Ecuador es una nación multiétnica y pluricultural. Su población sobrepasa los 12,6 millones de habitantes. De ella, más de cinco millones y medio viven en la Sierra. En la costa del Pacífico la cifra se acerca a los seis millones y medio. En la Amazonía hay más de 600 mil habitantes, y en Galápagos cerca de 17 mil.

 

Habría que considerar la diversidad étnica y regional del Ecuador para analizar su cultura. Étnicamente esto está marcado por la presencia de mestizos, indígenas, afroecuatorianos, y descendientes de españoles; así como regiones como son la costa, la sierra, el oriente y la región insular, todas estas con especificidades muy ricas.

 

Etnias de Ecuador 

En sus tres regiones continentales conviven 14 nacionalidades indígenas con tradiciones diversas y su propia cosmovisión. Los nacionalidades indígenas amazónicas más conocidas son: Huaorani, Achuar, Shuar, Cofán, Siona-Secoya, Shiwiar y Záparo. Los tagaeri, parientes de los huaorani, conforman otro pueblo de la zona pero éste fue declarado como “intangible” por el Estado, en respeto a su voluntad de vivir alejados de la civilización.

 

En la sierra, en los Andes y en el austro, están los quichuas de la sierra con pueblos como los otavalos, salasacas, cañaris y saraguros. En la parte norte se encuentra la comunidad de los AWA. En la costa del Pacífico están los Chachis, Cayapas, Tsáchilas y Huancavilcas. En las ciudades y pueblos viven principalmente mestizos, blancos y afroecuatorianos, aunque también se dan importantes migraciones del campo a la ciudad, lo cual ha generado problemas como el crecimiento de los suburbios y barrios marginales, falta de viviendas, escuelas y colegios, desempleo y delincuencia, entre otros.

 

El idioma oficial del país es el castellano, pero hay numerosas lenguas indígenas. La religión predominante es la católica, pero muchos pueblos aún conservan sus creencias centenarias, que rinden culto a la tierra, a los nevados o al sol.

 

Las comunidades indígenas del Ecuador están en su mayoría integradas dentro de la cultura establecida, pero algunas comunidades todavía practican sus propias costumbres, particularmente en lo más remoto de la Cuenca Amazónica.

 

Por otro lado están los afroecuatorianos. Principalmente se encuentran dos concentraciones fuertes de población afrodescendiente en el país. Por un lado está la que existe en la costa norte en la provincia de Esmeraldas y por otro, a la que vive en el Valle del Chota, entre las provincias de Imbabura y Carchi. Los afroecuatorianos habitan de todas formas en todas las regiones del país, con especial concentración en las grandes ciudades de la costa y de la sierra norte.

 

La mayoría de la población ecuatoriana se autoidentifica como mestiza aunque existen algunos que prefieren adherirse a un legado cultural básicamente blanco/europeo, principalmente en las grandes ciudades, así también como existen mulatos, zambos y diversos pequeños grupos de inmigrantes de otros países y continentes.

 

Dialectos y lenguas de Ecuador 

Principalmente se habla español, pero éste tiene variantes locales así como modalidades de acuerdo a la etnia, la clase social o las alternativas ciudad/área rural. El acento serrano es muy diferente al costeño aunque se usan modismos comunes. De todas formas suelen haber palabras específicas a las regiones.

 

Por ejemplo, en Esmeraldas se habla el dialecto costeño ecuatoriano con una variante levemente africanizada. Principalmente se tiende a hablar en la costa una versión ecuatoriana del español ecuatorial. Este puede variar mucho dependiendo de la clase social y el ámbito urbano o rural.

 

En la sierra se habla la versión ecuatoriana del español andino. Este se caracteriza por el uso de quichuismos o palabras prestadas del quichua y también una clara influencia quichua en la pronunciación. Existen variantes regionales del dialecto andino ecuatoriano. Así pues destaca el dialecto de la sierra norte en las provincias de Imbabura y Carchi o como diríamos coloquialmente el acento pastuso. También existe el dialecto morlaco de Azuay y Cañar. Desde Pichincha hasta Chimborazo se mantiene un acento constante de sierra central. También la clase social determina como se habla el dialecto serrano ecuatoriano. Suele existir en las clases adinerada serrana la tendencia a tratar de evitar la influencia quichua y los quichuismos en el habla.

