http://www.elnuevoherald.com/noticias/sur-de-la-florida/article27015043.html

 

clip_image002
Más de dos tercios de los residentes de la Florida que fueron encuestados opinan que los estudiantes de las escuelas públicas deben estudiar español, según un sondeo económico realizado por la Universidad de la Florida.

 

Un grupo de niños de kindergarten asisten a su clase de español en Aventura Waterways K-8 C.M. Guerrero – El Nuevo Herald

La fuerte respuesta no debería ser una sorpresa para nadie en el condado Miami-Dade, donde padres y activistas han estado presionando para que haya más clases de idiomas aun cuando el distrito escolar ha pasado trabajo para reclutar suficientes maestros calificados.

 

Pero la Universidad de la Florida concluyó que la idea era apoyada mucho más allá de Miami-Dade. Más del 60 por ciento de los encuestados en todas las regiones del estado – –norte, centro, suroeste y sudeste– estuvieron de acuerdo.

Christopher McCarty, director del Centro de Sondeos Investigativos de la Universidad de la Florida en la Oficina de Investigaciones Económicas y Empresariales, añadió la pregunta al sondeo económico mensual de la universidad y quedó sorprendido por los resultados.

 

“Dado que se trata de un tema bastante contencioso, ciertamente en otros estados, pensé que podría ser aún más polémico aquí”, dijo. “Pero hubo un fuerte apoyo a la exigencia del estudio del español y en exigir que nuestros hijos aprendan a ser bilingües”.

 

McCarty dijo que es seguro que la inmigración sea un tema importante en la campaña presidencial. Afirmó que los resultados de esta encuesta podrían provocar una conversación en la Florida sobre la exigencia de estudiar español. Los estudiantes de la Florida no tienen que estudiar un idioma extranjero. Pero algunas universidades de la Florida exigen cursos de idiomas extranjeros.

 

Si un estado tiene probabilidades de exigir el estudio del español, dijo McCarty, es la Florida.

 

“Creo que tenemos que enfrentar el hecho –y no tiene nada de malo– de que Estados Unidos y la Florida se hacen cada vez más hispanos”, dijo McCarty, “y simplemente como ciudadanos, vamos a encontrar a personas que hablan español tan bien como el inglés”.

 

No es seguro si los resultados animarán o no a los legisladores a que consideren la posibilidad de exigir el estudio del español. Pero McCarty señala que el apoyo a la encuesta excede el 60 por ciento de votantes que se requiere para aprobar una enmienda en la boleta. En 1988, los votantes enmendaron la Constitución del Estado para hacer del inglés el idioma oficial.

Pero un problema con la idea de extender la enseñanza del español es encontrar suficientes maestros. Las escuelas de Miami-Dade han pasado trabajo para encontrar suficientes maestros de español calificados para respaldar los programas de educación bilingüe.

 

El distrito escolar está reformando la manera en que ofrece enseñanza de idiomas para asegurar que cada estudiante tenga la oportunidad de recibir clases y al mismo tiempo mejorar la calidad de la enseñanza.

 

El sondeo de la Universidad de la Florida concluyó asimismo que el 95 por ciento de los que respondieron las preguntas estuvieron de acuerdo en que las escuelas deberían enseñar habilidades computacionales. Exigir que los estudiantes estudien el idioma extranjero que deseen tuvo un apoyo del 81 por ciento, seguido por historia de la Florida (77 por ciento) y geometría (75 por ciento).

 

Los encuestadores entrevistaron a 506 personas por teléfono.

La redactora del Miami Herald Christina Veiga contribuyó a este reportaje.