EL ADVERBIO, LA PREPOSICIÓN, 
LA CONJUNCIÓN Y LA INTERJECCIÓN

1. EL ADVERBIO.

El adverbio es una clase de palabra dotada de significado que modifica a un verbo, a un adjetivo o a otro adverbio.

Ahora nieva. Mi árbol está más hermoso. Muy pronto saldrá el sol.

Características morfológicas.


Formalmente el adverbio se caracteriza por ser una parte invariable de la oración, es decir, es una clase de palabras que no posee género, número, persona, tiempo, etc. Permanece "siempre" con la misma forma; esto es de gran ayuda para distinguir, por ejemplo, los adverbios de cantidad de los adjetivos indefinidos.


No obstante, algunos adverbios sí que pueden recibir ciertos morfemas:

 

Ø    Apreciativos, especialmente los diminutivos que frecuentemente añaden un valor afectivo. : Ayer me levanté tempranito. Ahorita lo hago.

 

Ø    Morfemas de grado, como los adjetivos: Ej.: Vive lejísimoEs prontísimo. Llego tardísimo.

Ø     

 

Según su composición morfológica, es decir, según su estructura interna, se dividen en tres clases:

 

Ø    Simples: son aquellos que están compuestos por un sólo monema, con significación léxica. Ej.: hoy, mañana, tarde, ahora, ahí.

 

Ø    Compuestos: se forman con un adjetivo femenino en grado positivo más el morfema mente, es decir, están compuestas por dos monemas. Por ejemplo: buenamente, rápidamente, felizmente.

 

Ø    Locuciones adverbiales: están compuestas por varias palabras que funcionan como si fueran un sólo adverbio. Ej.: a lo loco, a ciegas, a pies juntillas, en un abrir y cerrar de ojos.

 

Clasificación según su significado.

También cabe clasificarlos según el modo de significar dentro de la oración:

 

Clase

Adverbios

Locuciones adverbiales

Lugar

Aquí, allí, ahí, allá, acá, arriba, abajo, cerca, lejos, delante, detrás, encima, debajo, enfrente, atrás…

Al final, a la cabeza, a la derecha, a la izquierda, al otro lado…

Tiempo

Antes, después, pronto, tarde, temprano, todavía, aún, ya, ayer, hoy, mañana, siempre, nunca, jamás, próximamente,  anoche, enseguida, ahora, mientras…

De repente, de pronto, a menudo, al amanecer, al anochecer, en un periquete, con frecuencia, de tanto en tanto, a última hora, de vez en cuando, por la noche, por la mañana, por la tarde…

Modo

bien, mal, regular, despacio, deprisa, así, aprisa, como, adrede, LA MAYORÍA DE  LOS ADVERBIOS ACABADOS EN MENTE …

A sabiendas, a tontas y a locas, a oscuras, sin más ni más, en resumen, a la buena de Dios, de este modo,  por las buenas, por las malas,  de alguna manera…

Cantidad

Poco, mucho, bastante, más, menos, algo, demasiado, casi, sólo, tan, tanto, todo, nada, aproximadamente…

Al menos, con todo, más o menos, todo lo más, como máximo, como mínimo…

Afirmación

sí, también, cierto, ciertamente, efectivamente, claro …

Desde luego, en verdad, en efecto, sin duda, sin ninguna duda, en realidad…

Negación

No, jamás, nunca, tampoco…

De ninguna manera, ni por ésas, ni mucho menos, ni por asomo…

Duda

Quizá, quizás, acaso, probablemente, posiblemente, seguramente…

Tal vez, a lo mejor…

Relativos

Sirven de nexo de proposiciones adjetivas. Tienen un antecedente, con el que están relacionados, al que sustituyen en la oración. Ej.: Desde mi ventana se ve el jardín donde juegan los niños.

donde, como, cuando

Interrogativo exclamativos

Introducen oraciones interrogativas o exclamativas. Son cómo, cuándo, dónde, por qué.

Función.
El adverbio se caracteriza porque es un elemento dependiente: puede modificar a una oración entera, a un verbo, a un adjetivo, o a otro adverbio.

Ø    Complemento circunstancial de un verbo, dentro de un predicado nominal o verbal. (CC) Ej. Los alumnos llegaron tarde a clase. Mi padre estuvo ayer enfermo.

 

Ø    Modificador de un adjetivo, en un sintagma adjetival. Ej.: Estaban muy cansados de jugar.

 

Ø    Modificador de otro adverbio, en un sintagma adverbial. Ej.: Jugaron aceptablemente bien.

  • No confundir determinantes, pronombre y adverbios.

Oración

Función

Clase

Tengo mucho dinero.

"mucho" determina al nombre "dinero"

Determinante

Tengo mucho.

"mucho" se refiere al nombre "dinero"

Pronombre

Te quiero mucho.

