Los Adverbios son palabras que pueden modificar a un verbo, a un adjetivo o a otro adverbio.

Adverbio modificando a un Verbo:

El coche corre mucho.

El adverbio mucho modifica al verbo corre expresando cuanto corre el coche.

Adverbio modificando a un Adjetivo:

Tú jardín es muy bonito.

El adverbio muy modifica al adjetivo bonito añadiendo intensidad a la cualidad bonito del jardín.

Adverbio modificando a otro Adverbio:

Mi colegio está bastante cerca.

El adverbio bastante modifica al adverbio cerca aumentando la proximidad.

El adverbio es invariable, porque no admite morfemas de género ni de número, pero en ocasiones puede admitir morfemas derivativos (cerquita, prontito), o morfemas de grados como los adjetivos (lejísimos, prontísimo).

También podemos formar adverbios añadiendo la terminación –mente a los adjetivos (cómodamente, rápidamente).

En la Tabla se muestran algunos ejemplos de las distintas clases de Adverbios.

Clases de Adverbios

Lugar

Aquí, allí, allá, acá, lejos, encima, debajo, cerca, delante…

Tiempo

Hoy, ayer, antes, después, pronto, tarde, temprano, todavía…

Modo

Bien, mal, como, así… y todos los que se obtienen añadiendo -MENTE a los adjetivos calificativos (tristemente, fácilmente).

Cantidad

Mucho, poco, bastante, demasiado, más, menos, nada…

Afirmación

Sí, también, cierto, efectivamente, claro, verdaderamente…

Negación

No, jamás, nunca, tampoco…

Duda

Acaso, quizás, quizá, probablemente, posiblemente…

Para saber si un adverbio es de Lugar, Tiempo o Modo, hacemos las siguientes preguntas al verbo de la oración:


¿Dónde? para saber si el adverbio es de Lugar

¿Cuándo? para saber si el adverbio es de Tiempo

¿Cómo? para saber si el adverbio es de Modo

¿Cuánto? para saber si el adverbio es de Cantidad

Hay que tener mucho cuidado para no confundirse al analizar algunas palabras (todo, poco, mucho, bastante, nada, algo…) que pueden funcionar como determinantes, pronombres o adverbios.

Son determinantes cuando acompañan a un nombre:

Tenemos muchos libros.

 

La palabra muchos se refiere al sustantivo libros, en consecuencia, es Determinante.

Son pronombres cuando sustituyen a un nombre:

Nos encanta tener muchos.

La palabra muchos se sustituye al sustantivo libros, en consecuencia, es Pronombre.

Son adverbios cuando modifican a verbos, adjetivos o a otros adverbios:

Nosotros leemos mucho.

La palabra mucho modifica al verbo leemos, entonces es Adverbio.


Las Locuciones adverbiales son expresiones formadas por grupos de palabras que equivalen a un solo adverbio. Aquí tienes algunos ejemplos:

 

Locuciones adverbiales

Lugar

Al otro lado, desde lejos, de cerca, en alto, por encima …

Tiempo

De vez en cuando, en un periquete, a última hora, al instante, en cuanto …

Modo

A manos llenas, a ciegas, a bulto, a pies juntillas, al revés, a traición, de veras

Cantidad

Más o menos, como máximo, por poco, en nada, a mansalva, a porrillo …

Afirmación

Sin duda, desde luego, en efecto, por supuesto …

Negación

Ni por asomo, en mi vida, nunca jamás …

Duda

A lo mejor, sin duda, tal vez …