MODO SUBJUNTIVO: EJERCICIOS

Deja un comentario

La dueña de un negocio da algunas órdenes a su secretario.

Usa el subjuntivo donde sea necesario:

Señor Gutiérrez, como mañana me (ir: yo) __________ de viaje a Texas quiero darle algunas indicaciones sobre lo que (tener) __________ que hacer durante mi ausencia. Primero, no quiero que Ud. no se (olvidar) _________ de abrir toda mi correspondencia para que me (poder: usted) __________ mantener al tanto de cómo (marchar) __________ las cosas en este departamento. Además, es importante que (vigilar) __________ que todo el mundo (trabajar) __________ en mi ausencia igual como cuando yo (estar) __________. No quiero que cuando yo (volver) _________, (encontrar) _________ un montón de trabajo atrasado. Es conveniente que (llamar) __________ a mi abogado, cuando (regresar) __________ de sus vacaciones de Europa, y que le (decir) __________ que yo me (ir) ______ también de vacaciones porque (estar) ________ muy cansada. No pague ninguna cuenta hasta que yo (volver) __________. Si (venir) ________ la cuenta del teléfono, ésa sí puede pagarla porque, si no, nos (cortar) __________ el teléfono. Todas las mañanas es necesario que (regar) _________ las plantas de mi oficina y que (ventilar) ________. Es conveniente que les (echar) ________ un poco de abono; ahora en primavera lo necesitan. Es preferible que, cuando (haber) ______ mucho trabajo, mande a los empleados que (hacer) __________ horas extraordinarias. Pero no es conveniente que usted (trabaje) _____ demasiado. No quiero que, cuando yo (volver) ________, lo (encontrar) __________ agotado de tanto trabajar y enfermo. Usted sabe que usted (ser) __________ mi brazo derecho y que sin usted no __________ (funcionar) _________ nada en este negocio. ¡Así que, cuídese bien!

EL MODO SUBJUNTIVO

Deja un comentario

LA CONJUGACIÓN VERBAL

 

Las formas verbales correspondientes a este modo resultan mucho más vagas e imprecisas en la expresión del tiempo que las del indicativo. Casi siempre presentan valor relativo. Expresan relaciones de simultaneidad, anterioridad o posterioridad con respecto a otras acciones. Al igual que en el indicativo, las formas simples poseen aspecto imperfectivo y las compuestas perfectivo.

 

PRESENTE: yo cante, tú cantes, él cante, nosotros cantemos, vosotros cantéis, ellos canten

 

Puede referirse indistintamente al presente o al futuro, pero nunca al pasado. Es mejor que vayas en persona (ahora/mañana)

 

PRETÉRITO PERFECTO: yo haya cantado, hayas cantado, haya cantado, hayamos, hayáis cantado…

 

El Pretérito perfecto se refiere a acciones pasadas o futuras. Aspecto perfectivo. Espero que lo hayan encontrado a tiempo.

 

A veces puede neutralizarse con el imperfecto de subjuntivo. Espero que lo hayan encontrado/encontraran a tiempo.

 

PRETÉRITO IMPERFECTO: yo cantara o cantase, tú cantaras o cantases, él cantara o cantase…

         

Su valor temporal es muy ambiguo. Puede referirse al pasado, presente o futuro: Le sugerí que viniera con nosotros (ha venido, viene o vendrá).

Posee dos formas diferentes: -ra y -se. Son casi siempre equivalentes, excepto en ciertos verbos modales en los que puede darse una neutralización con el condicional simple (Quisiera verte más animado, pero no * Quisiese verte más animado).

 

También se usa el imperfecto de subjuntivo en los tratamientos de cortesía. Si usted quisiera acompañarme…

 

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO: yo hubiera o hubiese cantado…

 

Expresa una acción pasada y anterior a otra en el momento del habla. Posee aspecto perfectivo. Aparece generalmente en oraciones condicionales.

Si te hubiera visto, te habría saludado.

 

FUTURO IMPERFECTO Y FUTURO PERFECTO: yo cantare, yo hubiere cantado…

Expresan eventualidad o contingencia. Son formas actualmente sentidas como arcaicas, desaparecidas de la lengua estándar y relegadas a refranes (Adonde fueres, haz lo que vieres), Frases estereotipadas (Sea lo que fuere), textos literarios clásicos o fórmulas jurídicas y administrativas (A todo el que viere y entendiere). Su uso está siendo en gran medida suplantado por el imperfecto de subjuntivo.

 

LOS MODOS VERBALES

Deja un comentario

Los modos verbales son las diversas formas en que la acción del verbo puede expresarse. En la gramática española existen tres grandes modos verbales: el modo indicativo, el modo subjuntivo y el modo imperativo.

