Su función es calificar (calificativos) o determinar (determinativos) al sustantivo Los determinativos los veremos en los dos capítulos siguientes ya que, a diferencia de los calificativos que sólo pueden funcionar como adjetivos, los determinativos pueden hacerlo como adjetivos y como pronombres.

 

clip_image001clip_image002ADJETIVO                     SUSTANTIVO                ADJETIVO

Género y número de los adjetivos calificativos

Masculinos terminados en -o > –a; en -an, -ón, -or y de nacionalidad terminados en consonante > + a.

Bueno > buena, amargo > amarga, holgazán  > holgazana, peleón  > peleona, trabajad­or  > trabajadora, alemán  > alemana, inglés > inglesa.

Salvo los casos de los comparativos mayor, menor, mejor, peor, superior e inferior.

En los demás casos son invariables en cuanto al género.

La máquina belga y el libro belga. La joven feliz y el joven feliz. El libro infantil y la mirada infantil.

Chipriota, croata, moscovita, ateniense, iraní, iraquí, marroquí, israelita, israelí.

El plural lo forman según las mismas normas de los sustantivos.

Los niños buenos y jóvenes están alegres. El bedel es feliz y los camareros también son felices.

Adjetivos de color.

a) Si el adjetivo es únicamente de color (rojo, verde, azul, amarillo, etc.), el adjetivo concuerda con el sustantivo: camisas rojas, pantalones azules.

b) Si el adjetivo es originariamente un sustantivo que designa frutos, flores, etc. (rosa, malva, naranja, etc.), se prefiere usar la forma invariable del adjetivo: las novelas rosa, unos pantalones naranja.

c) Si el adjetivo de color está modificado por otro (rojo claro, azul turquesa, etc.), se utiliza la forma invariable: me gustan sus ojos azul turquesa.

Posición de los adjetivos

Antepuestos

a) Formas apocopadas: buen, mal, primer, tercer, gran, algún, ningún, cualquier.

(Sólo grande y cualquiera se apocopan ante sustantivos masculinos y femeninos; los demás, sólo ante sustantivos masculinos.)

El mal tiempo le obligó a llegar en tercer lugar tras tener un gran percance en algún sitio de la costa.

b) Posesivos átonos, demostrativos, numerales ordinales y cardinales e indefinidos.

Hay tres jóvenes en el primer piso que la última noche hicieron mucho ruido. Mi coche y tu bici son del mismo color. Este libro vale más de cinco  euros en cualquier tienda. No me dé dos, sólo quiero un café.

a) Adjetivos calificativos sin intención especificadora o diferenciadora por parte del hablante.

En el enorme salón del palacio había una mesa con finos manteles.

b) Adjetivos que se le presuponen al sustantivo ("lógicos").

La blanca nieve cubrió a su buena madre, mientras su amable esposo lloraba. (La nieve blanca significaría que también la hay de otros colores; su esposo amable, que tiene otro que no lo es, y su madre buena significaría que tiene otra que no se merece ese adjetivo).

Nótese, hablando de las madres, que algunos adjetivos referidos a ellas pueden tener carácter diferenciador e ir pospuestos: biológica, adoptiva se diferencian mutuamente.

Pospuestos

Cuando con el adjetivo se quiere especificar o diferenciar al sustantivo de todos los otros que no poseen la característica indicada por el adjetivo. Los adjetivos que expresan color, nacionalidad, ideología política o religiosa ypropiedades físicas suelen ir pospuestos.

He comprado un coche rojo. Antes tenía una jefa alemana. El pensamiento comunista no era aceptado por las personas católicas. Me gusta el chocolate caliente. No como pan duro porque tengo dentadura postiza.

Dos adjetivos y casos especiales

a) Si los dos fueran diferenciadores irán pospuestos y unidos por la conjun­ción y; con los de nacionalidad, religión y color no es indispensable el uso de la conjunción. Si no, su posición dependerá de los criterios ex­puestos en los apartados anteriores.

Deme un libro bueno y barato. Es una persona estúpida y orgullosa. Me gustaría comprar una novela alemana moderna. Deme ese libro rojo. Véndame su casa nueva. Quiero dos libros grandes y viejos; deme también alguna novela china.

b) Algunos adjetivos de cortesía hacia una persona van siempre ante­puestos por no ser diferenciadores.

Nuestro querido y respetado profesor vendrá esta tarde acompañado de su ilustre y bellísima esposa. (Posponerlos significaría que los otros profesores ni son queridos ni respetados, y que aparte de esa esposa tiene otras que son bastante feas e incultas.)

c) El hablante puede no querer marcar diferenciadoramente al sustantivo y colocar el adjetivo antepuesto. Caso frecuente en poesía.

Una hermosa mañana, las blancas cimas de las lejanas montañas parecían a mis cansados ojos, tiernos algodo­nes  posados sobre cortantes hojas de cuchillo.

d) Los adjetivos que expresan extremos irán antepuestos o pospuestos según el hablante quiera utilizarlos o no como diferenciadores de otros sustan­tivos no poseedores de esas cualidades. Óptimo, pésimo, estupendo, excelente, perfecto, horrendo, increíble, miserable, inmejorable, maravi­lloso.

La máquina me ha dado un resultado óptimo. (pienso que el resultado habría podido ser malo y quiero dejar claro que es todo lo contrario).  Ésta es una óptima ocasión para decírselo. (no estoy pensando en otras ocasiones, sólo digo que ésta es óptima) He visto una obra es­tupenda. En el nuevo trabajo tengo un excelente salario y un horario increíble.

a) Adjetivos de posición fija.

Antepuestos: la pura verdad, las bellas artes, la falsa alarma, a la entera satisfacción, la buena o mala suerte, de buena o mala gana
Pospuestos: 
Semana Santa, ideas fijas, carta blanca, negocios sucios, sangre fría.

