Ésta es una de las preguntas más típicas que los estudiantes de español se hacen a sí mismos y hacen a sus profesores. Somos conscientes de que la respuesta no es fácil y de que el alumno encuentra siempre ejemplos que son difíciles de explicar o de prever. Vamos a tratar de explicar estas diferencias.

 

Por y para vinculados a la causa y la finalidad.

La dificultad del uso de por y para se centra muchas veces en el cruce que se da entre la finalidad, vinculada a la preposición para, y la causa, vinculada a la preposición por. En muchos casos, el estudiante no es capaz de distinguir si estamos ante una situación de finalidad y tenemos que usar para o se trata de una causa y tenemos que usar por.

 

Observemos los siguientes ejemplos:

María compra flores para su madre.                    María compra flores por su madre.

 

En la primera oración, la madre de María es quien va a recibir las flores. Ella, la madre, es lo más importante, el destino o la finalidad de la compra. Sería la respuesta a: ¿Para quién compra María flores?

 

En la segunda oración, lo más relevante es la causa, que sobresale por encima de la finalidad. La razón por la que María compra las flores es su madre. María compra las flores a causa de su madre, quizá porque sabe que a ella le encanta que haya flores en casa o quizá porque desde pequeña le inculcó esta costumbre.

 

Sólo relegado a un segundo plano queda el hecho de que la madre vaya a recibir las flores. Es más, puede suceder que la madre no vaya a recibir esas flores directamente y que María vaya a colocarlas en la casa porque sabe que a su madre le gustan.

 

Esta segunda oración señala la causa y sería la respuesta a: ¿Por qué compra flores María?

 

Si cambiamos el verbo comprar por otro que no funcione bien con un complemento de finalidad, la oración resulta incorrecta con la preposición para. Veámoslo en este otro ejemplo: Juan estudió piano por su padre.

 

Esta oración significa que la explicación o la razón de que Juan estudiase piano fue su padre, que posiblemente le inculcó esta afición o le llevó a clases cuando él era pequeño.

 

Sin embargo, sería incorrecto o incoherente decir: Juan estudió piano para su padre. El padre no puede ser el destinatario o la finalidad del estudio.

 

Tenía la boca en continuo movimiento, ya fuera por las palabras o por el chicle.

 

La causa del movimiento de la boca es el chicle que masca o las palabras que dice.

 

En resumen: Por indica causa / Para indica finalidad

 

Por y para cuando señalan el tiempo.

También encontramos las dos preposiciones para señalar el tiempo en el que transcurre o va a transcurrir una acción:

 

El artículo tiene que estar listo para el jueves.             

Siempre vuelve a casa por Navidad.

 

Cuando utilizamos la preposición para nos referimos a un tiempo exacto, mientras que la utilización de la preposición por indica un tiempo aproximado.

 

En el primer caso el artículo no debe exceder el jueves, que es la fecha límite. Mientras que en el segundo la persona llega a casa en la época de Navidad, pero no se especifica el día determinado en el que llega.

 

En resumen:

Por indica tiempo aproximado / Para indica tiempo exacto

 

Por y para cuando señalan lugar.

Ambas preposiciones vuelven a coincidir en estructuras que señalan el lugar. En estos casos la diferencia resulta bastante clara.

 

Por se utiliza para señalar movimiento, normalmente dentro de un determinado espacio, y para señala siempre la dirección hacia la que se mueve el objeto:

 

Los niños van para el parque.                  Los niños van por el parque.

 

En el primer ejemplo los niños se dirigen al parque. Es decir, se encuentran de camino hacia éste. Mientras que en el segundo los niños están ya dentro del parque, en movimiento, jugando o corriendo.

 

EJERCICIOS

 

A) Coloca la preposición correspondiente ¿Por o para?:

1. Estuvimos corriendo toda la tarde…………………………. el parque.

2. En España…………….Todos los Santos se hacen unos dulces de mazapán que se llaman Huesos de Santo.

3. …………….las nueve estará lista la cena. Antes se servirán unos aperitivos.

4. Las cartas …………………el extranjero se depositan en este buzón.

5. ¡Qué bolso tan bonito! Lo voy a comprar…………….mi hermana. Pronto es su cumpleaños.

6. Nos enteramos de la noticia………los niños. Ellos nos la contaron.

7. Antes de llegar a la cima, cuando subamos…………….la montaña,

te mostraré qué es un eclipse.

8. ………………mi cumpleaños quiero que me compres unos zapatos.

 

B) Selecciona la preposición correcta:

1. La imprenta fue un invento revolucionario para / por la literatura.

2. Ayer por la noche, el Presidente de la Nación, pronunció un discurso para / por el pueblo ante las cámaras de televisión.

3. No creo que eso sea verdad. Para / por mí que se lo ha inventado.

4. No tuvimos que declarar en el juzgado para / por una vecina, que aclaró lo sucedido.

5. Si a Juan no le gusta bailar es mejor que no lo aprenda, para / por lo que puedan decir los demás.

6. Los guerrilleros lucharon para / por su líder, a pesar de que ya había fallecido.

 

En resumen:

Por señala sólo movimiento / Para señala movimiento con dirección y destino

 

Señalando la opinión con por y para.

También podemos dar nuestra opinión, utilizando las preposiciones por y para:

Para mí que Juan sabe la verdad.

Por mí no tiene que decirla.

 

En el primer caso, para mí señala el punto de vista de la persona. Ese para mí se podría cambiar por desde mi punto de vista o en mi opinión. En el segundo ejemplo, por está también señalando opinión, pero está vinculado, como es habitual, a la causa. Por se podría cambiar por: por lo que a mí se refiere o en lo que a mí concierne o por mi causa.

 

About these ads