 

Cada uno de estos modos posee una forma particular de  conjugar el verbo. Es decir, un mismo verbo se conjuga de diversas formas y acordes a determinadas reglas según el modo verbal en que se encuentre. Por ejemplo, cada modo del verbo posee ciertos  tiempos verbales. Tanto los tiempos como los modos son los denominados como los  accidentes gramaticales del verbo

 

El modo indicativo del verbo

 

El modo indicativo del verbo se caracteriza por expresar acciones concretas y reales. Por ello se le definido muchos veces como el modo que trata de describir el mundo real.

 

Por ejemplo: Pedro estudia todas las noches,

 

En ella se habla de una persona que realiza una actividad concreta y en un tiempo concreto. Sin embargo, si se modifica la oración para que esté en el modo subjuntivo, la misma estaría escrita así:

 

Es preciso que Pedro estudie todas las noches.

 

Existe una gran diferencia entre ambas oraciones, ya que, en la primera del modo indicativo enuncia un hecho real, mientras que la oración del modo subjuntivo expresa un deseo, una acción que no ocurre en un momento concreto.

 

El modo indicativo posee los siguientes tiempos verbales: presente, pretérito perfecto, pretérito imperfecto, futuro y condicional simple.

 

El  modo subjuntivo del verbo

 

El modo subjuntivo del verbo expresa una posibilidad, una acción hipotética.

 

Por ejemplo, la oración:

 

Todos esperaban que actúe correctamente.

 

En dicho enunciado, el verbo actúe expresa una acción no realizada aun, porque se trata de una expresión de deseo de quien enuncia la oración.

 

El modo subjuntivo en español posee los tres tiempos verbales básicos: presente, pretérito y futuro.

 

El  modo Imperativo del verbo

 

Los verbos conjugados en el modo imperativo sirven para expresar alguna orden, para advertir, amenazar o rogar.

 

Ejemplos:

 

¡Estudia si no quieres reprobar!

¡Haz tu trabajo!

 

Tiempos imperfectos y tiempos perfectos

 

Tiempos imperfectos son los que presentan la acción sin acabar.

 

Los niños construían un castillo de arena.

 

El verbo construían nos informa de una acción que no sabemos si acabó. Son tiempos imperfectos todos los tiempos simples, salvo el pretérito perfecto simple.

 

Tiempos perfectos son los que presentan una acción ya terminada.

 

Los niños construyeron un castillo de arena.

 

El verbo construyeron nos informa de una acción que ya acabó. Son tiempos perfectos todos los tiempos compuestos y el pretérito perfecto simple.

 

Verbos auxiliares

 

Algunos verbos se unen a las formas no personales (infinitivo, gerundio, participio) de otros verbos para formar el núcleo del predicado. Estos verbos que ayudan a formar otros y añaden cierto significado se llaman verbos auxiliares.

 

El verbo auxiliar más importante es haber, que se une al participio de los verbos para formar los tiempos compuestos.

 

Ana ha llegado pronto.


 

El verbo ser se une al participio de muchos verbos para formar la voz pasiva, en la que es el sujeto el que recibe la acción del verbo en lugar de realizarla.

 

La ciudad fue destruida por un terremoto.

 

Otros verbos como echar, estar, venir…, funcionan a veces como auxiliares y forman las perífrasis verbales.

 

 

Pedro echó a correr. Luisa está preparando una sorpresa. Vengo gastando mil pesetas diarias.

 

 

Modo indicativo: Tiempos Simples

 

Presente

 

Se utiliza para expresar acciones que tienen lugar en el momento en que se habla. Por ejemplo:

 

Juanita  canta una canción.

 

Se utiliza para expresar acciones que ocurren frecuentemente. Por ejemplo:

 

Lydia nunca  desayuna por la mañana.

 

Se puede utilizar para expresar acciones futuras. Por ejemplo:

 

El verano que viene mis amigos se van de vacaciones a los Estados Unidos.

 

Se utiliza para expresar órdenes. Por ejemplo:

 

Ahora mismo  vas a casa de José y  traes el libro.

 

Se puede utilizar para referirse a acciones pasadas. Por ejemplo:

 

Ayer estaba con Carlitos en el parque y de pronto viene Carla y me dice: ¿A quién esperas?

 

Pretérito imperfecto

 

Mientras que el pretérito perfecto nos dice que la acción ya ha concluido, el pretérito imperfecto se utiliza para describir una acción que se desarrolla en el pasado, sin indicar si ha finalizado o no, Por ejemplo:

 

Pepe  leía muchos tebeos cuando era pequeño.

 

Se utiliza para dar detalles, como: tiempo, ubicación, hora, años, sentimientos, características mentales y físicas.

 

Hacía frío durante la noche.

 

 

Pretérito perfecto

 

Se utiliza para hablar de hechos pasados. Siempre son acciones terminadas. Por ejemplo:

 

¿Qué pasó?