Hicimos el trabajo a su entera satisfacción y quedó muy contento. Se nota que estás comiendo de mala gana, ¿no tienes hambre? Al encargado de clase le dimos carta blanca para que resolviese los problemas con el director.

b) Cuando un adjetivo se añade a una unidad formada por sustantivo + ad­jetivo su posición dependerá de su carácter diferenciador o indi­feren­ciador.

Estas obras teatrales modernas me sorprenden siempre, sobre todo las de algunos autores alemanes modernis­tas.

c) La unidad sustantivo + adjetivo puede transformar en superfluo o no diferenciador al adjetivo que se le añada.

Vivo en una espaciosa casa señorial. (Todas las casas señoriales suelen ser espaciosas.) Se ha comprado un lujoso coche importado. (La idea de "coche importado" suele incluir también la de "lujoso" por lo que este adjetivo no tiene carácter diferenciador.)

d) En la exclamación valorativa de un sustantivo con un adjetivo se utilizará la construcción ¡Qué sust. tan adj.!

¡Qué hijo tan bueno tienes! ¡Qué día tan hermoso hace! ¡Qué problema tan difícil! 
¡Qué manzanas tan rojas has comprado! ¡Qué árboles tan altos!

Si el adjetivo utilizado suele ir antepuesto, también es posible, utilizar la construcción ¡Qué adjetivo sustantivo!

no

¡Qué buen hijo!

¡Qué hijo bueno!

¡Qué excelente idea!

¡Qué idea excelente!

¡Qué hermoso día!

¡Qué día hermoso!

En los tres ejemplos, la construcción recomendable sería: ¡Qué hijo tan bueno!, ¡Qué idea tan excelente! y ¡Qué día tan hermoso!

Dos excepciones: pobre y grande utilizan la primera construcción para su significado concreto, y la segunda, para el abstracto.

concreto

abstracto

¡Qué hijo tan grande!

(pesa 90 kg.)

¡Qué gran hijo!

(ama mucho a su padre)

¡Qué hombre tan pobre!

(es profesor universitario)

¡Qué pobre hombre!

(no entiende las exclamaciones valorativas)

 

Gradación del adjetivo

Positivo:

Forma base del adjetivo (bueno, malo, interesante, libre, pasional …).

Comparativo: dependiendo del tipo de comparación, se formará de una de las siguientes maneras:

 

igualdad

tan

adjetivo

como

superioridad

más

adjetivo

que

inferioridad

menos

adjetivo

que

Él está más alto que su hermana. Este libro es menos interesante que el de ayer. Los cristianos son tan tolerantes como los demás.

Sobre el grado comparativo, véanse los ejemplos que con adjetivos se dan en la Comparación.

Superlativo: su gradación tiene dos formas dependiendo de si intervienen o no otros elementos: superlativo absoluto y superlativo relativo.

absoluto

su gradación no se basa
en la comparación con
otros elementos

-ísim-
(-érrim-)
muy +
super +

Antonio es pequeñísimo. Pedro es simpatiquísimo. (Nótese el cambio ortográfico provocado por la aparición de [i] tras [k]. Igualmente [i] tras [g] hará que ésta tome u.) Este camino es larguísimo. Vivían en condiciones paupérrimas. Es una mujer celebérrima, es muy famosa.  Es súper interesante. Me gusta porque es muy tolerante.

Como también suele ocurrir en los demás casos de derivación, en la formación del superlativo absoluto se suele tomar la forma original latina:

Es una persona bonísima. Es un hombre sapientísimo (muy sabio). Es amabilí­simo.

relativo

su gradación se
basa en la
comparación con
una totalidad

artículo determ.
(+ sustantivo/pron.rel.)
+ más/ menos
+ adjetivo
de

Posee el coche más rápido de España. La chica más alta de la clase se llama Eugenia. Creo que “Los adverbios” es el tema menos interesante de la gramática. Su chófer es el más hábil de la región. Pedro y Jesús son los más listos dela clase. Ella ha sido la que más ha sufrido de toda la familia.

Si la superlatividad relativa fuera compartida la construcción es:

artículo indet. + de + los/ las + (sust.) + más/ menos + adj.+ (de)

Pedro es uno de los que menos hacen (de todos) por la cau­sa. La asistente es una de las personas más maravillosas (de entre las personas que conozco).

Los comparativos mejor, peor, mayor y menor suelen preceder al sustan­tivo; en cambio, sus correspondientes superlativos óptimo, pésimo, máximo y mínimo, pueden ir tanto antepuestos como pospuestos. (Véase Posición de adjetivos.)

Superlativos irregulares. Los marcados con * (pueden usarse con derivación regular. Los adjetivos de significado superlativo como principal, infinito, eterno, absoluto, no tienen grado superlativo.

*bueno
*fuerte
*nuevo
caliente
reciente
ardiente

bonísimo
fortísimo
novísimo
calentísimo
recentísimo
ardentísimo


amable
noble
notable


amabilísimo
nobilísimo
notabilísimo

*pobre
*negro
célebre
mísero
libre

paupérrimo
nigérrimo
celebérrimo
misérrimo
libérrimo


sabio
antiguo
blanco
largo


sapientísimo
antiquísimo
blanquísimo
larguísimo

anterior
heroico
ciego
próximo

muy anterior
muy heroico
muy ciego
muy próximo

*simple
*cruel
*fiel
joven

simplicísimo
crudelísimo
fidelísimo
jovencísimo

 

 

positivo

comparativo

superlativo

Bueno
Malo
Pequeño.
Grande
Bajo
Alto

mejor
peor
menor
mayor
inferior
superior

óptimo
pésimo
mínimo
máximo
ínfimo
supremo