Llevan tilde los pronombres qué, quién/quiénes, cuál/cuáles, cómo, dónde, cuándo y cuánto/a/os/as cuando funcionan como interrogativos o exclamativos, por lo que son palabras tónicas.

 

En otros casos, cuando no funcionan como interrogativos, no llevan tilde.

 

Por tanto, se puede decir que es una tilde diacrítica que se pone para diferenciar estas palabras de otras que son átonas y pertenecen a otras categorías gramaticales pero tienen la misma forma.

 

A continuación, algunos ejemplos de pronombres interrogativos con tilde en oraciones interrogativas directas:

 

¿Qué hora es?

¿Quién ha apagado la luz?

¿Cuál es tu apellido?

¿Cómo has llegado hasta aquí?

¿Dónde está María?

¿Cuándo nos toca?

¿Cuánto te ha costado?

 

Hay otras ocasiones en las que estos pronombres se emplean en construcciones interrogativas o exclamativas indirectas (es decir, en oraciones cuya intención es preguntar o exclamar, pero en las que no aparecen los signos de interrogación o exclamación correspondientes). En estos casos, también son palabras tónicas, y, por lo tanto, al igual que en las directas, llevan tilde. Vemos algunos ejemplos:

 

Dime qué hora es.

Me pregunto quién habrá apagado la luz.

No recuerdo cuál es tu apellido.

No sé cómo has llegado hasta aquí.

A ver si Pedro sabe dónde está María.

Desconozco cuándo nos toca.

Dime cuánto te ha costado.

 

En resumen, los pronombres interrogativos y exclamativos llevan tilde, aparezcan en preguntas y exclamaciones directas o indirectas. Al igual que en los monosílabos, esta tilde nos sirve para diferenciarlos de otras clases de palabras cuya categoría gramatical es diferente.

About these ads