Se utiliza para sustantivar adjetivos, participios y oraciones adjetivas o de relativo. El adjetivo adquiere así un carácter abstracto que se opone al valor específico que el mismo adjetivo tiene acompañado de las formas el, la, los y las.

Lo fácil es no hacerlo. El (libro) fácil es el (libro) que está encima de la mesa. Lo interesante es no saber qué va a pasar. La (muchacha) interesante no ha venido hoy, pero ha venido la (muchacha) de Murcia que es de las (mu-chachas) que nunca se aburren. Lo que me gusta es dormir al aire libre.

Lo se utiliza en la valorización exclamativa de un adjetivo o un adverbio.

lo + (adverbio o adjetivo) que + verbo

No sabía lo bueno que estaba hasta que lo probé. Me sorprende lo bien que canta Pedro. (Lo mucho que le gusta a él. Me preocupa lo buena que es. No sabes lo que / (lo mucho que) te agradezco que me hayas ayudado.