PALABRA

(Del lat. parabŏla).

Segmento del discurso unificado habitualmente por el acento, el significado y pausas potenciales inicial y final.

 

Representación gráfica de la palabra hablada.

 

Palabra (empeño que hace alguien de su fe). Palabra de matrimonio.

 

Palabra gruesa. Dicho inconveniente u obsceno.

 

Palabra mágica. Dicción o voz supersticiosa, regularmente extraña y muchas veces de ninguna significación, que usan los magos y los hechiceros.

 

Palabra ociosa. La que no tiene fin determinado y se dice por diversión o pasatiempo.

 

Palabra pesada. La injuriosa o sensible.

 

Palabra picante. La que hiere o mortifica a la persona a quien se dice.

 

Palabra preñada. Dicho que incluye en sí más sentido que el que manifiesta, y se deja al discurso de quien lo oye.

 

Palabras al aire. Coloquial. Las que no merecen aprecio por la insustancialidad de quien las dice o por el poco fundamento en que se apoyan.

 

Palabras cruzadas. Crucigrama.

 

Palabras de buena crianza. Expresiones de cortesía o de cumplimiento.

 

Palabras de la ley, o palabras del duelo. Las que las leyes dan y señalan por gravemente injuriosas, y que ofenden y piden satisfacción.

 

Palabras de oráculo. Respuestas anfibológicas que algunas personas dan a lo que se les pregunta, disfrazando lo que quieren decir.

 

Palabras de presente. Las que recíprocamente se dan los esposos en el acto de casarse.

 

Palabras libres. Las deshonestas.

 

Palabras mayores. Las injuriosas y ofensivas.

 

Ahorrar palabras. Para instar a alguien para que finalice un negocio o ejecute lo que se dice, dejándose de proponer excusas.

A la primera palabra. Para explicar la prontitud en la inteligencia de lo que se dice o en el conocimiento de quien habla.

 

Bajo su palabra. Sin otra seguridad que la palabra que alguien da de hacer algo.

 

Coger la palabra. Valerse de ella o reconvenir con ella, o hacer prenda de ella, para obligar al cumplimiento de la oferta o promesa.

 

Comerse las palabras. Omitir en lo escrito alguna palabra o parte de ella.

Hablar precipitada o confusamente omitiendo sílabas o letras.

 

Correr la palabra. Dicho de los centinelas de una muralla o cordón: Avisarse sucesivamente unos a otros, para que estén toda la noche alerta.

 

Cruzar la palabra con alguien. Tener trato con ella.

 

Dar alguien su palabra. Prometer hacer una cosa.

 

Dar la palabra. Conceder el uso de ella en un debate.

 

Decir alguien la última palabra en un asunto. Resolverlo o esclarecerlo de manera definitiva.

 

Dejar a alguien con la palabra en la boca. Volverle la espalda sin escuchar lo que va a decir.

 

De palabra. Que cumple lo que promete.

 

De pocas palabras. Parco en el hablar.

 

Dirigir la palabra a alguien. Hablar singular y determinadamente con él.

 

Empeñar alguien la palabra. Dar su palabra.

 

En pocas palabras. En una palabra. Brevemente, en un instante.

 

En una palabra. Para indicar la brevedad o concisión con que se expresa o se dice algo.

 

Escapársele a alguien una palabra. Proferir, por descuido o falta de reparo, una voz o expresión disonante o que puede ser molesta.

 

Estar colgado, o pendiente, de las palabras de alguien. Oírle con suma atención.

 

Faltar alguien a su palabra. Dejar de hacer lo que ha prometido u ofrecido.

 

Faltar palabras. Resultar difícil expresar algo por causa de su bondad o maldad extrema.

 

Gastar palabras. Hablar inútilmente.

 

Írsele a alguien una palabra. Escapársele una palabra. Llevar la palabra alguien.

 

Medir alguien las palabras. Hablar con cuidado para no decir sino lo que convenga.

 

Ni media palabra. No entiendo ni media palabra.

 

No decir palabra. Callar, guardar silencio.

 

No ser más que palabras. No haber en una disputa o altercación cosa sustancial ni que merezca particular sentimiento, cuidado o atención.

 

No tener alguien más que palabras. Ser baladrón o jactarse de valiente, no correspondiendo en las ocasiones.

 

No tener alguien más que una palabra. Ser formal y sincero en lo que dice.

 

No tener alguien palabra. Faltar fácilmente a lo que ofrece o contrata.

no tener alguien palabras.

 

Oír dos palabras, o una palabra. Para pedir alguien a otra persona que le escuche, que dirá brevemente lo que quiere que le oiga.

 

Palabra por palabra. Literalmente.

 

Pedir la palabra. Como fórmula para solicitar quien la dice, que se le permita hablar.

 

Quitarle alguien a otra persona la palabra, o las palabras, de la boca. Decir lo mismo que estaba a punto de expresar su interlocutor. Tomar la palabra, interrumpiendo a quien habla y no dejándole continuar.

 

Remojar la palabra. Echar un trago.

 

Ser algo palabras mayores. Ser de importancia considerable, mayor de lo esperado.

 

Ser la última palabra del credo. Ser lo menos importante.

 

Sin decir, o hablar, palabra. Callando o guardando silencio; sin repugnar ni contradecir lo que se propone o pide.

 

Tener la palabra alguien. Estar en el uso de ella, haberle llegado su turno para hablar.

 

Tener palabras, o dos palabras, o más de dos palabras, o unas palabras, con alguien. Dicho de dos o más personas: Decirse palabras desagradables.

 

Torcer las palabras. Darles otro sentido del que ellas propiamente tienen, o de aquel en que se dicen naturalmente.

 

Traer en palabras a alguien. Entretenerle con ofertas o promesas, sin llegar al cumplimiento de lo que pretende.

 

Tratar mal de palabra a alguien. Injuriarle con un dicho ofensivo.

 

Una palabra. Para llamar a alguien a conversación.

 

Vender palabras. Engañar o traer entretenido a alguien con ellas.

 

Facilidad de palabra. Disposición para hacer algo sin gran trabajo. Ligereza, demasiada condescendencia. Oportunidad, ocasión propicia para hacer algo. Condiciones especiales que permiten lograr algo o alcanzar un fin con menor esfuerzo.

 

Apalabrar. Dicho de dos o más personas: Concertar de palabra algo.