 

Suelen utilizarse las siguientes expresiones temporales con el pretérito indefinido: ayer, anteayer, anoche, una vez, dos veces, la semana pasada, etc. Por ejemplo:

 

Mi hermano llegó ayer.

 

Se puede encontrar el pretérito indefinido y el imperfecto en la misma frase.

 

Cuando navegábamos el domingo pasado nos  cayó un chaparrón enorme.

 

Futuro

 

Se utiliza para hablar de acciones posteriores al tiempo en que se habla. Siempre existe una dosis de incertidumbre. Nunca se puede estar seguro de la realización de la acción descrita. Por ejemplo:

 

La próxima semana lo escribiré.

 

El tiempo futuro se utiliza también para expresar especulaciones del tiempo presente:

 

¿Qué hora será?

 

Una probabilidad del tiempo presente:

 

Serán las cuatro.

 

Una citación indirecta:

 

Elena dice que vendrá la semana que viene.

 

Condicional

 

Se utiliza para expresar incertidumbre, particularmente (pero no exclusivamente) en oraciones condicionales.

 

Si yo comiera más, estaría muy gordo. (no es probable que coma más).

MODO SUBJUNTIVO

Deja un comentario

Completar con los verbos en subjuntivo.

 

Ojalá que _________ (llover), hace demasiado calor.

 

Si ___________ (querer- ella) ir al cine conmigo, me _______________ (llamar).

 

Quiero que _____________ (saber – tú) que voy a extrañarte mucho cuando ___________ (viajar-tú).

 

Me gustó mucho que ________________ (regalarme – usted) flores anoche.

 

Si no ______________ (tomar- él) tanto vino, ahora no le _______________ (doler) la cabeza.

 

EL VERBO

Deja un comentario

El verbo está formado por dos modos que incluyen las formas personales, es decir, conjugadas del verbo:

 

Modo Indicativo: enuncia las acciones de un modo objetivo, el hablante simplemente expresa el enunciado:

 

Ejemplo: Juan vendrá esta tarde.

 

Los tiempos verbales que conforman el indicativo son:

 

Tiempos simples:

 

Presente: amo, como, salgo.

Pretérito perfecto simple o pretérito indefinido: amé, comí, salí.

Pretérito imperfecto: amaba, comía, salía.

Futuro: amaré, comeré, saldré.

Condicional: amaría, comería, saldría.

 

Tiempos compuestos o perfectos:

 

Pretérito perfecto compuesto: he amado, he comido, he salido.

Pretérito pluscuamperfecto: había amado, había comido, había salido.

Futuro perfecto: habré amado, habré comido, habré salido.

Condicional perfecto: habría amado, habría comido, habría salido.

Pretérito anterior: hubo amado, hubo comido, hubo salido (este tiempo está en desuso, por lo que no vamos a estudiarlo en este curso).

Modo Subjuntivo: enuncia las acciones de un modo subjetivo, no se manifiestan como hechos concretos, sino como creencias, deseos, opiniones, etc.:

 

Ejemplo: No creo que Juan venga esta tarde. Deseo que Juan venga esta tarde.

 

Los tiempos verbales que conforman el modo subjuntivo son:

 

Tiempos simples:

 

Presente: ame, coma, salga.

Pretérito imperfecto: amara/amase, comiera/comiese, saliera/saliese.

Futuro: amare, comiere, saliere (este tiempo está en desuso, por ello no lo vamos a estudiar en este curso).

 

Tiempos compuestos o perfectos:

 

Pretérito perfecto: haya amado, haya comido, haya salido.

Pretérito Pluscuamperfecto: hubiera/hubiese amado, hubiera/hubiese comido, hubiera/hubiese salido.

 

Futuro perfecto: hubiere amado, hubiere comido, hubiere salido (este tiempo se encuentra en desuso).

El imperativo (ama, come, sal) queda en medio de los dos modos al estar constituido por formas verbales de ambos.

 

Las formas no personales del verbo, es decir, las no conjugadas, son:

 

Infinitivo: amar, comer, salir.

Gerundio: amando, comiendo, saliendo.

Participio: amado, comido, salido.

MODO SUBJUNTIVO

Deja un comentario

El modo subjuntivo se emplea para expresar incertidumbre, subjetividad o posibilidad. Las acciones verbales el hablante puede presentarlas como reales o irreales, posibles, probables, inciertas, necesarias, dudosas, deseables, lamentables o dependientes de otras. También puede temerlas, esperar su realización o considerar las acciones concesivas o condicionadas.

 

En las funciones del modo subjuntivo aparecen siempre dos formas que difieren según si se trata del primer o segundo nivel temporal.

