RESUMEN DE LAS IRREGULARIDADES

I

R

R

E

G

U

L

A

R

I

D

A

D

E

S

 

De los presentes

Diptongación de la vocal radical (aprieto, muerdo).

Adición de consonante al radical (envejezco, vengo, luzco).

De los presentes y los pretéritos

Debilitación de la vocal radical, (gimo, gimió, sintió).

De los pretéritos

Pretérito fuerte (tuve).

De los futuros

Síncopa de vocal (cabré).

Sincopa de vocal y consonante (haré).

Epéntesis de consonante (tendré).

Se llaman verbos regulares aquellos que no alteran los sonidos de su radical y reciben en cada tiempo y persona la misma desinencia que su modelo.

Son irregularidades verbales las alteraciones producidas en cualquiera de sus partes:

a) La raíz o radical, en algunos de sus sonidos.

Ejemplo: El verbo medir tiene la raíz med-; en la primera persona del presente la conjugación es mido, por lo tanto, se alteró el radical que en lugar de ser med-, es mid- Esa es la irregularidad.

b) La desinencia, cuando no es igual a la del verbo modelo.

Ejemplo: El verbo caber tiene como modelo al verbo temer. El pretérito indefinido del modo indicativo de temer es temí; por lo tanto, el de caber debería ser cabí y todo sabemos que es cupe. Esa es la irregularidad.

Los verbos regulares modelos son amar, temer, partir y sus desinencias son las que hay que seguir para considerar la irregularidad de un verbo.

¿Cómo reconocer si un verbo es regular o irregular?

Primero, hay que conjugarlo en los tres tiempos absolutos: presente, pretérito indefinido y futuro imperfecto, todos del modo Indicativo.

Si el radical permanece invariable en todas las personas de estos tiempos y las desinencias son las que corresponden de acuerdo con el modelo de cada conjugación, entonces el verbo es regular.

Pero, ¡atención! Basta una irregularidad en una sola persona de un solo tiempo, ya sea en el radical o en la desinencia, para que todo el verbo sea considerado irregular.

Ejemplo: El verbo mentir debe seguir las desinencias de partir, además de mantener su raíz ment-, para ser considerado regular. Pero, al conjugarlo en la primera persona del presente, notamos que miento cambia su raíz ment- por mient-. Esa es su irregularidad, aunque en otros tiempos vuelva a su radical primitivo.

El cambio de acento es considerado irregularidad.

Ejemplo: El verbo estar sigue el modelo de amar. Si el presente de amar es amo pronunciado /ámo/, el de estar debería ser esto /ésto/; pero como, en realidad, es estoy /estói/, se ha producido el cambio de acento. Esa es la irregularidad.

No debe considerarse irregularidad, en cambio, la alteración ortográfica. Esto sucede con los verbos que, por razones fónicas, producen alteraciones en la escritura.

Ejemplos: pescar> pesqué; tocar> toquen; delinquir> delinco; vencer> venzo; rezar> recen; dirigir> dirijo; entregar> entregue; avergonzar> avergüence; distinguir> distingo, etcétera.

GUÍA PRÁCTICA PARA RECONOCER LOS TIPOS DE VERBOS IRREGULARES

1) Irregulares de presente: son irregulares en el presente de indicativo, imperativo y presente de subjuntivo.

Ejemplo: acertar (acierto, acierten, acierte).

Otros verbos: conocer, caber, estar, haber, caer, poder, saber, tener, traer, pedir, conducir, sentir, decir, oír, etcétera.

2) Irregulares de pretérito: son irregulares en el pretérito indefinido de indicativo; pretérito imperfecto y futuro imperfecto de subjuntivo.

Ejemplo: andar (anduve, anduviera/se, anduviere).

Otros verbos: dar, estar, hacer, poder, querer, saber, dor- mir, ir, etcétera.

3) Irregulares de futuro: son irregulares en el futuro imperfecto de indicativo y condicional simple.

Ejemplo: salir (saldré, saldría)

Otros verbos: saber, decir, venir, tener, satisfacer, pedir, valer, etcétera.

About these ads