante el uso de la tercera persona "usted"; y la segunda "tú" se usa cuando existe confianza con la persona que se trata. "Ser" se usa para denotar estados permanentes: Pedro es médico; mientras que "estar" se usa para describir situaciones temporarias e indicar transición: María está soltera.

 

¿ESPAÑOL O CASTELLANO?

 

Federico de Onís decía: “Yo, que soy castellano, he sustentado siempre que no existe el problema; que precisamente lo que causa admiración es la uniformidad del español si se compara con otras lenguas, a pesar de su enorme extensión geográfica y del relativo aislamiento en que viven los pueblos donde se habla; que las diferencias que existen en la manera de hablar el español son mucho menores entre España y América que dentro de España misma; que no hay un solo fenómeno lingüístico común a toda América y exclusivo de ella; que el seseo existe en media España y no produce dificultad para entenderse ni antipatía o prevención; que, por encima de todas las diferencias locales de pronunciación y vocabulario, está el español culto que hablan y escriben las personas educadas de ambos mundos, cuyos mejores definidores han sido americanos como Bello y Cuervo, cuyo arquetipo está en los escritores clásicos y a cuya conservación y renovación contribuyen hoy por igual y con el mismo derecho y autoridad todos los grandes escritores originales de habla española sea la que fuera su nación de origen; y que esta lengua uniforme, fijada por la tradición y autorizada por el uso de todas las personas cultas, es la que deben aprender los extranjeros, seguros de que sabiéndola, pronúncienla con ‘s’ o con ‘c’, podrán pasearse sin dificultad por toda la extensión del mundo hispánico”.

Aprender Español Es Fácil