Que cante / cantara

Si cantara / hubiera cantado

Que haya cantado / hubiera cantado

 

Es posible que las formas del segundo nivel sean sustituidas por las del primer nivel, “siempre que la marca (el pasado) se desprenda del contexto”.

Si lo hubiera presentido                si lo presintiera

Si lo hubiera encontrado               si lo encontrara

Si lo hubiera visto                         si lo viera

 

La existencia del primer y segundo nivel es general. Si tenemos la oración del primer nivel nos veremos cuando puedas, en el segundo nivel le corresponde la oración [me dijiste] que nos veríamos cuando pudieras.

 

En cuanto a los valores aspectuales de las formas del subjuntivo, es evidente que las formas simples sean imperfectivas porque expresan una acción que se concibe como no concluida. Las formas compuestas son perfectivas puesto que la acción se concibe como concluida en el tiempo en que se realiza otra.

Formas del subjuntivo

 

En castellano existen seis formas del subjuntivo, tres simples y tres compuestas. Las simples las representan el presente (hable), el pretérito imperfecto (hablara, hablase) y el futuro imperfecto (hablare); las compuestas son el pretérito perfecto (haya hablado), el pretérito pluscuamperfecto (hubiera hablado, hubiese hablado) y el futuro perfecto (hubiere hablado).

 

Las formas futuras del subjuntivo han caído en desuso, “prácticamente han desaparecido de la lengua moderna” y casi nadie las incorpora en su lenguaje. Se han mantenido solo en usos muy especiales, por ejemplo en el lenguaje jurídico. Sus funciones las desempeñan ahora el presente y el pretérito perfecto.

Las formas simples son mucho más frecuentes y expresan ante todo la simultaneidad o posterioridad. Por el contrario, las compuestas que expresan la anterioridad son mucho menos frecuentes.

PRESENTE

El presente se utiliza para dar a un verbo la expresión de posibilidad, deseo, ruego o petición en el momento presente. Sin embargo, la acción que debe realizarse tiene siempre un matiz de futuro, es decir, se pide o desea ahora pero se puede realizar o no en el futuro. El presente nunca puede referirse al tiempo pasado.

Te pido que me lo digas enseguida.

Es necesario que vayas mañana al trabajo.

 

Sustituye al futuro de indicativo en algunas oraciones temporales, sobre todo en las que están introducidas por cuando.

Llámame cuando tengas tiempo.

Cuando lo sepa, se lo diré.

 

Se utiliza en prohibiciones, consejos o advertencias y en las oraciones negativas sustituye al modo imperativo.

No salgas, es que hace mucho frío.

No te olvides las llaves.

 

En el caso de que expresa órdenes, consejos o instrucciones formales, se emplea el subjuntivo con una estructura pasiva refleja.

Consérvese en frigorífico. (en la etiqueta de un yogur)

Agítese antes de beber. (en la etiqueta de una bebida)

PRETÉRITO IMPERFECTO

El pretérito imperfecto de subjuntivo plantea la acción verbal como una posibilidad o un deseo desde el pasado. Se trata de acciones que no se realizan pero se desea que fuera así.

 

Este tiempo es posible conjugarlo de dos maneras diferentes en todas las personas y números. Las dos conjugaciones se consideran sinónimas, no se altera su significado.

Si estuvieras en casa, no te pasaría nada.= Si estuvieses en casa, no te pasaría nada.

Si quisiera, todo podría ser suyo. = Si quisiese, todo podría ser suyo.

 

No obstante, estas formas han evolucionado de formas modales diferentes. Hablara tiene su origen en el pluscuamperfecto de indicativo latino y hablase en el pluscuamperfecto de subjuntivo latino.

 

“La primera de las dos formas conserva algunos usos que no son propios del subjuntivo y en los que no puede ser sustituida por la segunda.” Puede desempeñar su función original, que es la de pluscuamperfecto de indicativo, la función de perfecto de indicativo o la función de condicional.

Salieron del banco silenciosamente, como entraran. Función de pluscuamperfecto de indicativo.

Como dijera el profesor. Función de perfecto de indicativo

Si lo supiese, te lo dijera. Función de condicional

 

En España se emplean las dos formas del imperfecto de subjuntivo pero predomina, sobre todo en Hispanoamérica, la forma hablara.

 

En textos literarios clásicos o modernos es posible encontrar las formas en –ra con valor de pretérito indefinido o de pretérito pluscuamperfecto de indicativo. También con estos valores esta forma puede encontrarse en escritos periodísticos modernos, pero en este caso es considerada inadecuada.

El desconocido que llegara el lunes, resultó ser un inspector. (llegara = había llegado)

El hombre que fuera considerado culpable, murió ayer en la cárcel. (fuera considerado = fue considerado)

        

Es posible que las formas del imperfecto de subjuntivo aparezcan en dos niveles temporales y tengan funciones diferentes. En el primer nivel pueden referirse al pasado, al presente o al futuro, pues, son atemporales. Pero en el segundo nivel se refieren exclusivamente al pasado.