 

Los indígenas hablan una variedad de idiomas como el shuar, el huaorani, el tsáchila y otros, aunque el grupo étnico más grande es claramente el quichua hablante. De todas formas se dice que el quichua de la sierra sur es muy diferente que el de la sierra norte o el de los quichuas del oriente. Usualmente son bilingües y hablan su lengua indígena junto con el dialecto de su región.

 

Música de Ecuador 

La música del Ecuador varía dependiendo de la etnia, la región y la clase social. En la sierra se impone una herencia incaica / quichua junto con el infaltable legado español. Así pues tenemos ritmos serranos mestizo/indígenas como el albazo, el sanjuanito y el yaraví. Existe la música de los afroecuatorianos como la del Valle del Chota en la sierra, la Bomba del Chota y de los afroesmeraldeños acompañada con marimba. La costa tiene al vals costeño parecido al vals peruano. Existen ritmos que traspasan las regiones como el pasillo o el pasacalle. Las etnias indígenas tienen variados tipos de música muy diversa.

 

Fiestas populares 

Una de las más importantes a nivel nacional es las fiestas de Quito. Esta se caracteriza por la presencia de las bandas de pueblo y las tarimas de conciertos en diversos puntos de la ciudad. Se celebran ya desde fines de noviembre y culminan el 6 de diciembre, día de la fundación española. A esta vienen gente de todo el país y en el 5 de Diciembre la ciudad se paraliza. Durante esta época se celebra la Feria de Quito "Jesús del Gran Poder" así como se efectúan conciertos de diverso tipo de música y desfiles con varias expresiones culturales. Destacan también la presencia de chivas, las cuales transportan a gente bailando al son de una banda de pueblo.

 

Otra fiesta muy importante es el carnaval. Este se celebra en casi todo el país pero destacan en nivel de asistencia el carnaval de Ambato y el de Guaranda. Recientemente se ha popularizado el Carnaval de Coangue en el Valle del Chota en el cual destaca la presentación de bandas de Bomba del Chota. Es típico del Ecuador el mojarse y mojar con agua a otras personas en época de carnaval.

 

También en los pueblos indígenas es muy tradicional el celebrar el Inti Raymi agradeciendo las cosechas del año. Destaca el Inti Raymi de la ciudad de Otavalo el cual es el más masivo del país.

 

Otras fiestas que atraen la visita de muchas personas a nivel nacional son la de la Mama Negra de Latacunga, las del Yamor en Otavalo y el Paseo del Chagra de Machachi. Existe una enorme cantidad de fiestas populares locales en las cuales suelen destacar las bandas de pueblo y otras expresiones culturales. Calendario de fiestas del Ecuador

 

Religión en Ecuador 

La Virgen del Panecillo. Estatua religiosa símbolo de la ciudad de Quito ubicada en una loma en el centro histórico de la ciudad El culto con el mayor número de adherentes en el país es el catolicismo, aunque con una clara y sostenida tendencia a disminuir a través de los años. Dentro del catolicismo popular es importante el culto que tienen santos y vírgenes locales entre los que destacan la Virgen de la Merced, la virgen del Quinche, o la Virgen del Cisne.

 

Recientemente han cobrado importancia algunos cultos protestantes evangélicos, los que incrementan su número de fieles a costa de la constante disminución de los católicos.

 

Los pueblos indígenas tienen cosmovisiones complejas de origen prehispánico que a veces se sincretizan con el catolicismo. En el caso específico de los quichuas existe una matriz andina inca que encuentra correspondencia en Perú y Bolivia. Los afroecuatorianos no tienen cultos específicos, pero sí formas específicas de rendir culto dentro del catolicismo.

 

Existen numerosos ateos y su número crece constantemente. También existen cultos minoritarios como el budismo.

 

Literatura de Ecuador 

La literatura ecuatoriana se ha caracterizado por ser esencialmente costumbrista y, en general, muy ligada a los sucesos exclusivamente nacionales, con narraciones que permiten vislumbrar cómo es y se desenvuelve la vida del ciudadano común y corriente. De manera muy certera, podría decirse que Ecuador no ha dado literatos cuyos libros se vendan masivamente a nivel mundial. Tal vez el escritor más famoso a nivel mundial es Jorge Icaza sobre todo debido a su novela Huasipungo. Esta trata de la explotación y sometimiento de los indígenas en las haciendas serranas.