"mucho" modifica al adjetivo "hablador"

Adverbio

Palabras como todo, poco, mucho, bastante, nada, algo… pueden funcionar como determinantes, pronombres o adverbios.

Ø  Son determinantes si acompañan a nombres.

Ø  Son pronombres si se refieren o sustituyen a un nombre.

Ø  Son adverbios si modifican a verbos, adjetivos o adverbios.

2. LA PREPOSICIÓN.

La preposición es una clase de palabra invariable que tiene la función de relacionar palabras o grupos de palabras.


Hay que distinguir entre:

a.     PREPOSICIONES (PROPIAS), si la función de relacionar la realiza una sola palabra: café con leche; Te espero en la biblioteca.

b.    LOCUCIONES PREPOSICIONALES, si la función de relacionar la realizan varias palabras: Saltó por encima de la tapia. Estuvo junto a sus padres. Navegamos rumbo a la costa.

Preposiciones
(todas)

a, ante, bajo cabe, con, contra, de, desde, en, entre, hacia, hasta, para, por, según, sin, so, sobre, tras, mediante y durante

Locuciones preposicionales
(más importantes)

debajo de, detrás de, enfrente de, a favor de, en medio de, en contra de, a través de, encima de, de acuerdo con, rumbo a, camino de, a fuerza de, junto con, en vez de, por delante de, junto a, antes de, con arreglo a, lejos de, a falta de

Ø  La preposición "cabe" casi no se usa. En su lugar, usamos la locución "junto a".

Ø  La preposición "so" tampoco se utiliza; pero podemos encontrarla en textos de hace tiempo con un significado relacionado con "bajo".

3. LA CONJUNCIÓN

Conjunción es una clase de palabra invariable que une palabras independientes entre sí, o también oraciones. No vine porque llovía. Grité pero no me oyó.

Dentro de las conjunciones  se incluyen las llamadas locuciones conjuntivas: grupos de palabras que realizan la misma función que una conjunción: No llegarás a tiempo por mucho que corras. Estudiaré el examen a fin de que me aprueben el curso.

Clases de conjunciones

Ø Coordinantes. Unen o relacionan oraciones o palabras independientes, de la misma categoría; es decir, que una no depende de la otra, no está subordinada a la otra.

Copulativas

y (e), ni

Disyuntivas

o (u)

Adversativas

mas, pero, sino, sino que, sin embargo, no obstante

Distributivas

ya… ya, bien… bien, ora… ora, sea… sea

Ø Subordinantes. Unen o relacionan oraciones de manera que una depende de la otra, una está subordinada a la otra.

Comparativas

que, como, igual… que, tal… como, tanto… como, más…que, menos… que…

Completivas

que, si

Temporales

cuando, mientras, apenas, en cuanto, antes de que

Causales

pues, como, porque, ya que, puesto que

Finales

para, a que, para que, a fin de que

Condicionales

si, con tal que

Concesivas

aunque, a pesar de que, si bien, por más que

Consecutivas

así, luego, tanto que, conque, tan… que, tanto… que

4. LA INTERJECCIÓN

Las interjecciones son palabras que expresan sentimientos muy vivos, de dolor, de alegría, de tristeza, etc. Podemos decir que son reacciones del hablante que se materializan a través de la palabra. Estas palabras van siempre entre signos de exclamación.
Aunque se trata de una palabra, la interjección se comporta como una oración independiente, es decir, comunica un mensaje completo.

 

¡Ay! tiene una significación plena, equivale a una oración como: ¡me he hecho daño

CLASES DE INTERJECCIONES

Interjecciones Propias Son las verdaderas interjecciones, es decir, palabras que sólo se han creado para expresar emotividad, ¡ay!, ¡uf!, ¡eh!, ¡hala!, etc. y, por lo tanto, sólo pueden ser interjecciones.

Interjecciones Impropias: proceden de otra clase de palabra, nombre, verbo, adjetivo, etc., pero se utilizan como interjecciones. ¡Ojo! ¡Cuidado! ¡Bravo! ¡Magnífico! ¡Oiga! ¡Vaya! ¡Narices! ¡Estupendo! ¡Formidable!

NOTA: No debemos confundir un verbo usado como interjección impropia con un verbo utilizado en una oración exclamativa. Los verbos utilizados como interjecciones pierden su significado original. Cuando yo exclamo ¡anda!, no le pido a nadie que se ponga a andar, es decir, no es posible añadirle un sujeto.
Sin embargo, cuando yo digo:
¡ve!, ¡mira!, ¡calla!, estoy formulando oraciones en las que sólo está el predicado, pero podría expresar el sujeto cuando expreso una exclamación mediante un verbo: ¡ve tú! mirad vosotros!, ¡cállense ustedes!

Locuciones interjectivas son grupos de dos o más palabras que funcionan como interjecciones: ¡Dios mío! ¡Cielo santo! ¡Qué horror!

 

About these ads