 

Primer nivel temporal

Segundo nivel temporal

¡Ojalá lo supiera!

Quería que me dijera la verdad.

Si lo vieras, me creerías.

La pidió que cerrara la ventana.

Si tuviera tiempo, te ayudaría.

Le dijo que se fuera de su casa.

 

En oraciones con introducción negativa el pretérito imperfecto de subjuntivo corresponde a tres tiempos: el pretérito indefinido, el pretérito imperfecto de indicativo y el condicional simple de las oraciones afirmativas.

 

Creo que María se casó en el año pasado. (pretérito indefinido). No creo que María se casara en el año pasado.

Creí que el avión llegaba a las cuatro. (pretérito imperfecto de indicativo). No creí que el avión llegara a las cuatro.

Creía que se atrevería a decírmelo. (condicional simple).  No creía que se atreviera a decírmelo.

 

Como ya se puede ver en algunos ejemplos mencionados más arriba, el pretérito imperfecto de subjuntivo participa en la construcción de oraciones condicionales.

Si no estuviera tan cansada, te prepararía la cena enseguida.

 

Otra posibilidad de uso de este subjuntivo es cuando queremos expresar cortesía.

Quisiera hablar con su jefe.

Quisiera preguntarle por algo importante.

 

En exclamaciones se refiere a acciones de cumplimiento imposible.

¡Ya quisieras tú una mujer como la mía! (Pero no la tienes.)

¡Ojalá fuera viernes! (Pero no lo es.)

PRETÉRITO PERFECTO

Este tiempo tiene varios usos. Normalmente expresa acción que fue acabada en el pasado.

Me duele mucho que no hayas pensado en mí.

Espero que te hayas divertido anoche.

 

También es posible usarlo si necesitamos expresar una acción acabada en el futuro.

Cuando haya corregido vuestros exámenes, os daré los resultados.

Cuando hayas limpiado los platos, empieza con el suelo.

 

En las oraciones que están introducidas negativamente, el pretérito perfecto de subjuntivo corresponde a las afirmativas con pretérito perfecto y futuro perfecto de indicativo.

Creo que ya han venido:         Pretérito perfecto de indicativo

Creo que ya habrán venido:   Futuro perfecto de indicativo

No creo que hayan venido todavía:  Pretérito perfecto de subjuntivo

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO

Pretérito pluscuamperfecto de subjuntivo normalmente expresa una acción acabada en el pasado y participa en la formación de oraciones condicionales.

Si lo hubiera sabido, te lo habría dicho.

Si hubieras comprado el billete, no habrías pagado la multa.

 

Si aparece en las oraciones con introducción negativa, este subjuntivo corresponde a las afirmativas con pretérito pluscuamperfecto de indicativo y condicional perfecto.

Creía que te habías casado. (pretérito pluscuamperfecto de indicativo). No creía que te hubieras casado.

Creían que en marzo ya habrían florecido los tulipanes. (condicional perfecto). No creían que en marzo ya hubieran florecido los tulipanes.

        

En exclamaciones se refiere, igual que el pretérito perfecto, a acciones de cumplimiento imposible.

¡Me hubiera gustado mucho ir con ellos! (Pero no pude ir.)

¡Hubiera sido mejor coger el autobús! (Pero hemos cogido el tren.)

USOS DEL SUBJUNTIVO

El subjuntivo se emplea tanto en las oraciones simples como en las compuestas. Sigue un resumen de cuándo y cómo usarlo.

Oraciones simples

El subjuntivo expresa el deseo. El verbo puede emplearse sin conjunción o bien puede antecederle la conjunción que. También después de la interjección ojalá se usa el subjuntivo.

¡Viva!, Que vuelvan mañana.

¡Maldita sea!, Vaya usted a saber.

Sea como sea. ¡Ojalá lo sepa / supiera / hubiera sabido!

 

Existen construcciones fijas, ante todo en el nivel social, que exigen el subjuntivo.

Que usted lo pase bien.

Que usted descanse.

Sea usted bienvenido.

 

Otro empleo es después de los adverbios quizá, quizás, acaso, tal vez o probablemente que expresan hipótesis y probabilidad.

Quizás volvamos antes de medianoche.

 

Pero no todas las expresiones de hipótesis requieren el uso de subjuntivo. Forma una excepción a lo mejor.

A lo mejor nos quedamos en casa.

Oraciones compuestas

Hay muchísimos tipos de oraciones compuestas en los que se exige el modo subjuntivo.

 

Después de expresiones de sentimiento (alegría, tristeza, sorpresa…)

verbos que expresan sentimientos: alegrarse, estar contento, agradecer, sentir, estar triste, ser horrible, molestar, encantar, gustar, estar harto, sorprender, asombrar, parecer raro, extrañar, qué pena, qué lástima, qué sorpresa, qué raro…

Estamos hartos de que nadie nos escuche.