 

Otros escritores ecuatorianos han logrado ser medianamente conocidos en el contexto internacional, especialmente en los países hispanohablantes o iberoamericanos. Entre éstos tenemos a Juan Montalvo, José de la Cuadra, Joaquín Gallegos Lara, Pablo Palacio, Demetrio Aguilera Malta, Alfredo Pareja Diezcanseco, Adalberto Ortiz, Nelson Estupiñán Bass, Francisco Tobar García, Alfonso Rumazo González, Lupe Rumazo, Nela Martínez Espinosa, Alicia Yánez Cossío, José Martínez Queirolo, Javier Vásconez, Jorge Queirolo Bravo, Miguel Donoso Pareja, Jorge Enrique Adoum, Carlos Carrión, Agustín Cueva, Eliécer Cárdenas, María Fernanda Espinosa, Fanny Carrión de Fierro, Edna Iturralde, etcétera.

 

Uno de los aspectos más interesantes de las letras ecuatorianas, es que éstas han producido una cantidad notable de buena narrativa, con autores que lograron fotografiar la idiosincrasia criolla y plasmarla en sus relatos. Nadie podría decir, pese a la crudeza de su contenido, que por ejemplo las novelas de Jorge Icaza no son un retrato muy hábilmente fabricado de las horribles penurias del indígena de la sierra ecuatoriana. Icaza traslada al lector al escenario que describe e incluso utiliza el mismo lenguaje que tienen los protagonistas en la vida real.

 

Pero la literatura ecuatoriana no se limita únicamente a Icaza y el indigenismo. También existen otros grandes expositores de la misma, como Alfredo Pareja Diezcanseco, quien destacó más que nada como novelista. Éste, en contraposición a Jorge Icaza, creó novelas esencialmente urbanas, en las que aflora la denuncia social. También fue un gran historiador. Si seguimos en la senda de los novela dedicada a la denuncia social, es imprescindible nombrar a Joaquín Gallegos Lara, cuya obra, aunque breve, es magistral al aludir a los problemas que agobian a la clase obrera y la brutal explotación que ésta sufre a manos de empresarios inescrupulosos. En "Las cruces sobre el agua" narra la peor masacre obrera ocurrida en la historia del Ecuador (1922). Demetrio Aguilera Malta, en cambio, fue más que nada un novelista costumbrista aunque también muy multifacético. En sus escritos describió al "montubio", el típico campesino mestizo de la costa ecuatoriana. Entre las mujeres que escriben está Alicia Yánez Cossío, dueña de una considerable producción narrativa, en la que se incluye la novela "Sé que vienen a matarme", una notable biografía del tirano Gabriel García Moreno y sus crueles e inhumanos excesos mientras era presidente de Ecuador.

 

Pintura de Ecuador 

Durante la época colonial destacó el jesuita Hernando de la Cruz, autor de cuadros de temática religiosa. Existe la escuela quiteña de arte religioso la cual fue una de las más importantes en la americe latina colonial.

 

Más cercano a nuestros días es el pintor quiteño, de gran prestigio, Oswaldo Guayasamín (1919-1999) quien logró exponer en museos de la totalidad de las capitales de América, y muchas ciudades de Europa, como en Leningrado (L´Ermitage), Moscú, Praga, Roma, Madrid, Barcelona, Varsovia.

 

Gastronomía de Ecuador 

La gastronomía de Ecuador se caracteriza por su diversidad, la cual varía de acuerdo la región geográfica. Las tres principales regiones gastronómicas del Ecuador son: costeña, andina y amazónica. También existen platos que son populares a nivel nacional como la guatita, arroz con menestra, caldo de salchicha, ceviche, encebollado, patacón pisao, seco de chivo, fritada, sancocho de bagre, bolón de verde, entre otros; la mayoría de de los cuales son de origen costeño. Entre los platos netamente costeños tenemos los muchines de yuca, el arroz guayaco, corviche, bandera, encocado, sancocho, entre otros.

 

En la región andina o Sierra se destaca la presencia de platos populares como el seco de pollo, el cuy estofado, quimbolitos, humitas, tamales, hornado, llapingachos, yahuarlocro, menudo, tripamishqui, locro, caldo de 31, chugchucaras, mote pillo, tostado, entre otros. En licores encontramos a las puntas, o el pájaro azul de Guaranda. Como en la Costa, esta región ha desarrollado una extensa y diversa cultura gastronómica, que se puede subdividir de acuerdo a cada provincia o zona.

 

En la región oriental o Amazónica se ve más uniformidad en la preparación de platos con la gastronomía serrana. Además se destaca la preparación de carnes como la guanta y otros animales de la selva; peces, y plantas típicas de la región.

 

About these ads