¿Te molesta que cierre la ventana?

Me sorprendió que no lo hubieran sabido.

¡Qué lástima que no hayamos podido explicárselo todo!

 

Cuando el sujeto lógico en la proposición principal es el mismo que en la subordinada, se emplea el infinitivo. Esta regla es posible aplicarla a todos los casos de subjuntivo en las oraciones subordinadas de complemento.

Estoy muy encantado de estar contigo.

 

Para expresar deseo, necesidad, voluntad: expresiones que introducen un aspecto de deseo, necesidad y voluntad: esperar, insistir en, mandar, querer, preferir, prohibir, recomendar, sugerir, pedir, necesitar, ojalá…

Espero que no tengas problema en la escuela.

Quisiera que me dijeras la verdad.

Ojalá pudiera irme pero tengo mucho trabajo.

 

Oraciones finales, conjunciones de fin o de resultado: para que, a fin de que, a que, con la intención de que, de manera que, de modo que…

Te mando las fotos para que conozcas a mi familia.

Vino a que le diera el libro suyo.

 

En la forma interrogativa directa no se usa subjuntivo.

¿Para qué has mandado las fotos?

 

Si las dos oraciones tienen el mismo sujeto, se pueden abreviar con el infinitivo.

No tengo dinero para viajar al extranjero. Dame dinero para que pueda viajar.

Vino a decirme lo ocurrido. Vino a que escuchara su historia.

 

Valoración.

Expresiones: es importante, es necesario, es bueno, es malo, me parece bueno/ malo/ importante/ necesario, es fácil, es difícil, es fantástico, conviene, es preciso, es terrible, es increíble, es ridículo…

Es muy bueno para todos que aumente el sueldo medio.

 

Después de las expresiones que tienen significado de certeza (es cierto/ verdad/ seguro, me parece cierto/ verdad/ seguro…) se utiliza el indicativo.

Es cierto que aumenta el sueldo medio.

 

Oraciones temporales

Se emplea después de estas conjunciones temporales: cuando, en cuanto, mientras, apenas, así que, siempre que, hasta que, cada vez que, una vez que, desde que, tan pronto como, no bien, antes de que, luego que, ahora que…

 

Después de la mayoría de estas expresiones puede emplearse tanto el subjuntivo como el indicativo. Si la oración temporal describe una acción que debe ocurrir, una acción que suponemos que va a ocurrir (u ocurrió), se usa el subjuntivo. Dicho de otra manera, el subjuntivo expresa una anticipación, la acción que sigue todavía no ha sido completada, mientras el indicativo expresa un tiempo presente, pasado o una categoría fuera del tiempo.

Cuando tenga dinero, viajaré por toda Europa.

Antes de que te vayas, quiero decirte algo importante. Cuando estoy enfermo, guardo cama.

Durmieron hasta que sonó el teléfono.

En el caso de que las dos oraciones tienen el mismo sujeto, puede usarse el infinitivo.

Piensa bien antes de hacer algo.

Oraciones concesivas

Expresiones: aunque, a pesar de, no porque, bien que, si bien, aun cuando…

Aunque trabaje todo el día, no lo terminaré a tiempo.

Aunque tuviera tiempo, no iría contigo.

 

También después de la partícula aunque se puede usar o bien el indicativo, o bien el subjuntivo. El indicativo indica que el hablante conoce con certeza la acción, el hecho que está introducido por aunque. El subjuntivo expresa la acción como algo incierto o dudoso (el presente de subjuntivo) o como algo puramente hipotético (el pretérito imperfecto de subjuntivo).

Aunque me juras que dices la verdad, no te lo creo.

Aunque me juraras que me decías la verdad, no te creería.

 

Existen oraciones reduplicadas que son concesivas y en vez de emplear una partícula emplean un verbo reduplicado.

Pase lo que pase, estoy seguro que cumplirá con su palabra.

Hay que pagar el alojamiento estés o no estés ahí.

 

Oraciones condicionales

Expresiones: si, a condición de que, a no ser que, como…

Si hubieras cerrado la puerta con llave, no te habrían robado.

Como vengan mis amigos, vamos a tener que preparar más comida.

 

Cuando se emplea la partícula si pueden ocurrir dos posibilidades: se usa subjuntivo o indicativo. Mientras el uso del subjuntivo presenta una condición irreal, una comparación imaginaria o hipotética, el uso del indicativo expresa una condición real.

Si tienes tiempo, iremos al cine.

Si tuvieras tiempo, iríamos al cine.

 

Oraciones relativas de antecedente desconocido

Buscamos a alguien que sepa hablar inglés.

Haz lo que quieras y donde quieras.

 

En las oraciones con el indicativo se supone que se conoce el antecedente.

Trabajo con una chica que sabe hablar inglés muy bien.

 

Para expresar ignorancia o duda

Hay muchas expresiones que introducen el aspecto de duda o ignorancia. Como ejemplo mencionemos: dudar, es dudoso, es posible, es incierto, es improbable, puede (ser), negar, temer.

Pertenecen aquí también los verbos de opinión y percepción en su forma negativa (no creer, no pensar, no parecer, no suponer, no imaginarse, no estar seguro de, no estar convencido de, no recordar, no ver, no oír, no estar claro…).

¡Qué raro! No recuerdo que aquí hubiera un supermercado.

No creo que sea buena decisión.

 

Si se trata de forma afirmativa, no se emplea subjuntivo, sino indicativo.

Recuerdo que aquí había un restaurante.

 

Comparaciones

Expresiones: como si, parece que, cual si…

¿Has visto a María después de la operación? Parece que tuviera 10 años menos.

El retrato está tan bien hecho que es como si la persona estuviera aquí presente.

 

Si después de la expresión parece que usamos el indicativo, nos referimos a una comparación real. El modo subjuntivo presenta una comparación imaginaria.

¡Qué triste está Miguel! Parece que le ha ocurrido algo desagradable.

 

Verbos de influencia

Verbos que expresan mandato, prohibición o consejo son, por ejemplo, éstos: decir, escribir, mandar, prohibir, pedir, solicitar, rogar, exigir, suplicar, hacer, recomendar…

 

Después de verbos mencionados es posible emplear indicativo o subjuntivo. Si los verbos simplemente expresan un informe, no exigen el subjuntivo. No importa si se trata de estilo directo o indirecto. En los demás casos es necesario usarlo y está claro que se trata del estilo indirecto.

¿Puedes decirle a Juan que me prepare las maletas?

Tienes que hacer que tu hija coma más verdura. X ¿Puedes decirle a Juan que mañana no estaré en casa?

 

Pronombres y adverbios indefinidos y expresiones negativas

El subjuntivo indica condición, incertidumbre y duda también en las oraciones que siguen después de estos pronombres y adverbios indefinidos: cualquiera, quienquiera, dondequiera, cuando quiera, como quiera.

Será capaz de solucionar cualquier problema que se le presente.

Dondequiera que esté pienso siempre en ti.

 

En las oraciones negativas y después de las expresiones negativas (p. ej. nadie, nada, ninguno, nunca) puede usarse el subjuntivo para expresar incertidumbre o duda.

No dije nada que pudiera enfadarlo.

¿No te gusta la película? – No es que no me guste, pero tengo mucho sueño.

 

Imperativo

El subjuntivo sirve para dirigirse a todas las personas gramaticales (excepto yo, tú y vosotros) con un ruego o para dar un mandato negativo (esto vale para todas las personas).

¡Explíqueme lo que no comprende!

¡No me digas que has perdido las llaves!

 

USO DE LOS TIEMPOS VERBALES EN ESPAÑOL

Deja un comentario

MODO INDICATIVO

 

PRESENTE

Presente actual: indica una acción que incluye el tiempo presente. Esta acción puede ser puntual o durativa.


Ejemplos: En este momento, el ganador entra en la meta. La "operación salida" se efectúa con normalidad.

 

Presente habitual: acción no continua.


Ejemplos: Los sábados voy a la discoteca.

 

Presente gnómico o atemporal: acción que se desarrolla fuera del tiempo; se usa en sentencias, refranes y definiciones científicas.


Ejemplos: Los mamíferos son animales vertebrados.

 

Presente histórico: hace referencia a acciones pasadas, situándolas así en una perspectiva más cercana.


Ejemplos: Cervantes publica el Quijote en 1605.

 

Presente con valor de futuro: anticipa acciones futuras; habitualmente se acompaña de referencias temporales futuras.


Ejemplos: El próximo viernes salgo de viaje.

 

Presente imperativo: se utiliza para dar órdenes.


Ejemplos: ¡Tú te callas!

 

PRETÉRITO IMPERFECTO

Su uso general indica acción pasada durativa, sin atender a su terminación (aspecto imperfecto). En relación con otra referencia temporal, indica acción simultánea a ella o interrumpida por ella. Se usa frecuentemente en las descripciones.


Ejemplos: Mientras caminaba, oía el canto de los pájaros.

 

Imperfecto de apertura o cierre: sustituye al perfecto simple al comienzo o final de una narración, como variación estilística.


Ejemplos: Aquella mañana, Alfonso salía alegre de su casa. Compró el periódico y se tomó un café. Al rato, entraba en su oficina.

 

Imperfecto de conato: acción comenzada en el presente o futuro y no terminada.

Ejemplos: Llegas justo a tiempo, porque ya me iba.

 

Imperfecto de cortesía: sustituye al presente, para distanciar cortésmente una petición o pregunta.


Ejemplos: Buenos días. Quería que me informara sobre un asunto.

 

Imperfecto de contrariedad: sustituye al presente para indicar una acción que no ha producido los efectos favorables esperados.


Ejemplos: Hoy que íbamos de excursión, se pone a llover.

 

Imperfecto-futuro: sustituye al condicional en la apódosis de oraciones condicionales. Es uso coloquial.


Ejemplos: Si tuviera dinero, me lo compraba.

 

PRETÉRITO PERFECTO SIMPLE

Su uso normal indica acción pasada terminada (aspecto perfecto). Se usa para narrar.


Ejemplos: Compró el periódico y se tomó un café.

 

Como variación estilística, sustituye al perfecto compuesto para indicar una acción terminada en el presente, pero que se quiere presentar como alejada hacia el pasado.


Ejemplos: ¡Por fin terminé!

 

PRETÉRITO PERFECTO COMPUESTO

Indica acción terminada cuyas consecuencias existen en el presente. Se suele combinar con referencias temporales presentes.


Ejemplos: Este año ha llovido poco.

 

Sustituye al perfecto simple, como variación estilística, para indicar acciones terminadas en el pasado que se quieren presentar como cercanas.


Ejemplos: La semana pasada me he comprado una moto.

 

Sustituye al futuro para presentar acciones venideras como ya ocurridas.


Ejemplos: Dentro de un momento te he solucionado el problema.

 

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO

Uso normal: acción pasada anterior a otra acción también pasada.


Ejemplos: Cuando llegué, ya había salido.

Sustituye al condicional compuesto en la apódosis de oraciones condicionales pasadas.


Ejemplos: Si hubiera tenido dinero, me lo había comprado.

 

Ejemplos: En cuanto hubo terminado de hablar, se marchó.

 

FUTURO

Acción posterior al momento presente.


Ejemplos: Este verano pasaré las vacaciones en el extranjero.

 

Conjetura o incertidumbre en el presente.


Ejemplos: Ahora mismo serán las diez y media.

 

Sustituye al imperativo o al subjuntivo con valor de mandato, dando así énfasis a la orden.


Ejemplos: No matarás.

 

Puede sustituir al presente para indicar cortesía o acción atenuada.


Ejemplos: ¿Querrá usted decirme la hora?

 

CONDICIONAL

Acción posterior a otra acción pasada.


Ejemplos: Me comentó que se presentaría a las oposiciones.

 

Aparece en la apódosis de oraciones condicionales hipotéticas.


Ejemplos: Si tuviera dinero, me lo compraría.

 

Conjetura o incertidumbre en el pasado.


Ejemplos: En aquel momento serían las diez y media.

 

Cortesía: sustituye al presente, de la misma forma que el imperfecto.


Ejemplos: ¿Podría darme fuego?

 

FUTURO PERFECTO

Acción futura anterior a otra acción también futura.


Ejemplos: Cuando llegues, ya habré terminado el ejercicio.

 

Conjetura o probabilidad acerca de una acción pasada y terminada (sustituyendo al perfecto compuesto)


Ejemplos: Ya habrá llegado el correo.

 

CONDICIONAL PERFECTO

Acción posterior a otra acción pasada y anterior a otra acción.


Ejemplos: Me dijo que lo habría reparado cuando volviera.

 

Aparece en la apódosis de las oraciones condicionales en pasado.


Ejemplos: Si hubiera tenido dinero, me lo habría comprado.

 

MODO SUBJUNTIVO

 

PRESENTE

Valores modales (duda, deseo, mandato, etc.) en presente o futuro.


Ejemplos: ¡Ojalá llueva!

 

Cuando el mandato es apelativo y afirmativo, se utiliza el imperativo, como variante del presente de subjuntivo.


Ejemplos: ¡Cállate!

 

PRETÉRITO IMPERFECTO

Valores modales en cualquier zona del tiempo (pasado, presente o futuro) con sentido hipotético.


Ejemplos: ¡Ojalá lloviera!

 

Sustituye al pluscuamperfecto de indicativo (principalmente la forma cantara). Es arcaísmo.


Ejemplos: No conseguía recordar el lugar donde lo conociera.

 

PRETÉRITO PERFECTO

Valores modales en acciones anteriores al momento del habla o a otra referencia temporal presente o futura.


Ejemplos: ¡Ojalá haya llovido!

 

PRETÉRITO PLUSCUAMPERFECTO

Acción hipotética (no realizada) situada en el pasado.

Ejemplos: ¡Ojalá lo hubiera sabido a tiempo!

Older Entries

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 2.643 seguidores

%d personas les gusta esto: